Informe de importaciones de prendas de vestir: Enero – Octubre 2017

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

MES DE OCTUBRE 2017

Las importaciones registraron un fuerte crecimiento en el mes de octubre superando los USD 45 millones en el mes y muy próximas a alcanzar los 2 millones de Kg. en términos de volumen. Estos incrementos representaron un 72% más valor importado en dólares y un 112% en volumen en relación al mismo mes del año 2016.

De esta manera, a diferencia del mes de septiembre, los volúmenes mostraron un crecimiento a un ritmo más elevado que los valores de importación. Esta diferencia entre el incremento en dólares y en kilaje estuvo fundada en una caída del precio promedio de importación que pasó de los USD 28,1 en octubre de 2016 a USD 22,9 en octubre de 2017, es decir, un 19% de baja interanual del precio por kilo en el mes.

De los quince países de origen que integran el ranking mensual (ver página 5 del Informe adjunto), China representó el 52% del valor total y el 69% del kilaje. Por su parte, los cinco primeros representaron el 76% del valor total y el 81% del volumen importado. De los datos detallados en el Informe adjunto se infiere que China superó ampliamente su participación a la registrada el año pasado más que duplicando, además, el monto y kilaje

En cuanto a los precios promedio de las importaciones, estos han variado ampliamente dependiendo del país pero sin una clara tendencia definida. Se destaca la caída de los precios de China, el sudeste asiático y Uruguay y el aumento de orígenes como Perú y Paraguay (ver página 4 del Informe adjunto).

Las posiciones arancelarias que concentraron el grueso de las importaciones del mes son las de temporada, como los bañadores masculinos, pantalones de algodón masculinos y femeninos, las camisetas y T-shirts, camisas, blusas femeninas de fibras sintéticas, sweaters de fibras sintéticas y camisas masculinas de algodón (ver Cuadro Nº5 del Informe adjunto). Cabe resaltar que los bañadores masculinos más que cuadruplicaron el monto total ingresado en relación al año 2015 mientras que los pantalones masculinos de algodón triplicaron el monto superando -ambas partidas- los USD 4 millones en el mes de Octubre.

PERÍODO ENERO-OCTUBRE 2017

Durante los diez primeros meses del año se importaron prendas de vestir por USD 403 millones, es decir, un 28% más que en el mismo período del año anterior. Con respecto al volumen de importación, se alcanzaron los 17,3 millones de kilos, es decir, un 55,5% más que el año pasado. El precio por kilo resultante promedió los USD 23,3, todavía muy inferior a los USD 28,3 del 2016 (ver página 1 del Informe adjunto).

Cabe remarcar que tanto el valor como el volumen importado en el período supera lo registrado en el mismo período de, al menos, los últimos 17 años (ver página 2 del Informe adjunto).

El ranking de los países de origen del período no mostró grandes sorpresas: China conserva su participación mayoritaria aunque logró aumentarla en 5p.p. y 7 p.p. en volumen entre el 2016 y el 2017. En efecto, las compras desde China en dólares alcanzaron un peso del orden del 57,5% y alrededor del 71% del volumen. India, el segundo del ranking acumulado, se mantuvo en niveles similares de participación que el año pasado al igual que Vietnam.

Los primeros cuatro países del ranking (China, India, Vietnam y Perú) representaron el 75% del valor total importado mientras que el resto de los once países incluidos en los primeros 15 puestos alcanzaron un peso del orden del 18%. Se destaca, asimismo, que la mayoría del resto de los países del ranking mantuvieron o disminuyeron su participación a excepción de Paquistán y Colombia aunque con escasa participación sobre el total (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto).

En relación a los precios promedio, los más altos fueron los de mercadería proveniente de Uruguay (USD/Kg 86,1) seguido con Perú, Tailandia, Vietnam y Sri Lanka, todos ellos con precios promedio superiores a los USD/Kg 40.  El precio más bajo registrado correspondió a China que no superó los USD/Kg 19, muy por debajo del promedio total del período: USD/Kg 23,3.

Al analizar las posiciones arancelarias ingresadas entre enero y octubre de 2017, se continúa reflejando cierta estabilidad en cuanto a la composición de las importaciones de prendas. A su vez, se destaca que los diez primeros productos representaron el 47% del total importado en dólares encabezando dicho ranking los abrigos de fibras sintéticas (los demás), seguido por los sweaters de fibras sintéticas y los pantalones masculinos de algodón. Los precios promedio de las principales categorías de importación registraron también un baja considerable en línea con la tendencia general (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

El incremento de las compras al exterior de prendas resultó considerable en la mayoría de los productos tanto en valor como en volumen. En esa línea, agrupando los productos en rubros, se evidencia que los abrigos en general continúan siendo la prenda más requerida (21,5% del total) y en segundo lugar, los pantalones (18%). De esa forma, se corrobora una vez más que los grandes aumentos interanuales en  valor  absoluto  en dólares también corresponden a las primeras posiciones del ranking (ver Gráfico Nº4 del Informe adjunto).

En cuanto a los países de origen de esta mercadería, se observa la presencia de China como primer origen de los principales productos de importación particularmente en el caso de los abrigos y los sweaters. La excepción ha sido, únicamente, en el caso de los vestidos, rubro en el cual India logró el primer lugar con el 41% del total de vestidos ingresados (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto).

Haciendo click en “Descargar” podrán acceder al anexo estadístico.

 

Semáforo estado de la industria Argentina de confección de indumentaria – Diciembre 2017

Ropa: vuelven a acelerarse las importaciones, que trepan 30,7% en dólares y 25,3 % en volumen

La producción local, además, cayó casi 6%. Por otro lado, las exportaciones aumentaron un 32,7%. Se mantuvo estancada la facturación de indumentaria en shoppings y comercios, mientras creció 3,3% la venta en supermercados.

Según la nueva edición del Semáforo de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) correspondiente a diciembre, volvieron a acelerarse las compras de ropa en el exterior. Así, las importaciones medidas en dólares avanzaron 30,7% entre septiembre de 2016 y septiembre de 2017, mientras que en volumen físico crecieron 25,3% en el mismo lapso.

Por otra parte, el Semáforo de diciembre revela que la producción local de ropa retrocedió un 5.8% entre el II trimestre de 2016 y el mismo período de 2017, aunque las exportaciones entre ambos septiembres mostraron un fuerte repunte del 32,7%. En lo que respecta a ventas dentro del mercado interno, comparando el noveno mes de cada año, hay dos indicadores que muestran estancamiento: se trata de las ventas en shoppings (+0,1%) y las ventas en comercios minoristas (0%), mientras que la facturación de ropa en supermercados avanzó 3,3% en el período.

En lo que respecta a las variables de empleo en el sector, la industria de la confección redujo en 3325 personas el número de asalariados en blanco entre el I trimestre de 2017 versus igual período de 2016, mientras que se estima un retroceso de 30.000 puestos informales de trabajo entre 2016 y 2015.

El precio de las importaciones de ropa, por su lado, creció en un año un 4,3% si se considera septiembre 2017 contra igual mes del año pasado. Por otra parte, en la Ciudad de Buenos Aires el precio de la indumentaria creció en un año un 18,2% (considerando octubre de este año con respecto a octubre de 2016). Y el tipo de cambio real contrastado con el de China, entre ambos octubres, bajó 3, 6% (recordando que, cuanto más se reduce, más retrocede la competitividad argentina).

En lo que respecta a los indicadores generales, el Semáforo de diciembre informa que la tasa de interés para el financiamiento en cuenta corriente de las pymes ascendió en octubre último a 34,8%, mientras que el costo de la energía eléctrica acumuló en CABA un 92,1% de aumento entre octubre 2017 e igual mes de 2016. La nafta súper, entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017, aumentó su valor un 38,7%, mientras que el poder adquisitivo de los empleados formales creció 3,3% entre ambos octubres. Finalmente, la confianza del consumidor en noviembre, respecto del mes de octubre, se estancó (0%), y las expectativas del mercado en octubre para el crecimiento del PBI, marcó un valor de 2,9%.

Sobre el Semáforo de la Indumentaria Argentina

El Semáforo de la Indumentaria Argentina desarrolla 18 variables con los principales números del sector. A comienzos de cada mes brindaremos esta herramienta actualizada a los medios de comunicación y a la opinión pública, de modo de contar con una fuente de información confiable y permanente sobre la actividad.

 

Semáforo diciembre 2017

 

Informe de exportaciones de prendas de vestir: Enero – Septiembre 2017

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

En el período enero-septiembre de 2017 se registraron exportaciones de prendas de vestir por USD 20,4 millones y los 455,8 mil kilos. Los precios por kilogramo de las prendas exportadas, por su parte, cayeron un 2,3% interanual en los primeros 9 meses del año ubicando al precio promedio en torno a los USD 44,7 por kilo. Estas cifras reflejan que continuó la tendencia a la caída de las ventas al exterior de prendas de vestir (en valor la caída alcanzó el 11,8% mientras que en volumen esta fue del 9,8%; ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

No obstante, es importante remarcar que se evidenció cierta desaceleración en la caída al incorporar el mes de septiembre al período considerado debido al importante incremento evidenciado en dicho mes. En rigor, las exportaciones se incrementaron notablemente superando con creces el promedio de meses anteriores aunque aun por debajo de lo registrado en el año 2015 (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

Como solemos reflejar en el presente Informe, la indumentaria argentina se ha históricamente caracterizado por focalizar las ventas en el mercado interno. Es por esto que las exportaciones suelen ser menores a las realizadas por otros sectores productivos. Dicho esto, resulta relevante el hecho de que los montos y volúmenes exportados en este período –a excepción del mes de septiembre- hayan sido los más bajos los años 2001 y 2002 (ver Gráficos Nº1 y Nº2).

Entre los principales factores que han explicado, en buena medida, estos bajos niveles de exportación durante el año se señalan:

  1. La tendencia a la apreciación real del peso impactando a la baja sobre la competitividad-precio durante el año 2016 y durante el primer semestre de 2017 aunque fue levemente suavizada entre los meses de mayo y septiembre. En efecto, la moneda local sufrió una devaluación del 12,3% entre el 30 de septiembre de 2017 y el último día hábil de abril.
  2. Si bien con cierta tendencia a la desaceleración, el incremento de los costos de producción licuó cierta ventaja del tipo de cambio: aumento de tarifas energéticas, del precio de los combustibles (logística), alquileres y altas tasas de interés que encarecieron el financiamiento, entre otros.
  3. Las compras de indumentaria por parte de nuestro principal socio comercial –Brasil- se redujeron fuertemente en el período (aunque presentan ciertos indicios de recuperación en el mes de septiembre).

A este último respecto, las exportaciones a Brasil cayeron un 33% en dólares y en kilos en enero-septiembre (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto). Sin embargo, en el mes de septiembre tanto los montos como los volúmenes de ventas se incrementaron considerablemente en relación a septiembre de 2016: +32% y +19%, respectivamente.

En esta línea, el precio por kilo también registró aumentos en dicho mes pasando de los USD 24,3 por kilo a los USD 27 por kilo aunque se mantuvo en niveles relativos bajos ya que el promedio de los primeros 9 meses del año se ubicó en el orden de los USD/Kg 38,9 y no registró variaciones significativas en relación al mismo período del año anterior (ver Cuadros Nº3 y Nº4 del Informe adjunto).

En este período, Brasil volvió al primer lugar del ranking de destinos de exportación en términos de valor pero continuó en el segundo lugar en relación a los volúmenes exportados ya que Uruguay lo superó por tercer mes consecutivo.

Asimismo, las ventas a Uruguay promediaron precios más bajos USD/Kg 34,8 contrariamente a lo sucedido en el 2016 cuando el precio promedió los USD/Kg 42,4. En el primer semestre del año las ventas a Uruguay promediaban precios de exportación mayores a los de Brasil por lo que si bien se exportaban menos kilos a Uruguay, el valor resultaba superior a Brasil (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto).

En relación al conjunto del mercado, las exportaciones se concentraron en 3 principales destinos, a saber, Brasil, Uruguay y Chile que representaron el 75,6% del total de las exportaciones. Los siguientes 5 destinos el 19,3% del total por lo que el resto del mundo acumuló un 5,1%. Entre estos países se resalta el incremento del volumen vendido a Uruguay y la caída a Chile y Paraguay. En paralelo, emergen nuevos mercados que si bien aun implican pequeños volúmenes resultan interesantes: Panamá, México y Bolivia.

En cuanto a los principales productos exportados, el ranking de productos del mes de septiembre acompañó, en buena medida, al ranking acumulado del período conservando las camisas masculinas de algodón el primer puesto (ver Cuadros Nº5 y Nº6 del Informe adjunto).

Para el período comprendido entre enero y septiembre, se ubicaron en los primeros lugares del ranking (a) las camisas masculinas –mayormente de algodón- a pesar sufrir una contracción interanual del 2% en kilos (fuerte caída de las ventas a Uruguay del -35% y gran crecimiento de Chile como destino +68%); (b) los pantalones -en buena medida femeninos y de algodón- aunque contrayendo volumen de ventas en un 19% en relación al año anterior; y (c) los sweaters tanto de algodón como de fibras sintéticas (importante caída de las ventas a los principales mercados: Brasil y Chile y fuerte incremento de las ventas a Uruguay; ver Cuadros Nº6 y Nº7 del Informe adjunto).

Haciendo click en “Descargar” accederán al anexo estadístico.

 

Informe de importaciones de prendas de vestir: Enero – Septiembre 2017

MES DE SEPTIEMBRE 2017

Si comparamos el valor importado en el 9° mes del año con lo ingresado durante el mes anterior, la diferencia resulta considerable: septiembre superó los USD 44,5 millones mientras que agosto registró USD 37 millones implicando un incremento de 21%. Interanualmente, la suba alcanza el 31% ya que se importaron USD 34 millones en septiembre 2016.

En volumen, el aumento mensual resultó menor: los 1,6 millones de kilos del mes bajo análisis superan en un 25% a los kilos de agosto y un 25% también en relación al mismo mes del año anterior.

La diferencia entre el incremento en dólares y en kilaje estuvo fundada en una suba del precio promedio de importación de esta mercadería que pasó de USD 25,77 en agosto de 2017 a USD 27,77 en septiembre de 2017. En términos interanuales el alza fue menos pronunciada ya que en septiembre de 2016 el precio promedio rondaba los USD 26,61.

Los países de origen de este mes no mostraron grandes sorpresas: China conserva desde el mismo mes del año anterior su participación casi sin variaciones, representando la mitad del valor total importado y alrededor del 64% del volumen. India, por su parte, creció más de 3 puntos porcentuales sobre el total tanto en valor como en volumen mientras que Perú, Paraguay, Turquía, Portugal y Sri Lanka también registraron incrementos de participación.

Colombia, que se destacó el mes anterior, no figura en el ranking de septiembre y los demás países se mantuvieron estables o retrocedieron en el ranking. Se resalta que Brasil reapareció, mientras que Uruguay no figura. Estados Unidos, que no solía estar incluido entre los 15 primeros proveedores ingresó en la nómina de septiembre con una participación de USD 500 mil lo que representó, registrando altos precios promedio, un 1% del valor.

En cuanto a los precios promedio de las importaciones totales de indumentaria, estos han fluctúado de país a país sin una tendencia general definida –subiendo o bajando según se considere agosto último o el valor interanual.  Los detalles figuran en el Informe adjunto, páginas 4 y 5. 

Las posiciones arancelarias que concentraron el grueso de las importaciones del mes son las de temporada, con predominio y crecimiento de los pantalones de algodón masculinos y femeninos, las camisetas y T-shirts , camisas, blusas y vestidos para mujeres, sweaters de algodón y fibras sintéticas, trajes de baño femeninos. Todos los datos correspondientes a los tres últimos años figuran en las páginas 7 y 8 del Informe adjunto.

PERÍODO ENERO-SEPTIEMBRE 2017

Durante los nueve primeros meses de este año se importaron prendas de vestir por USD 358 millones, es decir, 24 % más que en el mismo período del año anterior.  En volumen las compras al exterior alcanzaron los 15,3 millones de kilos, 50% más que el año pasado. El precio por kilo resultante promedió los USD 23,34, todavía muy inferior a los USD 28,32 del período anterior. No obstante, el precio promedio marcó un leve repunte sobre el del mes de agosto de 2017 (USD 22,72).

De los quince países de origen que integran el ranking (ver página 5 del Informe adjunto), los cuatro primeros representaron el 75% del valor total importado. Entre estos países, China mantuvo su peso sobre el valor total alcanzando el 58% y superó su participación registrada el año pasado. Del resto de los países del ranking, tres representaron entre 5 y 6% del valor cada uno mientras que los 11 restantes registraron participaciones inferiores al 3%. Cabe remarcar que nueve de estos países incrementaron sus ventas, tres las mantuvieron iguales interanualmente y tres (Camboya, Indonesia y Uruguay) las redujeron.

En cuanto a los precios promedio, los resultantes de cuatro países resultaron inferiores a los USD 22 por kilo (China, Bangladesh, Paquistán y Colombia con USD 19). El más elevado del ranking fue Uruguay con USD 82 el kilo. Al analizar las posiciones arancelarias ingresadas en todo el período enero-septiembre, reflejadas en las páginas 9 y 10 del Informe adjunto, se aprecia nuevamente la estabilidad en la composición de las importaciones de prendas.

Las doce principales, con montos de entre USD 31 y 9 millones cada una en este lapso, son idénticas a las del período anterior. Se trata de los abrigos de fibras sintéticas, los pantalones femeninos y masculinos de algodón, los sweaters de fibras sintéticas, las T-shirts y camisetas, las camisas de hombre de algodón y las camisetas y blusas femeninas. En referencia a los precios promedio, estos bajaron en línea con la tendencia general reflejada en el total del período.

De las posiciones siguientes del ranking, hasta completar las cincuenta que se detallan, varias presentan fluctuaciones mayores en comparación con el período anterior. Se señala principalmente que los pantalones de punto -tanto femeninos como masculinos- de fibras sintéticas, los pantalones de algodón para mujeres, los vestidos de fibras artificiales, los chales y bufandas, las prendas para bebés de algodón y de fibras sintéticas. Vale aclarar que la lista mencionada sólo refleja el 88% de lo importado, lo cual significa que no aparece el detalle de numerosas posiciones cuya importación en el período fue por un monto inferior a USD 1,400 millones cada una.

Los gráficos de la página 11 del Informe adjunto compara la composición de todas las categorías importadas.   Catorce – de un total de veintitrés- son inferiores al 3% del total (de las cuales 8 representan menos de 1% cada una). Se corrobora una vez más que los grandes aumentos interanuales en  valor  absoluto  en dólares también corresponden a las primeras posiciones del ranking.

En las páginas 12 a 17 del Informe adjunto, se detallan el valor total y el kilaje ingresado de cada una de las categorías mencionadas en el gráfico anterior para los primeros nueve meses de los últimos 3 años, con sus principales orígenes (hasta completar por lo menos el 80% del monto).  Así, se evidencia que China no sólo encabeza la mayor parte de las categorías de productos sino que, además, va aumentando paulatinamente su participación al interior de cada una. De América latina, sólo Perú figura en varias de ellas  mientras que del Mercosur, Paraguay mantiene la pequeña participación de estos últimos períodos,  especialmente en pantalones; Uruguay todavía figura con montos muy reducidos a través de los sacos, trajes y trajes de baño de mujer.  Brasil, por su parte, está mencionado en calzas e indumentaria femenina.

Entre las importaciones originarias de Europa, sólo figura una mención a Portugal en T-shirts, de España en chales, de Italia en calzas, trajes y corbatas y de Francia en corbatas. Estados Unidos figura con sacos e Israel -con quien el Mercosur firmó un acuerdo comercial hace algunos años- sólo se menciona en calzas por un monto muy pequeño.  Para finalizar, se resalta que Marruecos se encuentra en la categoría de los sacos y que todos los demás proveedores externos son asiáticos, incluyendo a Turquía.

Haciendo click en “Descargar” podrán acceder al anexo estadístico.

 

Semáforo estado de la Industria Argentina de Confección de Indumentaria – Noviembre 2017

Ropa y tipo de cambio: la paridad con China empeoró 4,5%

Las importaciones de ropa subieron casi 10%, aunque bajó algo su ritmo de crecimiento. Volvió a subir la venta de indumentaria en supermercados, y cayó en los shoppings.

Según la nueva edición del Semáforo de la CIAI, la paridad del tipo de cambio respecto de la moneda china retrocedió 4,5% en septiembre. Hay que recordar que, cuanto mayor es el retroceso, más cae la competitividad nacional respecto del país asiático. Por otra parte, el Semáforo de noviembre vuelve a mostrar una tendencia ya presente  en los dos meses anteriores: cayó la venta de ropa en shoppings un 2,2%, mientras que creció la venta de indumentaria en supermercados un 4,4%.

Respecto de la importación de indumentaria tomando agosto de 2017 versus igual mes del año pasado, creció en toneladas un 9,6% y 2,4% en US$. La producción de ropa nacional, por su parte, cayó 5,8% entre el 2º trimestre de 2017 e igual período de 2016. Y las exportaciones, entre agosto de 2017 y agosto del año pasado, registraron una caída en valores de 15,5%. Asimismo, otro dato negativo es que la industria de confección redujo en 3.325 la cantidad de asalariados formales (I trimestre 2017 vs I trimestre de 2016). Mientras tanto, sigue vigente el dato de que la caída de puestos informales de costureros fue de 30.000 personas entre 2016 y 2015.

En lo que respecta al precio de las importaciones de ropa, se redujo 6,6% entre el último agosto e igual mes de 2016, mientras que el precio doméstico de la indumentaria creció 19,0% comparando septiembre 2017 versus septiembre 2016. Y se agregan dos datos más: la tasa de interés para el financiamiento en cuenta corriente de las pymes ascendió en septiembre último a 34,3%, y la suba de la tarifa de energía eléctrica, que acumuló en CABA un 92,1% de aumento entre septiembre 2017 e igual mes de 2016.

A ello se agrega que en los comercios minoristas del rubro, la venta de ropa quedó estancada completamente (0%) entre septiembre 2017 y septiembre 2016. A la vez, la nafta súper incrementó su precio 27,4% entre octubre de 2016 y octubre de este año.

Por último, el Semáforo de la Indumentaria Argentina aporta otros tres datos: las expectativas sobre crecimiento del PBI, que en septiembre último esperan una suba de 2,8%; el poder adquisitivo de los asalariados formales, que subió 2,2% comparando septiembre de 2016 y septiembre de 2017. Finalmente, el Semáforo consigna que la confianza del consumidor, entre septiembre y agosto últimos, aumentó 7,2%.

Sobre el Semáforo de la Indumentaria Argentina

El Semáforo de la Indumentaria Argentina desarrolla 18 variables con los principales números del sector. A comienzos de cada mes brindaremos esta herramienta actualizada a los medios de comunicación y a la opinión pública, de modo de contar con una fuente de información confiable y permanente sobre la actividad.

SEMÁFORO NOVIEMBRE 2017

 

Informe exportaciones de prendas de vestir: Enero – Agosto 2017

Debido a la interrupción de datos de comercio exterior por parte de Aduana desde julio del corriente año, se ha visto retrasada la entrega del presente informe de análisis de exportaciones de indumentaria.

A partir del mes de agosto, los datos serán suministrados por el INDEC y contarán con un rezago un mes aproximadamente.

Durante los primeros 8 meses del año las exportaciones de prendas de vestir alcanzaron los USD 16,6 millones y los 364,8 mil kilos. Estas cifras reflejan, en buena medida, la continuidad de la tendencia a la caída de las ventas al exterior de prendas de vestir: en valor la caída superó el 18% mientras que en volumen esta fue del 16,4%.

En relación a los precios por kilogramo de las prendas exportadas, cayeron un 1,9% interanual en enero-agosto de 2017 suavizando la baja del período en agosto. El precio promedio por kilo se ubicó en los USD 45,6 por kilo (ver Cuadro Nº1 del Informe de Exportaciones adjunto).

Al igual que sucedió en los meses anteriores, agosto mostró valores de exportación particularmente bajos apenas representando menos del 50 del valor total de agosto de 2015 (ver Cuadro Nº2 del Informe de Exportaciones adjunto).

Tal y como usualmente resaltamos en este informe, la indumentaria argentina se ha históricamente caracterizado por centrar sus ventas en el mercado interno, por lo que las exportaciones suelen ser menores que las registradas en otros sectores productivos. De todas formas, resulta más que relevante el hecho de que los montos y volúmenes exportados en este período –y en los últimos meses- hayan sido los más bajos desde el año 2002 (ver Gráficos Nº1 y Nº2).

Entre las principales causas que han explicado las bajas ventas al exterior a lo largo del año 2016 y en los primeros 8 meses de 2017 se señalan:

  1. La tendencia a la apreciación real del peso impactando a la baja sobre la competitividad-precio durante el año 2016 y durante el primer semestre de 2017 aunque fue levemente suavizada entre los meses de mayo y agosto. En rigor, la moneda local sufrió una devaluación del 13% entre el 31 de agosto de 2017 y el último día hábil de abril.
  2. Si bien con cierta tendencia a la desaceleración, el incremento de los costos de producción licuó cierta ventaja del tipo de cambio: aumento de tarifas energéticas, del precio de los combustibles (logística), alquileres y altas tasas de interés que encarecieron el financiamiento, entre otros.
  3. Las compras de indumentaria por parte de nuestro principal socio comercial –Brasil- se redujeron fuertemente en el período (aunque presentan ciertos indicios de recuperación en el mes de julio).

A este respecto, las exportaciones a Brasil cayeron un 39% en dólares y un 41% en volumen en enero-agosto (ver Cuadro Nº4). No obstante, al contrario de lo que sucedió en meses anteriores –en los cuales las caídas resultaron muy profundas superando el 50%, en agosto los valores exportados cayeron un 16%. Los volúmenes, por su parte, sí cayeron considerablemente superando el 38% de disminución.

A su vez, se evidencia que el precio por kilo aumentó fuertemente en agosto 2017 en relación al mismo mes del año anterior pasando de los USD 52,3 por kilo a los USD 70,3 por kilo. Para el período enero-agosto en su conjunto, el precio promedio pasó de los USD/kg 41,1 a los USD/kg 42,8 evidenciado que los precios promedio de exportación han aumentado progresivamente con el trascurso del año.

En este período, Brasil fue desplazado por Uruguay al segundo puesto del ranking de destinos de exportación tanto en términos de valor como de kilos de mercadería por segundo mes consecutivo. Asimismo, las ventas a Uruguay promediaron precios más bajos USD 34,1. En el primer semestre del año las ventas a Uruguay promediaban precios de exportación mayores a los de Brasil por lo que si bien se exportaban menos kilos a Uruguay, el valor resultaba superior a Brasil (ver Cuadro Nº4).

Con relación a otros mercados, estos lograron caídas relativamente menores en términos de kilogramos exportados en los primeros 8 meses del año anterior (Chile, Bolivia, Colombia y Japón). Se resalta que se incrementaron las ventas a mercados menores pero que potencialmente podrían crecer tales como Paraguay, México, Estados Unidos, España, Panamá y Perú.

Entre los principales productos exportados, el ranking de productos del mes de agosto acompañó, en buena medida, al ranking acumulado del período conservando las camisas masculinas de algodón el primer puesto (Cuadro Nº5).

Para el período comprendido entre enero y agosto, se encontraron en los primeros lugares del ranking (a) las camisas masculinas –mayormente de algodón- a pesar sufrir una disminución interanual del 8% (fuerte caída de las ventas a Uruguay del 40% y gran crecimiento de Chile como destino +59%); (b) los pantalones -en buena medida femeninos y de algodón- aunque contrayendo ventas en un 21% en relación al año anterior; y (c) los sweaters tanto de algodón como de fibras sintéticas (fuerte caída de las ventas a los principales mercados: Brasil, Uruguay y Chile; ver Cuadros Nº6 y Nº7).

Haciendo click en “Descargar” accederán al anexo estadístico

 

Informe de Importaciones de prendas de vestir: Enero – Agosto 2017

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Tal como se detalló en el CIAI COMEX IMPO Nº18 correspondiente al período enero-julio, se recuerda que la nueva base unificada proporcionada por el INDEC aporta datos de importación en dólares CIF. El presente análisis respeta esta modalidad que se encuentra reflejada en todas las cifras comunicadas a nuestros socios y en sus comparaciones con los datos  anteriores (que estaban expresados en dólares FOB).

De todas maneras, si bien se pueden percibir pequeñas diferencias ocasionales, no hay ningún cambio de fondo en las tendencias reportadas mensualmente.

MES DE AGOSTO 2017

En el mes de agosto se registraron importaciones de prendas por un monto de 35,3 millones de dólares CIF, es decir, 4,2 millones más que en el mes anterior. El volumen superó el 1,37 millones de kilos por lo que, a diferencia del monto, bajó levemente en relación julio (30 mil kilos menos). En cuanto al precio promedio, este subió de USD 22,28 a 25,77 en agosto.

Por su parte, la comparación interanual marca un leve incremento entre agosto de 2016 y agosto de 2017, tanto en monto como en volumen con un precio que en aquél entonces resultaba más elevado (27,60 USD/kilo; Ver página 3 del Informe adjunto).

En referencia al origen de la mercadería ingresada en este mes, hubo fluctuaciones importantes,  no sólo debido a la estacionalidad de ciertos productos (por ejemplo, el algodón de Perú) sino que se modificaron posiciones en el ranking. Entre estas últimas modificaciones la más notable ha sido Colombia que pasó de no figurar -o figurar con cifras relativamente bajas- a desplazar a Vietnam del cuarto puesto.

A su vez, se resalta el abandono del ranking de Uruguay y Brasil y el reingreso (muy esporádico) de Portugal e Italia, aunque con valores comparativamente bajos. Otros orígenes como India, Perú, Paraguay y Paquistán duplicaron sus cifras interanualmente mientras que Vietnam, Turquía y Camboya redujeron sus exportaciones de indumentaria a la Argentina. El origen Nº1 del ranking –China- con 3 millones de dólares más que en agosto 2016 subió considerablemente el precio promedio que, de USD/Kg 17,30 en julio, pasó a USD/Kg 22,30 este mes disminuyendo así proporcionalmente su volumen de ventas.

Este incremento de los precios promedios de importación en Argentina en el mes de agosto de 2017 no sólo se produjo desde China, sino que también se evidenció en varios orígenes atenuando o borrando la baja generalizada comenzaba a notarse desde el año pasado. En rigor, en agosto de 2016 el promedio estaba  muy elevado (USD/Kg 27,60) y en julio de 2017 había descendido a USD/Kg 22,28. Parte de esta baja de  precio se recuperó en el curso de un mes – entre julio y agosto de 2017 impulsado por orígenes como China, India, Perú, Paraguay, Vietnam, Bangladesh, Turquía y Camboya, pero al contrario se profundizó en Indonesia  y Colombia. Estas fluctuaciones podrán evaluarse en la página 4 del Informe adjunto.

Como corresponde a la presente temporada, subieron en valor  y volumen las importaciones de las posiciones arancelarias correspondientes a pantalones, camisas, sweaters, T-shirts y blusas de mujer de algodón (más que las de fibra sintética), así como los chales y bañadores. El detalle y las fluctuaciones del 92% de las importaciones con sus comparaciones a tres años figuran en las páginas 7 y 8 del Informe adjunto.

PERÍODO ENERO-AGOSTO 2017

Durante los ocho primeros meses del año se importaron prendas de vestir por 302 millones de dólares CIF. Esto marcó un incremento del orden del 18,5% en relación al mismo período del año anterior que había sumado 255 millones de dólares. En volumen, se registraron importaciones por 13,2 millones de kilos, es decir, un 49% más que en los 8 meses de 2016 (cuando fueron 9 millones de kilos).

Cabe resaltar que estos incrementos en monto y volumen de las importaciones son calculados en función de un 2016 que ya había registrado considerables subas. No obstante, de acuerdo a las cifras registradas se verificó una tendencia hacia la desaceleración de dichos incrementos en los últimos meses.

Con respecto al precio promedio, este superó los de USD/Kg 22,7 (contra 28,57 en 2016). De esa forma, y a juzgar  por los últimos meses de este período, pareciera haberse revertido su tendencia bajista.

China ha conservado su puesto a la cabeza del ranking de los países de origen, con un porcentaje de participación sobre el total del 60% en monto y 73% en volumen, el más elevado que haya obtenido hasta ahora. Los 6 primeros países mantienen su posición dominante, con una leve progresión ascendente para Bangladesh y Paraguay.  Entre los nueve últimos, hay fluctuaciones más importantes, con  disminuciones en valores para Indonesia, Uruguay, Turquía,  Myanmar, Sri Lanka y Tailandia. Se remarca que dejó de figurar Brasil, ya que fue reemplazado por Colombia, y que creció la importancia de Pakistán (montos de incidencia menor). Los detalles y comparaciones se reflejan en la página 5 del Informe adjunto.

Son once las primeras posiciones del ranking de posiciones arancelarias de este período mostrando, todas ellas, incrementos sostenidos del monto importado desde 2015, en 2016 y en 2017. Corresponden a abrigos varios, sweaters de algodón o fibra sintética, pantalones masculinos y femeninos y camisas de algodón, T-shirts y camisetas.

Los volúmenes y precios promedio han variado, como lo muestran las páginas 9 y 10 del Informe adjunto. Allí se puede constatar entre las 50 posiciones mencionadas, las modificaciones que han sufrido: la mayor parte resultó en incrementos tanto de montos como de volúmenes y fluctuaciones de precio que este año bajaron a los niveles de 2011, luego de una suba generalizada durante cuatro años.

Por último, en el gráfico de la página 11 puede observarse la participación de cada categoría de prendas en el total importado. De las veinticinco categorías sobresalen los abrigos con 32% de participación. Los pantalones y las T-shirts no modificaron su participación interanualmente. Los sweaters subieron así como también los chales y las prendas para bebés. Asimismo, bajó la participación de las camisas de hombre, de los vestidos y faldas y de las “demás prendas” (sin definición). Las páginas 12 a 16 al final del Informe adjunto completan la información sobre la participación relativa de los principales países intervinientes hasta el 80% de cada categoría con el porcentaje, el monto, volumen y precio promedio que les corresponde.

Haciendo click en “Descargar” podrán acceder al anexo estadístico.

 

Informe sobre exportaciones de prendas de vestir: ENERO – JULIO 2017

Capítulos 61 y 62 de la NCM

Debido a la interrupción de datos de comercio exterior por parte de Aduana desde julio del corriente año, se ha visto retrasada la entrega del presente informe de análisis de exportaciones de indumentaria.

A partir del mes de agosto, los datos serán suministrados por el INDEC y contarán con un rezago un mes aproximadamente.

Durante los primeros 7 meses del año las exportaciones de prendas de vestir alcanzaron los USD 14,4 millones a través de 327,8 mil Kg. De esta manera, las cifras continúan reflejando la profundización de la tendencia a la caída de las ventas de prendas de vestir al exterior registrando bajas del orden del 18,4% en valor y 15,1% en volumen.

Los precios por kilogramo de las prendas exportadas, por su parte, cayeron un 3,9% en enero-julio de 2017 en relación al mismo período del año anterior ubicándose en los USD 44 por kilo (ver Cuadro Nº1 del Informe de Exportaciones adjunto).

Al igual que el mes de junio, julio mostró valores de exportación particularmente bajos apenas representando el 40 del valor total de julio de 2015 (ver Cuadro Nº2 del Informe de Exportaciones adjunto).

Como solemos remarcar en este informe, el sector de indumentaria se ha históricamente caracterizado por colocar sus ventas en el mercado interno, por lo que las exportaciones suelen ser bajas en relación a otros sectores. De todas formas, resulta más que relevante el hecho de que los montos y volúmenes exportados en este período –y en los últimos meses- hayan sido los más bajos desde el año 2002 (ver Gráficos Nº1 y Nº2).

Entre las principales causas que han explicado las bajas ventas al exterior a lo largo del año 2016 y en los primeros 7 meses de 2017 se señalan:

  1. La tendencia a la apreciación real del peso impactando a la baja sobre la competitividad-precio durante el año 2016 y durante el primer semestre de 2017 aunque fue levemente suavizada en los meses de mayo, junio y julio. En rigor, la moneda local sufrió una devaluación del 15% entre el 31 de julio de 2017 y el último día hábil de abril.
  2. Si bien con cierta tendencia a la desaceleración, el incremento de los costos de producción licuó cierta ventaja del tipo de cambio: aumento de tarifas energéticas, del precio de los combustibles (logística), alquileres y altas tasas de interés que encarecieron el financiamiento, entre otros.
  3. Las compras de indumentaria por parte de nuestro principal socio comercial –Brasil- se redujeron fuertemente en el período (aunque presentan ciertos indicios de recuperación en el mes de julio).

A este respecto, las exportaciones a Brasil cayeron un 42% en dólares y un 42% en volumen en enero-julio (ver Cuadro Nº4). No obstante, al contrario de lo que sucedió el mes anterior –en el cual las caídas resultaron muy profundas registrando variaciones del -50% y -76%, respectivamente-, en julio los valores exportados cayeron solo un 4%. Los volúmenes, por su parte, sí cayeron considerablemente superando el 57% de disminución. De esa forma, se evidencia que el precio por kilo aumentó fuertemente en julio 2017 en relación al mismo mes del año anterior pasando de los USD 25,3 por kilo a los USD 56,9 por kilo.

En este período, Brasil fue desplazado por Uruguay al segundo puesto del ranking de destinos de exportación tanto en términos de valor como de kilos de mercadería por primera vez. Anteriormente, las ventas a Uruguay promediaban precios de exportación mayores a los de Brasil por lo que si bien se exportaban menos kilos a Uruguay, el valor resultaba superior a Brasil (ver Cuadro Nº4).

En relación a otros mercados, estos lograron caídas relativamente menores en términos de kilogramos exportados en los primeros 7 meses del año anterior: Chile y Paraguay. Mientras que se incrementaron las ventas a mercados marginales pero que potencialmente podrían crecer tales como México, España, Panamá y Colombia.

Entre los principales productos exportados, en los primeros lugares se encontraron (a) las camisas masculinas –mayormente de algodón- a pesar sufrir una disminución interanual del 10% (fuerte caída de las ventas a Uruguay del -35% y gran crecimiento de Chile como destino +93%); (b) los pantalones -en buena medida femeninos y de algodón- aunque contrayendo ventas en un 24% en relación al año anterior; y (c) los sweaters tanto de algodón como de fibras sintéticas (fuerte caída de las ventas a los principales mercados: Brasil, Uruguay y Chile; ver Cuadros Nº6 y Nº7).

En julio, el ranking de productos acompañó, en buena medida, al ranking acumulado del período conservando las camisas masculinas de algodón el primer puesto. Como dato interesante del mes en cuanto a productos se resalta el aumento de las exportaciones de sweaters de lana (ver Cuadro Nº5).

Finalmente, y al igual que en el mes anterior, se resalta que el incremento en la tasa efectiva de cambio en algunos productos que pasaron de tener un reintegro del 6% al 8% y en otros casos del 6% al 6,5% debería constituirse en un incentivo que permita incrementar la exportación de prendas confeccionadas en Argentina de cara a los próximos meses.

Descargue DESDE AQUÍ el Informe de Exportaciones

 

 

 

Informe sobre importaciones de prendas de vestir: ENERO – JULIO 2017

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

 Visto la modificación que se produjo en julio en las fuentes de datos de comercio exterior, se ha atrasado la comunicación de los mismos a nuestros socios. Asimismo, les advertimos que en la comparación de estos datos con los anteriores -desde el año 2001 hasta junio de 2017 inclusive-, encontrarán ciertas diferencias en los montos ocasionadas hasta junio de 2017 los valores suministrados se encontraban en dólares FOB mientras que la nueva base unificada por INDEC los proporciona en dólares CIF. No obstante, los volúmenes en kilogramos comunicados no registran diferencias entre las cifras reflejadas hasta junio y las actualizadas por el INDEC.

Por lo tanto, el modelo estadístico y las variaciones sufridas no han implicado ningún cambio de fondo en las tendencias que hemos reportado mensualmente a los socios en el pasado. Cabe remarcar que a partir del presente cuadro estadístico, hemos adoptado enteramente la versión del INDEC, en los valores del mes y en cada uno de los cuadros de comparación de importación que presentamos. Todos los valores expresados en el informe adjunto corresponden a la actualización de la fuente, es decir que se encuentran en dólares CIF.

 MES DE JULIO 2017

En julio 2017 ingresaron prendas de vestir por USD CIF 31,2 millones, es decir, USD CIF 3,5 millones más que en el mes anterior. El precio promedio CIF pasó de U$S/Kg 23,16 en junio a los U$S/Kg 22,28 en julio, poniéndose exactamente en línea con el precio promedio de estos siete primeros meses de 2017: U$S/Kg  22,26. Por su parte el volumen importado pasó de 1,2 millones de kilos a 1,4 millones.

En términos interanuales en julio 2016, se mostraba un valor importado de 26 millones de dólares CIF y un volumen comparativamente bajo de 830 mil kilos.

Con respecto a los orígenes de las compras al exterior, los países resultaron los mismos aunque su orden de importancia varié mes a mes, así como sus precios promedio. China, a pesar de un precio promedio muy bajo este año (USD CIF 17,28 por Kg. contra 26,62 el año pasado) no ganó mayores partes del mercado.

En cuanto a Vietnam, Bangladesh, Camboya, Paraguay, Filipinas, Paquistán, Malasia, Turquía y Brasil, todos han duplicado sus resultados, en comparación con el mismo mes del año anterior. Sin embargo, el precio promedio de las prendas brasileñas disminuyó un tercio de un año al otro, quedando penúltimo en el ranking.  En cuanto a Uruguay como origen, este retrocedió y figura al pie de la lista, registrando una participación en nuestro mercado del 1,16% en valor y 0,42% en volumen.

Por lo que se refiere a las prendas de mayor monto y/o volumen ingresados durante este mes, se evidencia una mayor concentración entre pantalones, sweaters de fibras sintéticas y de algodón y  T-shirts,  dejando un lugar algo más retraído para los abrigos y las camisas de hombre.  Las particularidades de acceso de cada una de las posiciones y sus fluctuaciones en los meses de julio de los tres últimos años se detallan en las páginas 7 y 8 de los cuadros adjuntos.

PERÍODO ENERO – JULIO  2017

Los siete primeros meses del año 2017 muestran un total de prendas de vestir importado que alcanzó un valor CIF de 268 millones de dólares (en 2016: 220 millones de dólares), una suba interanual de casi el 22% sobre el mismo período del año anterior. La fuerte disminución interanual de los precios promedio (del 22%) llevó al 57% la suba del volumen, que pasó así de 7,7 millones de kilos a 12 millones de kilos.

El listado de países de origen de las importaciones se encuentra en la página 5 del informe anexo. Del análisis de datos se observa que si bien China, principal país proveedor, subió su participación anual considerablemente -del 54% al 61% en valor en un año y del 54% al 75% del volumen-, este incremento tuvo lugar de forma progresiva. En junio, su participación estaba aún levemente superior a la de hoy.

Conjuntamente con los tres siguientes mayores exportadores de prendas a la Argentina -Vietnam, Perú e India- estos orígenes representaron un 80% del valor importado y el 85% aproximadamente de su volumen.

La porción que corresponde a los demás proveedores es muy pequeña. Del Mercosur, el más relevante es Paraguay con un peso sobre el valor total importado del 2,5%, como en 2016 pero con precios aumentados desde entonces que apenas le dejan un peso del 2% sobre el volumen total importado.

Uruguay está  por debajo de estas cifras y Brasil, el último de la lista, no alcanzó el 1%  ni en valor ni en volumen, a pesar de haber duplicado sus exportaciones en el último año.

En cuanto a las posiciones arancelarias que mayor importancia concentraron en este período, y tal como se indica detalladamente para los tres últimos períodos iguales en las páginas 9 y 10 del informe adjunto, se observa que a los primeros seis ítems habituales –abrigos masculinos y femeninos inclusive los de tela impregnada y sweaters de fibras sintéticas y de algodón – se están sumando con importante aumento de valores y volúmenes ítems como los pantalones masculinos de algodón, así como T-shirts y camisetas interiores. Más abajo en el ranking con menos fluctuaciones interanuales se encuentran productos como las prendas para bebés, chales y bufandas, pantalones masculinos de punto de algodón o abrigos femeninos con fibras sintéticas que sufrieron incrementos importantes. Se resalta, además, que ha disminuido drásticamente un rubro sin definición como “las demás prendas” que ahora provienen casi exclusivamente de China.

La participación relativa de las grandes categorías de prendas en las importaciones de los capítulos 61 y 62 se refleja en el gráfico de la página 11 del informe adjunto. Si bien los abrigos (incluyendo los de telas impregnadas) guardan su primer puesto con más del 35% del total, les siguen este año los sweaters que ocuparon el puesto que era en 2016 de los pantalones.  A su vez, cayó la participación de las camisas de hombre, subió la de prendas para bebés y las de chales y bufandas. Sigue habiendo 9 categorías cuya participación no alcanza el 1% del total cada una.

El origen de cada una de estas categorías de prendas se encuentra en el detalle de las páginas 12 a 16 del informe, marcando el porcentaje de participación de cada país hasta completar por lo menos el 80% del total de orígenes para cada categoría. La participación de China, como desde hace años, encabeza prácticamente todas las categorías (sólo no figura en trajes).

Haciendo click en “Descargar” podrán acceder anexo estadístico. 

 

Informe sobre Exportaciones de Prendas de Vestir

Período considerado: ENERO-JUNIO 2017

Durante el primer semestre del año las exportaciones de prendas de vestir alcanzaron los USD 12,6 millones a través de 233,9 mil Kg. Estas cifras reflejan que el sector profundizó la tendencia a la caída interanual de sus ventas a mercados internacionales registrando bajas del orden del 18,4% en valor y 29,5% en volumen. El mes de junio mostró un valor de exportación particularmente bajo apenas representando un 39% del valor total de junio de 2015 y un 60% del junio de 2016.

En referencia a los precios por kilo de las prendas exportadas, estos se ubicaron en los USD 53,7 por kilo mejorando un 15,75% en el primer semestre y en relación al mismo período del años anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe de Exportaciones adjunto).

Como usualmente resaltamos, el sector de indumentaria ha históricamente centrado sus ventas en el mercado interno, no obstante lo cual las cifras de exportación continúan revistiendo relevancia ya que su volumen en este período ha sido el más bajo desde los años 2001 y el 2002 (ver Gráficos Nº1 y Nº2).

Entre las principales causas que han explicado las bajas ventas al exterior a lo largo del año 2016 y el primer semestre de 2017 se encuentran:

  1. La tendencia a la apreciación real del peso impactando a la baja sobre la competitividad-precio durante el año 2016 y durante el primer semestre de 2017 aunque fue levemente suavizada en los meses de mayo y junio. En rigor, la moneda local sufrió una devaluación del 8% entre el 30 de junio de 2017 y el último día hábil de abril.
  2. Si bien con cierta tendencia a la desaceleración, el incremento de los costos de producción licuó cierta ventaja del tipo de cambio: aumento de tarifas energéticas, del precio de los combustibles (logística), alquileres y altas tasas de interés que encarecieron el financiamiento, entre otros.
  3. El bajo volumen de comercio internacional en general redunda en grandes stocks de mercadería, en su mayoría originada en el sudeste asiático, que buscan colocarse reduciendo aun más sus precios.
  4. Las compras de indumentaria por parte de nuestro principal socio comercial –Brasil- se redujeron fuertemente.

A este respecto, las exportaciones a Brasil cayeron un 41% en dólares y un 44% en volumen en enero-junio mientras que en junio dichas bajas resultaron más profundas: -50% y -76%, respectivamente (ver Cuadro Nº3).

Con todo, Brasil continuó siendo el primer destino en cuanto al volumen de mercadería, pero no así en valor debido a que los precios promedio de exportación a Uruguay resultaron mayores a los brasileños (USD 50,7/Kg v. USD 44,8/Kg). Así, Uruguay logró desplazarlo del ranking de valor exportado en el primer semestre de 2017 (ver Cuadro Nº4).

Otros mercados lograron caídas relativamente menores en términos de kilogramos exportados en el primer semestre del año anterior: Chile y Paraguay. Mientras que se incrementaron las ventas a mercados marginales pero que potencialmente podrían crecer tales como México y Colombia.

Con respecto a los principales productos exportados, en los primeros lugares se encontraron las camisas masculinas particularmente con destino a Brasil (fuerte caída de las ventas a Uruguay: -36%) y esencialmente de algodón, los sweaters mayormente de algodón (fuerte caída de las ventas a los principales mercados: Brasil, Uruguay y Chile) y los pantalones -en buena medida femeninos y de algodón. Estos tres principales productos de exportación independientemente de su composición textil han registrado una disminución del valor exportado en el período del 1%, 21% y 21%, respectivamente (ver Cuadros Nº6 y Nº7).

Otro punto interesante resulta que en junio, tal como había sucedido en mayo, productos que se encontraban en los primeros lugares del ranking durante el primer cuatrimestre del año e incluso en el acumulado del semestre -como por ejemplo, los sweaters de algodón, los pantalones masculinos de algodón y los conjuntos masculinos de fibras sintéticas- fueron desplazados por otros productos tales como ‘Las demás medias de algodón’, ‘Partes’, ‘Sostenes’ y ‘Sweaters de fibras sintéticas’ (ver Cuadro Nº5).

Finalmente, se resalta que el incremento en la tasa efectiva de cambio en algunos productos que pasaron de tener un reintegro del 6% al 8% y en otros casos del 6% al 6,5% debería constituirse en un incentivo que permita incrementar la exportación de prendas confeccionadas en Argentina de cara a los próximos meses.

 

Descargue DESDE AQUÍ el Informe de Exportaciones