9º Jornada en Comunicación de Moda: Re – Pensar el Sistema de la Moda

La Carrera de Diseño de Indumentaria de la Universidad de Belgrano, la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, FAIIA, y la Fundación ProTejer invitan a la

“9na Jornada en Comunicación de Moda”

Re – Pensar el Sistema de la Moda

 

El jueves 25 de abril a las 8:45 hs en el Auditorio Urquiza de la Universidad de Belgrano, contaremos con la presencia de tres diseñadores reconocidos, Vero Ivaldi, Gustavo Lento y Belén Amigo.

Los nuevos paradigmas en la comunicación de moda generan cambios en los medios gráficos y virtuales. Enfrentarse a nuevos desafíos y re inventarse se reflejan en los comportamientos sociales, culturales y tecnológicos de la actualidad. Los tres invitados, especialistas en distintas áreas de la industria de la moda hablarán sobre sus experiencias, trayectorias y sus maneras de pararse frente a las nuevas demandas. 

El formato de este encuentro será el de charla/debate y estará a cargo de Angeles Díaz O’Kelly como moderadora. Angeles es diseñadora de indumentaria, comunicadora de moda y docente de la carrera en la UB.

Vero Ivaldi, Diseñadora de indumentaria que supo, a través de su talento capturar la atención del mercado local e internacional, generando colecciones argentinas que se destacan en el mundo por su poética, y experimentación pensando en el cuerpo y la funcionalidad.
Fue distinguida por la Cámara Argentina de la Moda, con el Premio Tijera de Plata en la categoría Diseñador Revelación del año 2000. Fue nominada por la Cámara Argentina de la
Moda, al Premio Tijera de Plata en el rubro Diseño más Original del año 2001. En el 2002 la Fundación Konex, la distingue como uno de los cien artistas más destacados de la última década con el diploma de honor Premio Konex a las Artes Visuales en el rubro Diseño de Indumentaria. Fue la creadora y directora creativa de su marca Vero Ivaldi y participó de muchísimas ediciones del BAF Week.                                                                                              Desde enero 2017 es Coordinadora de BA Moda del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Gustavo Lento, Diseñador especializado en gráfica, indumentaria y textil. Profesor de diseño con más de veinticinco años de trayectoria ininterrumpida de trabajo académico en distintas universidades nacionales e internacionales. Mentor de jóvenes diseñadores emergentes. En su cuenta de IG @lentomodeon analiza varios de los trabajos de sus alumnos a los que evalúa y explora con dicha plataforma contenidos emergentes para diseñadores bajo una mira de diseño prospectivo y anticipativo.

 Jurado de concursos nacionales e internacionales. Integrante del comité de honor académico de la Universidad de Palermo, Argentina. Reconocimiento a la trayectoria docente y a los aportes académicos de la Universidad de Palermo. Profesor en la Universidad de San Andrés. Profesor invitado en Chile, Colombia, Uruguay, Paraguay y Perú.

Belén Amigo, Diseñadora de Indumentaria egresada de la Universidad de Palermo. Creadora y directora creativa de la marca Belén Amigo creada en el 2012. En el 2013 abre su primer local y presenta su primer desfile en el marco de BAFWEEK. A la actualidad lleva realizadas mas de 14 colecciones que se comercializan en su tienda de Recoleta. En el 2017 su local se re- inaugura bajo el nombre de UNIVERSO y la idea de concept store realizando una curaduría de diferentes artistas y diseñadores que abarcan el rubro del arte, el diseño textil, calzado, joyería y cerámica.

Belén Amigo relata diversas historias llenas de poesía, melancolía y una peculiar mirada personal. Se caracterizada por explorar la fusión entre diferentes géneros y ocasiones de uso logrando prendas flexibles y confortables que se adaptan a diferentes cuerpos. Protagonizan las líneas simples con siluetas complejas y bien definidas que re diseñan la figura humana.

 La Invitación es libre y gratuita. Tiene cupo limitado.

Informes e inscripción, jornadas.moda@ub.edu.ar.

Día: Jueves 25 de abril a las 8:45 hs.

Lugar: Universidad de Belgrano -Torre Universitaria – Auditorio Urquiza.

 

 

Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero – Diciembre 2018

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – DICIEMBRE 2018

 

En el mes de diciembre el valor total exportado de prendas de vestir superó los USD FOB 1,2 millones mientras que el volumen ascendió a los 30 mil kilogramos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). Así, las exportaciones de indumentaria continuaron cayendo marcando bajas tanto en valor como en volumen del orden del -43% y -48%, respectivamente, en relación al mes de noviembre de 2018; y del -26% y -32% en relación a diciembre del 2017.

El precio por kilogramo durante diciembre promedió los USD/Kg 41,41 aumentando un +10% en relación a noviembre de 2018 y un +13% con respecto a diciembre de 2017. Asimismo, este precio se encontró alineado con el promedio anual superando a este último por USD/Kg 0,39 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

Estos datos del mes de diciembre cerraron el año 2018 con el nivel de exportaciones más bajo, desde, al menos, los últimos 17 años ubicándose, incluso, por debajo del promedio de los últimos 3 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En efecto, el valor exportado ascendió a los USD FOB 21,3 y el volumen alcanzó los 519 mil kilos. De esta manera, a pesar del nuevo tipo de cambio la caída de las ventas al exterior se ubicó en torno al -35% en dólares y -23% en kilogramos en relación al año 2017.

Cabe resaltar que ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento a salida exportadora.

Por su parte, el valor exportado se contrajo un -59% en relación al año 2015 mientras que comparando con el año 2012  (año en el cual se exportaron más de USD FOB 110 millones, récord para el sector), estas cayeron un -81%. Los precios promedio por kilo de 2018 también evidenciaron una tendencia a la baja cayendo un -15% en relación a 2017.

En suma, dado el achicamiento del mercado interno -que registra un menor volumen de ventas en todos sus segmentos (comercios minoristas, centros de compra y supermercados)-,  el complicado panorama productivo -vinculado a las dificultades de acceso al financiamiento, las altas tasas de interés, el incremento de costos de producción, las intermitencias en la cadena de pagos- y con un aumento de la participación de los productos importados, las exportaciones no han logrado dinamizar la producción de cara a impactar positivamente sobre la industria de la confección local. No obstante, el panorama exportador podría mejorar relativamente en caso de que el nuevo tipo de cambio real se sostenga, impactando positivamente sobre la competitividad precio de nuestras prendas, y este escenario se combine con una batería de medidas de incentivo al consumo y al sector.

Por último, se resalta enfáticamente la importancia de impulsar las exportaciones del sector de la indumentaria: la brecha de precios entre el kilo de indumentaria exportada y el kilo de indumentaria importada deja en evidencia el alto contenido de valor presente en las confecciones argentinas, particularmente en materia de diseño. En rigor, el precio por kilo exportado del 2018 rondó los USD/Kg 41,02 mientras que el precio por kilo de la mercadería importada promedió los USD/Kg 22,24.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que, por su parte, la AFIP comenzó a publicar datos más completos por lo que a partir de enero 2019 comenzaremos a utilizarlos de cara a mejorar la calidad de la información.

Desde Aquí podrán acceder al anexo estadístico

 

Eventos y Ferias de Moda – Indumentaria – Calzado en Argentina: Marzo/Agosto 2019

CALENDARIO EVENTOS Y FERIAS DE MODA/INDUMENTARIA/CALZADO – MARZO/AGOSTO 2019

Marzo 

BAFWEEK – XXIII BAF WEEK BUENOS AIRES PRIMAVERA – VERANO

6 al 8 de marzo

Centro Convenciones Buenos Aires

www.bafweek.com.ar

25º EXPOSICIÓN MAYORISTA DE INDUMENTARIA GOLD FASHION OTOÑO/INVIERNO

12 al 13 de marzo

Hotel Savoy – Rosario

revistagoldfashion@yahoo.com.ar

EXPOSICIÓN DE LA MODA Y DE LAS MANUFACTURAS DEL CUERO Y AFINES DE LA REPÚBLICA ARGENTINA – CEMCA 83

13 al 16 de marzo

La Rural

www.cuerocima.com.ar

ABRIL

EMITEX  – 24º SALÓN DE PROVEEDORES PARA LA INDUSTRIA DE LA CONFECCIÓN 

9 al 11 de abril

Centro Costa Salguero

www.emitex.com.ar

MAYO 

8º EXPO 15 & BODA

4 al 5 de mayo

Sheraton Mar del Plata Hotel

www.labodamdp.com

63º EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE PROVEEDORES DE LA INDUSTRIA DEL CALZADO Y MANUFACTURAS – EXPOCAIPIC PRIMAVERA/VERANO 

14 al 16 de mayo

Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires

www.caipic.org.ar

JUNIO

EFICA 101 TEMPORADA PRIMAVERA – VERANO

23 al 25 de junio

Centro Costa Salguero

www.calzadoargentino.org.ar

JULIO

XXXVII EXPOSICIÓN DEL CALZADO DE LA REGIÓN CENTRO – EXICAL PRIMAVERA/VERANO

Fecha a confirmar

Forja Predio Ferial – Santa Fé

www.calzadosantafe.org.ar

exicalcba@gmail.com

AGOSTO 

XXV EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE FRANQUICIAS, LICENCIAS, EMPRENDIMIENTOS Y NEGOCIOS

28 al 30 de agosto

La Rural

www.franquiciasynegocios.com.ar

 

 

 

Entrevista al presidente de la CIAI: “Desde que el dólar llegó a $40 se paralizó el sector”

La actividad económica está muy fría, demasiado, y dentro de este contexto uno de los sectores más golpeados es el de Indumentaria.

Según los datos del rubro, los últimos tres años han sido los peores de su historia, con una caída en las ventas cercanas al 30% en unidades durante 2018 y una capacidad industrial ociosa que en la actualidad alcanza el 50 por ciento.

Así, se perdieron en ese lapso unos 17.000 empleos formales, que se deben multiplicar por tres en el segmento informal.

Al respecto, la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) informa que hoy existen 10.000 pequeñas y medianas empresas vinculadas a la confección de prendas, que se venden en unos 250.000 locales. De hecho, toda la cadena textil, indumentaria y calzado emplea a unas 400.000 personas.

Cámara de Indumentaria: “Desde que el dólar llegó a $40 se paralizó el sector”

Claudio Drescher, presidente de la CIAI, charló mano a mano con iProfesional para contar la dura realidad del sector, a la que califica de “crítica”, y sentenciar que uno de sus grandes problemas es que el país no tiene política económica, ni cambiaria, algo que genera que “no exista un precio de referencia para salir al mundo”.

Incluso, cuestiona que algunos funcionarios piensen que “el país pueda sostenerse sin industria”.

-¿Cómo es la realidad de su sector?

-De acuerdo a los números del INDEC y datos macroeconómicos, queda claro que el sector textil y de indumentaria es el más golpeado de la economía argentina en los últimos tres años, la pasamos muy mal. La dimensión de la crisis es extremadamente profunda, crítica diría, y trajo aparejado varios centenares de convocatorias de marcas (incluso muchas conocidas) e instancias de cesación de pagos. De hecho, en talleres de menos de 50 personas pasan a la informalidad para achicar costos y ser más competitivos de alguna manera, pero fuera del sistema económico.

-¿Cuáles son los motivos para haber llegado a esta situación?

-El principal motivo tiene que ver con una baja de consumo, porque hay una disminución notoria en la capacidad de compra de la población por la caída de los ingresos que trajo aparejada la elevada inflación. Esto se multiplica cuando se trata de productos, como los nuestros, que no son imprescindibles para vivir.

Después otra causa es el incremento de las importaciones en los últimos tres años, que subieron 100% en ese plazo. Por ejemplo, todas las grandes marcas deportivas, sin excepción, importan y han cerrado fábricas locales históricas que habían incorporado la última tecnología.

A esto se agrega que tuvimos al peso apreciado durante un tiempo muy largo, el turismo argentino produjo un déficit comercial muy severo. Por ejemplo, en 2017, dentro del gasto en el exterior de u$s10.000 millones, unos u$s2.000 millones significó la compra de indumentaria en Chile o en otros destinos.

La combinación de estos tres factores generó una baja severa en las ventas, a lo que se le suma las tasas de interés que llegaron a estar entre 60% a 75%, y  en los  descubiertos que alcanzaron un nivel mayor, que consiguieron la asfixia financiera de empresas de todos los tamaños, pagando tasas surrealistas, imprimiendo una presión de subsistencia a miles de compañías, porque no hay sectores económicos productivos/industriales que hayan crecido en este período.

-¿Hubo algún cambio en el consumo por la crisis y empresas que se vieran beneficiadas por ello?

-La verdad que no porque no es que las firmas de bajo precio prevalecieron. En realidad los sectores de menos ingresos son los más afectados por la crisis. En cambio, mucha gente dolarizada o que le fue bien con los negocios financieros aumentó su capacidad de compra. Después de la devaluación, hoy se vende más en los sectores de alto precio, y están más afectados los centros comerciales de los sectores asalariados. Es decir, por ingresos, expectativas o incertidumbre, todos los sectores estuvieron paralizados en el último semestre, que fue muy malo. Cuando el dólar llegó a $40, el mercado se paralizó y sigue así hasta el momento.

-¿Cuál considera que es el problema de fondo para que su sector sea el más golpeado de la economía más allá de la crisis?

-El problema de fondo es que muchos sectores estamos esperando un cambio de rumbo, donde se entienda que el mercado interno representa el 70% del PBI y que no va a haber crecimiento de la economía, ni brotes verdes, si no hay señales de mayor poder de compra de la población. No va a haber magia.

Damos la bienvenida a que el 2019 sea el año de la exportación, Argentina tiene que salir a exportar, pero no conocemos países que hayan sido sustentables sin combinar esto con el desarrollo de su mercado interno.

-¿El Gobierno les brindó alguna clase de apoyo?

-El ministro de Producción tiene una actitud muy positiva respecto a nuestro sector, se han armado mesas de trabajo muy amplias que abarcan todos los aspectos de nuestro rubro: laborales, calidad, internacionalización, formalización, financiación, entre otras. Ahí sí notamos un cambio muy sustancial. Por lo menos el ministro entiende la importancia del sector y su volumen.

Son acuerdos sectoriales y mesas de trabajo. Nosotros agregamos otros temas más a tratar, como la baja de la tasa de interés para la financiación, líneas de crédito para inversión y refinanciación de pasivos impositivos. Ahora falta un cambio en la política económica.

-Por como viene el panorama, ¿piensa que este año va a haber una mejora económica o cambio de rumbo?

-No, me parece que el Poder Ejecutivo está diciendo que va a seguir el mismo camino. Hay cosas que se dicen que después, por suerte, se pueden cambiar. Estamos esperando que se cambien. En el fondo hay un tema conceptual que es el eje de discusión para entender hacia dónde vamos: ¿Este país puede crecer y solventarse sin industria? A mí me parece que hay sectores, economistas y analistas dentro y fuera del Gobierno que cree que esto es posible.

Que demuestren con números, porque hablan de Vaca Muerta, de energía, del litio, de la producción agropecuaria, pero están imaginando un país de 45 millones de habitantes que se pueda sustentar sin desarrollo industrial, dándole eje a servicios y desarrollo informático, en fin, cosas que no creo que vayan a desarrollar la economía argentina, como las cervecerías artesanales. Ahí hay una posición, se empieza a ver más claro y hay funcionarios que ya lo están diciendo.

-¿Por qué considera que algunos funcionarios tienen esta postura?

-Piensan que la Argentina no puede dar la batalla competitiva en el campo industrial. Primero hay que dar una discusión, ver si es factible el plan sin industria, y cuánto se puede desarrollar el país. Yo creo que no es factible.

-¿Piensa que es competitivo su sector?

-Cuando un país tiene 200 años de historia en industria textil, cuando posee diseñadores por miles que tienen un nivel técnico muy superior al promedio de América Latina, que se destacan. Las marcas argentinas de indumentaria son líderes desde México para abajo, en su nivel de diseño y diferenciación. De hecho, Buenos Aires es una ciudad relacionada a la moda, tiene un atractivo muy fuerte. Es una ceguera hacer volar 400.000 empleos pensando que si traemos ropa china vamos a ser más felices, me parece un suicidio que esa gente deba dedicarse a otra cosa. Es un absurdo. La industria de indumentaria no es un problema en Argentina, es una oportunidad que deberían asumir los gobiernos y ver que cuentan con un potencial.

Por ejemplo, Portugal tiene 11 millones de habitantes y exporta u$s4.500 millones en indumentaria y textil. En cambio, la Argentina exportó en todo 2018 unos u$s20 millones. Es decir, se puede generar empleo intensivo con buenos salarios. Otro caso es el segundo exportador de ropa luego de China, que es Italia, con productos de altísimo precio, es un generador de riqueza. Por eso, mucha gente hace análisis superficiales indicando que en China un jean cuesta u$s7 hacerlo y en Argentina u$s22, y que por eso “no sirve”. No es así, porque en Italia vale u$s38 realizarlo, sin embargo lo exportan igual. El tema es tener diseño, branding, concepto, distribución.

-¿Por qué la misma industria local todavía no aprovechó esta oportunidad para exportar diseño?

-Si uno va a un Centro Comercial en Argentina uno ve varias marcas de primer nivel, que pueden llegar a tener una calificación de 7,5 puntos sobre 10. Algunas han salido al mundo, pero cuando tenés un país que no tiene política económica ni cambiaria, no existe un precio de referencia por la variación que tiene el dólar. No hay una política de Estado que impulse exportar las producciones industriales. La batalla está ahí. Por ejemplo, Corea, hace 40 años no tenía una imagen productiva, en cambio hoy compramos marcas de allí.

Un caso claro es al pedir un crédito, en Europa se paga de interés 3% anual en euros, en cambio acá si quiero ampliarme y pedirle plata a un banco me cobran 70% al año en pesos, es imposible. Ésta es una de las causas de por qué la industria no crece o no se internacionaliza, es un país esquizofrénico. No hay herramientas de crecimiento sustentable, ni políticas para hacerlo. Los intentos deben ser durante décadas para que el país funcione. El Gobierno debe ver las oportunidades y fomentarlas. Por eso, el tema del libre mercado es para los países desarrollados, porque ellos ya tuvieron su etapa de crecimiento. En cambio acá, si el Estado no interviene, no tenemos fuerza o masa crítica para producir el cambio.

Igualmente, las pymes siempre invierten porque se hicieron con capital propio, las grandes empresas no lo hacen. El país fue una fiesta financiera, con un dólar estable y una tasa al 60%, ¿quién va a invertir si puedo ganar más plata con el carry trade?

-Con el salto que tuvo el dólar el año pasado, ¿no es negocio exportar?

-El mundo no te está esperando, lleva años abrir un mercado en el extranjero. Si no sé qué va a pasar, y el peso se aprecia en los próximos seis meses por ser un año electoral, voy terminar saliendo al mundo con un precio en dólares que no lo voy a poder sostener.

-¿Por qué en el extranjero, por ejemplo, una remera de primera marca se puede conseguir a menos de u$s10 ($400) y acá una similar se vende al doble o triple de precio?

-No es el valor real del costo que tiene, son los valores de los saldos, donde se ponen precios que no tienen nada que ver con el valor real para comercializarlo. Si uno quiere comprar la colección nueva, se pagará lo mismo o más caro que acá, que puede llegar hasta los $1.800. Igual, en Argentina hay varios impuestos y las tarjetas de crédito cobran al comercio alrededor de 14,9% por dar financiamiento. De hecho, 45% de un precio acá son impuestos y financiación. Todo lo que se hace es más caro. Y a todo eso hay que agregarle un tema de escala de ventas, si hago 100.000 remeras en Bangladesh, como ocurre en otros países, me va a salir mucho más barato que pedir 1.000 como en nuestro caso.-

Fuente: iProfesional 

 

INFORME IMPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO – SEPTIEMBRE 2018

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –SEPTIEMBRE 2018

 

En el mes de septiembre las importaciones de indumentaria mostraron una disminución considerable en comparación con meses anteriores y con el mismo mes del año pasado: -20% en dólares y -2% en kilogramos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). En rigor, se registraron un total de USD CIF 35,6 millones y 1,58 millones de kilos.

De esta manera, comenzaron a plasmarse en las cifras de compras al exterior los frutos de la fuerte devaluación de los últimos meses. En otras palabras, el encarecimiento relativo de las prendas importadas y la incertidumbre con respecto a cuál será el tipo de cambio efectivo al momento de saldar el pago de la importación, impactaron a la baja sobre valores y volúmenes importados. No obstante, vale aclarar que el valor de importación se encuentra aun por encima del registrado en septiembre de 2016 (+4%) así como también el volumen (+23%).  

El precio por kilo, por su parte, promedió los USD/Kg 22,56 verificando la compra de mercadería un -19% más barata en comparación con septiembre de 2017 -en el que el precio promedio registrado cerró en USD/Kg 27,78-.

Con estas cifras, el acumulado anual de enero a septiembre de 2018 alcanzó los USD CIF 413,7 millones y 19 millones de kilogramos con un precio promedio por kilo de USD/Kg 21,79 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Por tanto, a pesar de la caída del mes de septiembre, el período comprendido por los primeros nueve meses del año cerró con aumentos de compras al exterior del orden del +15,6% en valor y +23,8% en volumen en relación al mismo período del año anterior (y un +98% y +150%, respectivamente, en relación a enero-septiembre de 2015).

Para los próximos meses se espera que el nivel de importaciones continúe cayendo al calor de estos nuevos precios relativos, es decir, al menos hasta que la devaluación se traslade en mayor medida a los costos de producción. 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos.

DESDE AQUÍ PODRÁN DESCARGAR EL ANEXO ESTADÍSTICO

 

Conferencia de Prensa: Cadena de Valor Textil – Indumentaria – Calzado

DECLARACIÓN DE LOS SECTORES VITALES

SOMOS UNA OPORTUNIDAD

La actualidad de la cadena de valor textil – indumentaria y de la cadena de valor del cuero-calzado y marroquinera es compleja y difícil. Esta situación, que se manifiesta en una prolongada crisis de nuestro nivel de actividad, se explica por la coexistencia de varios factores que resultaron ser una mezcla explosiva para la actividad industrial de nuestros entramados productivos. El principal de todos ellos es una profunda retracción de la demanda como producto del deterioro del poder adquisitivo de la población. En segundo lugar, una persistente presión de las importaciones que provoca una sensible pérdida de participación sobre el reducido mercado local.En tercer término, una fuga de consumidores hacia mercados externos como consecuencia de un persistente proceso de emisión de turismo de residentes. Este último fenómeno, puede concebirse como un proceso de exportación de consumo y, por su magnitud, se ha convertido en un verdadero flagelo erosionante del nivel de actividad sectorial.

El impacto de estas fuerzas se expresa en la disminución del nivel de actividad que ha provocado recortes en las horas trabajadas, suspensiones y despidos de puestos de trabajo hasta el cierre de líneas de producción y de fábricas.

Interpretamos que la continuidad de este escenario pone en riesgo a nuestros entramados industriales y con él a los más de 500 mil puestos de trabajo directos que nuestras cadenas emplean.

Sobre esta situación, en el día de ayer, el Ministerio de Producción de la Nación ha anunciado una serie de medidas y líneas de acción que van en el sentido correcto para revertir este proceso recesivo aunque la gravedad del diagnóstico requiere que este espíritu de trabajo conjunto permita de forma urgente y mancomunadamente concebir, diseñar e implementar un plan integral de desarrollo industrial de nuestras cadenas de valor.

Asimismo, entendemos que debemos realizar un diagnóstico correcto que aporte claridad por encima de la coyunturay ayude a tomar las decisiones apropiadas para revertir eldaño provocado y nos permita recuperar el sendero de crecimiento y de desarrollo sectorial.

Se nos acusa de no ser competitivos y esa afirmación es de una falsedad absoluta. Nuestras plantas industriales tienen niveles de eficiencia y productividad de clase mundial. Contamos con la mejor tecnología de producción, excelente nivel de recursos humanos y la completitud de eslabones en nuestras cadenas de valor desde los insumos básicos hasta el producto final.

Ahora bien, lo que producimos eficientemente en nuestras plantas soporta la carga de los factores que estructuran la no competitividad sistémica de la economía argentina, como son: fuerte presión tributaria; altas tasas de interés; servicios financieros raquíticos y caros; concentración de los canales de comercialización, renta inmobiliaria exacerbada; costos logísticos y de energía por encima de los de la región, etc.

Por ello, un diagnóstico correcto debe incluir la identificación de la falta de competitividad sistémica de la economía argentina, la cual debe ser resuelta por las políticas públicas. Los trabajadores y los industriales no somos los culpables de esta situación, somos los principales afectados. Pues debe quedar claroy explícitamente indicado que ni nuestros industriales ni nuestros trabajadores definen la asfixiante carga fiscal, ni las altísimas tasas de interés que son ya incompatibles con la lógica de la producción, como tampoco definen los desmesurados cuadros tarifarios que nos impactan por la doble vía del incremento de los costos de producción y por la erosión del ingreso disponible de nuestros trabajadores, afectando el nivel de demanda, entre tantos otros factores que se dirimen en el campo de las políticas públicas, todos ellos fundamentos que hacen quelo que eficientemente producimos al interior de nuestras plantas industriales llegue a precios no competitivos a nuestros consumidores.

Estamos de acuerdo con que Argentina necesita una economía integrada al mundo, y que este nos ofrece oportunidades si lo manejamos inteligentemente, pero para que esta inserción resulte virtuosa, los industriales nacionales y sus trabajadores deben competir en igualdad de condiciones.

En estasituación, Argentina corre el riesgo de la primarización y una parte importante del mundo nos quiera como simples proveedores de materias primas. Nuestro objetivo, dicho en forma clara y directa, es agregar valor para no tener que importarlo pues las divisas que se ahorran valen lo mismo que las obtenidas por la exportación o que las que provienen del endeudamiento externo.

Si queremos una industria competitiva, es imprescindible que el Estado también lo sea. Se debe encarar rápidamente la solución a los diversos problemas de aptitud que nuestro país arrastra desde hace años en su economía, ese es un camino obligado para lograr la competitividad del sistema económico nacional.En la medida que vayamos resolviendo este desafío, Argentina podrá iniciar un proceso gradual de competencia externa sin poner en riesgo su entramado productivo, ni el empleo de sus trabajadores.Mientras no alcancemos estas metas, no habrá productividad posible, por más organización y tecnología de última generación que se posea que, produciendo en nuestro país, pueda compensar los sobrecostos de la economía argentina.

En este aspecto, la política comercial cumple un rol central y debe estar orientada a una correcta administración del comercio basada en la aplicación de todos los instrumentos que se despliegan bajo las disposiciones de la Organización Mundial del Comercio y que habilitan a la implementación herramientas arancelarias y de normas técnicas, no solo orientadas a facilitar las importaciones sino replicando de manera exitosa a como éstas se utilizan de manera intensiva en las economías más desarrolladas del mundo.

Es por eso que, para recorrer este período de transición, la cadena de valor necesita desplegar una agenda de competitividad que ambicione el desarrollo industrial del sector en todo su potencial. Al tiempo de fortalecer su inserción internacional y que incentive y facilite la actividad de articulación entre los distintos eslabones de nuestras cadenas de valor.

Con ese objetivo, los sectores del trabajo y de la producción nacional que integran esta declaración, solicitamos una inmediata convocatoria de las mesas sectoriales que funcionan en el ámbito del Ministerio de Producción de la Nación que habiliten la implementación urgente de un plan de estabilización del nivel de actividad de nuestros  entramados productivos que, al tiempo, nos permita preservar los puestos de trabajo y cuyos lineamientos se anexan a la presente y que permitirán, al menos en parte, reparar el daño provocado por un entorno macroeconómico que ha venido erosionando a la actividad manufacturera nacional.

Esta agenda propositiva de trabajo cumple con las aspiraciones y genera la sinergia de la unidad de las cámaras empresariales y de las asociaciones gremiales que integran la cadena de valor. De esta manera, las entidades que integramos esta declaración expresamos de manera manifiesta el acuerdo sobre la actual agenda de propuestas de políticas públicas orientadas al fortalecimiento de nuestro sector que debe ocupar un rol central en la agenda del desarrollo nacional.

En este sentido, dada la difícil situación por la que atraviesan los eslabones de nuestro entramado productivo, apelamos a los esfuerzos del gobierno nacional para que se proceda a la rápida implementación de las medidas referenciadas en el anexo a la presente declaración.

Con la implementación del paquete de medidas que se proponen, en los próximos 10 años, tenemos todo el potencial para fijarnos como objetivo duplicar el nivel de actividad industrial alcanzado en el año 2015,  replicar un comportamiento inversor como ya hicimos en los últimos años-que supere los U$S5.000 millones en bienes de capital e infraestructura productiva-, alcanzar el millón de empleos sectoriales y superar la barrera de los 2.000 millones de dólares en exportación de valor agregado sectorial al final de la década.

Por muchos años, en la arena pública se nos identificado como sectores sensibles, sin embargo, nosotros nos consideramos sectores productivos vitales para el desarrollo económico y social de nuestro país.

Nos consideramos vitales para el desarrollo industrial.

Nos consideramos vitales para la generación de empleo industrial de calidad.

Nos consideramos vitales para irradiar la cultura del trabajo.

Nos consideramos vitales para el desarrollo regional

Nos consideramos vitales para dinamizar a nuestro mercado interno.

Nos consideramos vitales para insertar valor agregado nacional al comercio global.

Nos consideramos vitales para combatir los dos grandes flagelos que afectan a nuestra estructura social y económica como son la pobreza y la desocupación.

En efecto, tenemos por delante el desafío de reducir la pobreza y la desocupación, que es una deuda moral de todos hacia el pueblo argentino.

Estamos convencidos que la generación de trabajo industrial es la mejor herramienta para cumplir con este objetivo y afirmamos que nuestras cadenas de valor poseen características distintivas e irremplazables que resultan estratégicas para combatir estos flagelos.

Es nuestra obligación como sociedad generar las condiciones apropiadas e incorporar la totalidad de nuestro pueblo a la fuerza laboral, que redundará en un mercado de consumo más equitativo, vigoroso y de mayores oportunidades para todos los argentinos.

 

 

 

Búsqueda de personal de Costura

Empresa de confección de indumentaria deportiva se encuentra en la búsqueda de:

COSTURERAS/OS
INDUMENTARIA DEPORTIVAweb-visual-univers_1380898807818_LACOSTURERA_UNIVERS

Requisitos:
Manejo máquinas recta, overlock, tapacostura, cinturera, multiaguja, atracadora.

Exp min 2 años costura de prendas deportivas.

Resida en zona San Martín o alrededores.

Jornada de trabajo Lu a Vie 7 a 16 hs.

Contrato de Trabajo Plazo Fijo 3 meses.

Incorporación Inmediata.

Comunicarse tel L a V 8 a 15 hs. 5197-9231

 

Búsqueda de Asistente de Ventas

FADI se encuentra en la búsqueda de Asistente de Ventas.

Edad: hasta 30  años

Tareas:

  1. Llamadas telefónicas potenciales.         FADI
  2. Colaboración con el personal de ventas.
  3. Ingreso de datos al SISTEMA TANGO
  4. Preparación informes de ventas.
  5. Tareas administrativas varias.
  6. Otras.

Los interesados deberán enviar su C.V a la siguiente dirección: administracion_taller@fadi.com.ar

Búsqueda de Asistente de Ventas

 

Búsqueda de Ejecutivo de Venta Mayorista

LOGO REVER PASS OKBuscamos perfiles con sólida experiencia en el rubro de indumentaria (requisito excluyente), con cartera de clientes y movilidad propia.

Tendrá a su cargo el desarrollo de zonas y cartera de clientes multimarca y franquicias, atención y seguimiento de clientes activos, cumplimiento de objetivos de venta, elaboración de estrategias comerciales, reportes de gestión e informes.

Serán competencias necesarias para el puesto un marcado perfil comercial, capacidad de trabajo en equipo, toma de decisiones, disponibilidad para viajar al interior del pais, de ser necesario y manejo de paquete office. Conocimientos en software Lince serán valorados.

Interesados que se ajusten al perfil, pueden enviar su CV por mail a empleos@reverpass indicando sus pretenciones salariales.