Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero 2020

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO 2020

Las exportaciones de indumentaria de enero de 2020 registraron una disminución del 16,7% respecto al mismo mes del año anterior, llegando a USD FOB 1,47 millones (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). En términos de volumen, las ventas al exterior cayeron un 41% interanual en enero promediando los 29 mil kilogramos. De esta manera, la pérdida del volumen total fue compensada por una mejora en la relación de USD/Kg, con 51,23 para enero de este año (siendo de 38,12 el promedio de todo el 2019).

Ahora bien, a pesar de registrar mínimas variaciones en relación al año anterior, las exportaciones continúan en niveles históricamente bajos (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Comparando con el año 2017, la caída de valor alcanza el -34% mientras que en relación a enero de 2015, la caída fue del -69%.

La caída de las exportaciones impacta negativamente en la producción de cara a genera un efecto positivo sobre la industria de la confección local que se encuentra afectada seriamente por la siguiente coyuntura:

El panorama exportador podría mejorar relativamente en caso de que el nuevo tipo de cambio real se sostenga, impactando positivamente sobre la competitividad precio de nuestras prendas, y este escenario se combine con una batería de medidas de incentivo al consumo interno y al sector en general que permitan dinamizar la producción y la inversión. Ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento a salida exportadora.

Por último, como solemos remarcar en el CIAI COMEX EXPO, resulta imperioso que desde la política pública se impulse la salida exportadora del sector de la indumentaria debido a su capacidad como generador de empleo y de confecciones con alto contenido de valor a la par que permitiría el ingreso de divisas para alivianar la carga de la balanza de pagos. En efecto, la brecha de precios entre el kilo de indumentaria exportada y la importada resultó de USD/Kg 31en enero2020 ya que el precio por kilo exportado rondó los USD/Kg 51mientras que el precio por kilo importado promedió los USD/Kg 20.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior
Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos actualizados a este respecto.

Haciendo Click Aquí accederán al Anexo Estadístico 

 

Informe Importaciones Prendas de Vestir: Enero 2020

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO 2020

Las importaciones de indumentaria cayeron en el mes de enero de 2020 un 27,45% en valor y un 17,47% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Aún con un mercado interno débil, se importaron 1.626 toneladas de prendas de vestir, lo que totalizó unos USD CIF 32,8 millones en el mes (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto), cifra superior a lo ingresado en meses anteriores.

En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 20,17, que implica una disminución del 12% con relación a los USD/Kg 22,17 registrado en el mismo período del año anterior.

Si bien los volúmenes importados en enero de 2020 son inferiores a los registrados para el mismo mes de 2017, 2018 y 2019, los datos sugieren que (sumados a los volúmenes de diciembre de 2019) hubo un fuerte stockeo de productos importados como consecuencia de la incertidumbre que generaba un posible cierre de importaciones como consecuencia del cambio de gobierno.

Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 51,2% de los dólares y el 66% del volumen (ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto).El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (7%), seguido por Vietnam (ambos 5%) y en cuarto lugar Camboya (3%), quien aumentado su participación respecto del mismo período del año anterior.

En términos de productos importados para enero 2020, los abrigos representaron el 19,66%, los sweaters 18,64% y los pantalones el 17,17% de los valores importados (ver detalle por productos en el Cuadro Nº4 del Informe adjunto y gráfico 4).

Haciendo click aquí podrán descargar el Anexo Estadístico 

 

INFORME EXPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO – DICIEMBRE 2019

En el mes de diciembre las exportaciones de indumentaria mostraron un incremento del 35,8% en valor y un del 47%  en volumen en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). El precio por promedió por tonelada exportada es USD/Tn  38.353 – lo que significó una caída  del – 7,4% en relación al mismo mes del año anterior.

En el acumulado anual 2019, las exportaciones verificaron un incremento que rondó el  +10,3% en valor y un +18,5% en volumen en relación con el mismo período del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).En esa línea, las ventas de prendas de vestir al exterior totalizaron los USD FOB 23.487.594 millones que se corresponden con 615 mil kilos con un precio promedio de USD/Tn 38.170. Cabe destacar que precio promedio por  toneladas continúa mostrando una tendencia a la baja, a saber, -6,95% interanual,

Ahora bien, estas cifras de exportación aún continúan muy por debajo de lo registrado para años anteriores (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En efecto, los dólares exportados en enero-diciembre de 2019 resultaron un -29% menores que los de 2017, -31% menores que en 2016 y – 55% en relación con el mismo período del 2015.

Como remarcamos en las últimas ediciones del CIAI COMEX EXPO, un tipo de cambio más atractivo para la exportación es condición necesaria pero no suficiente para lograr un impacto estructural en el volumen exportado. Se requiere un plan integral que promueva la exportación de indumentaria con diseño innovador. Se espera  contar con lineamientos macroeconómicos favorables así como también con la implementación de un conjunto de políticas públicas tendientes a fomentar la salida exportadora, mejorar la competitividad del sector y dotar de dinamismo al mercado interno.

Impulsar a la cadena textil-indumentaria resulta relevante debido a su potencia para generar empleo genuino-y en su mayoría femenino- a la par que permitiría el ingreso o ahorro de dólares genuinos que alivianen la carga en la balanza comercial. A este respecto, el diferencial de precio promedio FOB por Toneladas que se obtiene  entre las prendas exportadas (USD/Tns 39.000 aprox.) y  las exportaciones de soja  exportadas (USD/TN 360 aprox.) en el año 2019 marca la potencialidad de la exportaciones de indumentaria como generadoras de valor agregado nacional.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior
Hace meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

Haciendo click aquí accederán al Anexo Estadístico

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria: Febrero 2019

Incipientes señales de recuperación

 

La relativa estabilidad económica de los últimos meses ha permitido cierto crecimiento en las ventas de indumentaria en Shoppings y Supermercados.

La estabilización del dólar en torno a $60 y los congelamientos de tarifas de fines del año pasado trajeron calma a una economía muy golpeada por los sobresaltos cambiarios desde abril de 2018. En este contexto, las ventas de ropa crecieron en noviembre 5,8% interanual en shoppings y 2,3% en supermercados. Por su parte, las ventas en locales minoristas se contrajeron 2,7% en enero de 2020 comparado con enero de 2019, aunque se trata de la menor caída desde marzo de 2018 (mes previo al inicio de la crisis). El relevamiento de enero de la Universidad Di Tella muestra un crecimiento de 30% en la confianza del consumidor respecto al mismo mes del año anterior.

En parte, la mejora en las expectativas del consumidor está asociada a la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público y privado, gracias a los aumentos salariales por decreto a cuenta de futuras paritarias. Sin embargo, debido al fuerte rezago temporal del INDEC para publicar los datos de salarios, dichas medidas no se reflejan en la caída interanual de 7,5% del poder de compra durante el mes de noviembre. La recuperación de las expectativas también obedece al bono de $5.000 para aquellos jubilados y pensionados que cobran hasta $19.000 (alrededor del 70% del país). Dicho bono, que se repitió en el mes de enero, permitió la suba de 33,5% interanual del poder adquisitivo, porcentaje similar a los beneficiarios de las asignaciones familiares (en ese caso, el bono fue de $2.000).

La producción textil creció 9,2% interanual en diciembre de 2019 según el INDEC. Por primera vez en dos años, todos los sub-rubros de la industria textil mostraron incrementos en su nivel de actividad. Como se mencionó en ediciones anteriores del semáforo, la dinámica de la producción textil puede ser entendida como un anticipo del comportamiento del sector de indumentaria, pues la mayor parte de su producción es utilizada como un  insumo por las fábricas de confección.

La última información disponible en INDEC de producción nacional de prendas de vestir muestra una disminución de 4,4% interanual en diciembre, la menor caída desde mayo de 2018. Para todo 2019, la fabricación de ropa se redujo 13,5% comparado con 2018.

Por su parte, en el mes de diciembre también se registró un fuerte crecimiento interanual de las cantidades de ropa importada (+35%), dinámica asociada al adelantamiento de importaciones ante el cambio de Gobierno. Valuadas en dólares, las importaciones crecieron sólo 3,6% debido a la disminución de 23,2% de los precios promedios de las prendas importadas. De esta forma, las importaciones ascendieron a U$S  359,9 millones en 2019.

La estabilidad nominal del dólar en un contexto de elevada inflación están horadando la mejora en la competitividad cambiaria obtenida anteriormente: el peso argentino se abarató con respecto a China[1] 6,7% en enero de 2020 comparado con mismo mes del año anterior, según información del Banco Central de la República Argentina (BCRA). A su vez, las exportaciones de ropa crecieron 35,8% interanual, totalizando U$S 23,5 millones en 2019.

En relación a las expectativas del mercado para el año 2020, la edición de fin de enero del relevamiento realizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) arrojó como resultado una caída esperada del PBI argentino de 1,5% para 2020. El arrastre estadístico que genera la crisis económica de 2019 conduce a interpretar ese dato como la expectativa de una situación de amesetamiento de la caída del nivel de actividad. O, en términos deportivos, “un empate”. Por su parte, las consultoras e institutos consultados por el BCRA estimaron una inflación de 41,7% para los doce meses de 2020.

La política de reducción de la tasa de interés encarada por el BCRA durante los últimos dos meses lograron reducir los costos financieros de las empresas del sector: la tasa de interés para adelantos en cuenta corriente promedió 50,8% durante enero y para los primeros días de febrero se sitúa alrededor de 45%. Sin embargo, el crédito productivo aún no está extendido y los niveles de endeudamiento bancario resultan históricamente reducidos.

En relación a los costos, la energía eléctrica se encareció 43% interanual en la Ciudad de Buenos Aires durante diciembre, mientras la nafta súper subió 38,7% interanual en enero de 2019. En este contexto, los precios de la ropa aumentaron 51,9% en diciembre comparado con mismo mes del año anterior, apenas un escalón por debajo de la inflación total registrada por el INDEC para 2019 (53,8%).

A modo de cierre, conviene destacar que la dinámica futura del sector de indumentaria (y de la economía argentina en general) dependerá mayoritaria del resultado de la renegociación de la deuda externa, tanto con acreedores privados como con el Fondo Monetario Internacional. Cabe advertir que la actual situación de “reperfilamiento” de los pagos de intereses y capital no es sostenible en el tiempo. Sin embargo, tampoco es posible cumplir con los compromisos asumidos a costa del crecimiento económico, de particular importancia para nuestro sector debido a que la producción y las ventas de ropa están íntimamente relacionadas con la dinámica del mercado interno y del poder adquisitivo de la población.

 

[1] País de origen del 60% de nuestras importaciones de ropa.

HACIENDO CLICK AQUÍ PODRÁN ACCEDER AL SEMÁFORO 

 

Importaciones de Prendas de Vestir: Enero – Diciembre 2019

Las importaciones de indumentaria crecieron en el mes de diciembre un 3,6% en valor y un 35% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Aún con un mercado interno débil, se importaron 1.549 toneladas de prendas de vestir a un precio promedio de USD/Kg 20,22, lo que totalizó unos USD CIF 31,3 millones en el mes (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto), cifra superior a lo ingresado en meses anteriores.


El acumulado anual muestra caídas del valor importado del orden del 30 % y del 27,6% en el caso del volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto) con relación al 2018. El año 2019 cierra con importaciones que alcanzaron los USD CIF 360 millones que se corresponden con 16,5 millones de kilogramos. En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 21,69, que implica una disminución del 2,47% con relación a los USD/Kg 22,24 registrado en el mismo período del año anterior.


Si bien los volúmenes importados en el año 2019 son inferiores a los registrados en 2017 y 2018, los datos del último mes del año 2019 confirman que hubo un fuerte stockeo de productos importados como consecuencia de la incertidumbre que generaba un posible cierre de importaciones como consecuencia del cambio de gobierno.


Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 50% de los dólares y el 63% del volumen (ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto).El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (7%), seguido por India y Vietnam (ambos 5%).


En términos de productos importados del período enero- diciembre 2019, los pantalones representaron el 20% de los valores importados, los abrigos el 17,62%, los sweaters el 13,72% y las T-Shirts el 10,43% (ver detalle por productos en el Cuadro Nº6 del Informe adjunto y gráfico 4).

Haciendo click aquí  podrán descargar el Anexo Estadístico.

 

Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero/ Noviembre 2019

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – NOVIEMBRE 2019

En el mes de noviembre las exportaciones de indumentaria mostraron un incremento del 32% en términos de valor y del 60% en volumen en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). El precio por kilo exportado promedió los USD/Kg 31,27 que se ubicó en torno al -18% en relación al mismo mes del año anterior.

 

En el acumulado anual de los primeros 11 meses del año, las exportaciones verificaron un incremento que rondó el +8,62% en valor y un +16,7% en volumen en relación con el mismo período del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).En esa línea, las ventas de prendas de vestir al exterior totalizaron los USD FOB 21,7 millones y los 570 mil kilo con un precio promedio de USD/Kg 38,16. Cabe destacar que precio promedio por kilo continúa mostrando una tendencia a la baja, a saber, -6,93% interanual.

 

Ahora bien, estas cifras de exportación si bien están creciendo, aún continúan muy por debajo de lo registrado para años anteriores (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En efecto, los dólares exportados en enero-noviembre  de 2019 resultaron un -30% menores que los de 2017, -27% menores que en 2016 y -56% en relación con el mismo período del 2015.

 

Como remarcamos en las últimas ediciones del CIAI COMEX EXPO, un tipo de cambio más atractivo para la exportación es condición necesaria pero no suficiente para lograr un impacto estructural en el volumen exportado. En buena medida es por ese motivo que las exportaciones no logran dar el salto hacia valores de mayor contundencia.

 

Impulsar a la cadena textil-indumentaria resulta relevante debido a su potencia para generar empleo genuino-y en su mayoría femenino- a la par que permitiría el ingreso o ahorro de dólares genuinos que alivianen la carga en la balanza comercial. A este respecto, el diferencial de precio por kilo generado entre las prendas exportadas (USD/Kg 38,16) y las prendas importadas (USD/Kg 21,84) en enero-noviembre de 2019 se ubicó en torno a los USD/Kg 16,32 Lo que demuestra que existe potencialidad para exportar prendas de mejor calidad y diseño innovador.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

 

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

 

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

 

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

 

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

Haciendo click aquí podrán acceder al anexo estadístico 

 

INFORME IMPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO/NOVIEMBRE 2019

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – NOVIEMBRE 2019

Las importaciones de indumentaria continuaron cayendo en el mes de noviembre superando una contracción de 29% en valor y -36% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Al calor de la crisis del mercado interno, se importaron 796 toneladas de prendas de vestir a un precio promedio de USD/Kg 23,04 lo que totalizó unos USD CIF  18,3 millones en el mes (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). Este precio promedio resultó inferior en un 4% que el precio registrado el mismo mes del año anterior.

 

El acumulado anual respondió a esta misma tendencia mostrando caídas del valor importado del orden del -31,4% y del -30,9% en el caso del volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Estos números cerraron los primeros diez meses del año con importaciones que alcanzaron los USD CIF 328 millones que se corresponden con 15,0 millones de kilogramos. En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 21,84 casi sin diferencias con relación a los USD/Kg 22,02 registrado en el mismo período del año anterior.

 

No obstante esta contracción, los datos del período resultaron mayores que los registrados en enero-noviembre del año 2015. A saber, se registraron en ese periodo compras al exterior por 9,0 millones de Kg. que correspondieron a 250 millones de Dólares estadounidenses.

 

Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 50,37% de los dólares y el 62,9% del volumen (con menor peso en el total en el mes de noviembre; ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto).El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (6,5%) seguido por India (5,43 % y ganando peso) y Vietnam (4,57%).

 

En términos de productos importados del período enero-noviembre 2019,  los sweaters de fibras sintéticas ocuparon el primer lugar (ver detalle por productos  en el Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

 

Haciendo click aquí podrán descargar el Anexo Estadístico.

 

 

 

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria Argentina – Edición Diciembre 2019

Se profundiza la caída de las importaciones

 

La última información de Aduana confirma la contracción de las importaciones de ropa, fenómeno explicado por el aumento de la cotización del dólar y por la caída del consumo doméstico.

 

En octubre, el ingreso de ropa importada se redujo 36,9% en valores y 39,2% en kilogramos comparado con mismo mes del año 2018[1].Esta dinámica se explica principalmente por la suba del dólar: durante noviembre de 2019 el peso argentino acumuló una depreciación interanual de 11,4% descontando la inflación comparado con China[2], según información del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

La caída en las importaciones también se debe a la reducción de las ventas de ropa en el mercado argentino. En particular, las ventas en comercios minoristas cayeron 8,4% interanual en noviembre de 2019 según CAME. En los shoppings, la reducción fue de 3% en septiembre, mientras que en los supermercados, de 4,9%, como indica la última información disponible en INDEC. Los precios de la indumentaria aumentaron 47% entre octubre de 2019 y octubre de 2018, un escalón por debajo del nivel general de inflación (50,5%), según el INDEC.

El relevamiento de expectativas del mercado realizado a fines de noviembre por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) obtuvo como resultado una reducción esperada del PBI de 2,8% para 2019. Por su parte, la inflación estimada para el cierre de 2019 se ubica en 54,6% y en 43% para todo 2020.

Por su parte, la carrera entre precios y salarios arrojó una nueva derrota para los trabajadores: en septiembre el poder de compra cayó 7,6% interanual. Con un leve contraste, las jubilaciones y pensiones sólo perdieron 0,5% de su poder adquisitivo en octubre respecto al mismo mes del año anterior. Ambos indicadores acumulan 18 meses de caídas ininterrumpidas desde febrero de 2018, último mes en el que ambos crecieron.

El relevamiento de noviembre de la Universidad Di Tella muestra un crecimiento de 28,8% en la confianza del consumidor respecto a noviembre de 2018. En este punto, cabe mencionar que estos resultandos suenan paradójicos en el actual contexto de reducción del consumo y de las ventas del mercado. Su llamativa dinámica puede obedecer tanto a una baja base de comparación (noviembre de 2018 fue un mes malo) como a algún componente futuro de mejores expectativas.

Ahora bien, la reducción de la demanda de indumentaria llevó a una nueva caída de la producción nacional. Según el relevamiento del INDEC, en octubre de 2019 se produjeron 10,9% menor cantidad de prendas que en el mismo mes del año anterior, acumulando 17periodos consecutivos de caídas. Durante los primeros 10 meses de 2019, la reducción de la producción fue de 14,9% comparado con el mismo periodo de 2018. Por su parte, la producción textil tuvo una mejora de 15,1% interanual en octubre, explicada fundamentalmente por el retraso de la cosecha de algodón y su procesamiento. En cambio, si se analiza para el periodo enero-octubre de 2019, la producción textil acumula una caída de 8,2% interanual.

A pesar de las bajas en las tasas experimentadas durante los últimos dos meses, los costos financieros que enfrentan las empresas del sector aún están en niveles históricamente elevados, lo que prácticamente imposibilita el financiamiento del capital de trabajo. Según el BCRA, la tasa de interés para adelantos en cuenta corriente promedió 64% durante el mes de noviembre. El costo de la energía eléctrica se incrementó 43% interanual en la Ciudad de Buenos Aires durante octubre, según el relevamiento realizado por el Instituto Estadístico de la Ciudad. La nafta súper se encareció 29,9% en noviembre de 2019 en relación al valor de un mes atrás. Sin embargo, los recientes anuncios de aumentos acelerarán sensiblemente el ritmo de crecimiento interanual para el mes de diciembre.

Para cerrar la presente edición del semáforo de la indumentaria argentina, conviene señalar que en las últimas semanas se detectó que el salto del dólar y la incertidumbre sobre su evolución futura llevaron a algunas marcas y retails a revisar sus planes de importación, volviendo a realizar pedidos a las fábricas y los talleres nacionales de confección. Sin embargo, si bien han reaparecido nuevas órdenes de trabajo, los precios ofrecidos resultan insuficientes para sacar al sector de la crisis generalizada que sigue atravesando.

A pesar de la difícil situación que atravesó el sector durante los últimos cuatro años, la CIAI se mantiene optimista de cara a los próximos meses. En particular, estimamos que paulatinamente comenzará a recuperarse el consumo de ropa por parte de la población, lo que estimulará la fabricación nacional y el empleo del sector. La rápida capacidad de respuesta que caracteriza a los talleres de confección facilitará el retorno al crecimiento apenas se registren las primeras señales de recuperación económica.

 

[1]La diferencia entre ambas mediciones obedece a un pequeño incremento en los precios promedio de importación, de 3,8%.

[2] País de origen del 60% de nuestras importaciones de ropa.

Haciendo Click aquí podrán acceder al Semáforo 

 

Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero/Octubre 2019

En el mes de octubre las exportaciones de indumentaria mostraron, por primera vez en los últimos cinco meses, una contracción en términos de valor (-6%) y un incremento en volumen que alcanzó el +5% en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). El precio por kilo exportado promedió los USD/Kg 33,64 profundizando la caída –que se ubicó en torno al -11% en relación al mismo mes del año anterior.

En el acumulado anual de los primeros 10 meses del año, las exportaciones verificaron un incremento que rondó el +8% en valor y un +13% en volumen en relación con el mismo período del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). En esa línea, las ventas de prendas de vestir al exterior totalizaron los USD FOB 19,7 millones y los 502 mil kilos con un precio promedio de USD/Kg 39,10. Cabe destacar que precio promedio por kilo continúa mostrando una tendencia a la baja, a saber, -5% interanual,

Ahora bien, estas cifras de exportación aún continúan muy por debajo de lo registrado para años anteriores (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En efecto, los dólares exportados en enero-octubre de 2019 resultaron un -31% menores que los de 2017, -24% menores que en 2016 y -57% en relación con el mismo período del 2015.

Como remarcamos en las últimas ediciones del CIAI COMEX EXPO, un tipo de cambio más atractivo para la exportación es condición necesaria pero no suficiente para lograr un impacto estructural en el volumen exportado. En buena medida es por ese motivo que las exportaciones no logran dar el salto hacia valores de mayor contundencia. Resulta, consecuentemente, imperioso contar con lineamientos macroeconómicos favorables así como también con la implementación de un conjunto de políticas públicas tendientes a fomentar la salida exportadora, mejorar la competitividad del sector y dotar de dinamismo al mercado interno.

Impulsar a la cadena textil-indumentaria resulta relevante debido a su potencia para generar empleo genuino -y en su mayoría femenino- a la par que permitiría el ingreso o ahorro de dólares genuinos que alivianen la carga en la balanza comercial. A este respecto, el diferencial de precio por kilo generado entre las prendas exportadas (USD/Kg 39,10) y las prendas importadas (USD/Kg 21,77) en enero-octubre de 2019 se ubicó en torno a los USD/Kg 17,33.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

 Desde Aquí podrán descargar el anexo estadístico 

 

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR : Enero/Octubre 2019

Las importaciones de indumentaria continuaron cayendo en el mes de octubre superando una contracción de -37% en valor y -39% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Al calor de la crisis del mercado interno, se importaron 1,04 toneladas de prendas de vestir a un precio promedio de USD/Kg 24,07 lo que totalizó unos USD CIF 25 millones en el mes (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). Este precio promedio resultó un +4% superior que el precio registrado el mismo mes del año anterior.

El acumulado anual respondió a esta misma tendencia mostrando caídas del valor importado del orden del -32% y del -31% en el caso del volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Estos números cerraron los primeros diez meses del año con importaciones que alcanzaron los USD CIF 310 millones a través de 14,2 millones de kilogramos. En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 21,77 solamente un -1% por debajo del registrado en el mismo período del año anterior.

No obstante esta contracción, los datos del período resultaron mayores que los registrados en enero-octubre del año 2015. A saber, se registraron compras al exterior por un 35% más en dólares y +70% más en kilogramos.

Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 51% de los dólares y el 64% del volumen (con menor peso en el total en el mes de octubre; ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto). El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (6,5%) seguido por India (5,2% y ganando peso) y Vietnam (4,5%).

En términos de productos importados del período, los sweaters de fibras sintéticas permanecieron en el primer lugar (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto) mientras que los pantalones masculinos de algodón continuaron también como primer producto importado del mes de octubre (ver Cuadro Nº5 del Informe adjunto).

En referencia a las grandes categorías de productos, el primer puesto del listado fue nuevamente ocupado por los pantalones desplazando a los abrigos por cuestiones de temporada. Sin embargo, se redujeron el valor y volumen importado de pantalones en relación con el mismo período del año anterior: USD CIF 62,5 millones vs. 72,8, respectivamente (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto; el 35% originarios de China: cayendo en peso sobre el total de la categoría).

Por su parte, la categoría abrigos alcanzó los USD CIF 54,8 millones y mostrando una relativa concentración en orígenes: China representó el 74% del total. Luego, en el tercer y cuarto puesto se ubicaron los sweaters, las t-shirts y las camisas masculinas y femeninas.

 

Haciendo click Aquí podrán encontrar  el anexo estadístico.