Exportaciones Prendas de Vestir: Enero – Octubre 2018

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –OCTUBRE 2018

 

Las exportaciones de indumentaria profundizaron su caída en el mes de octubre con bajas del -72% en dólares y -46% en kilos en comparación con el mismo mes de 2017. El valor total exportado superó los USD FOB 2,2 millones mientras que el volumen ascendió a los 58 mil kilogramos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

El precio por kilogramo durante octubre promedió los USD/Kg 37,90 cayendo con respecto a septiembre (-15%) y con respecto a octubre del año anterior (-49%) cuya cifra se ubicó en torno al USD/Kg 73,98.  A su vez, se encontró alrededor de USD/Kg 3,42 por debajo del promedio del acumulado de los primeros diez meses del año (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

Por su parte, durante período comprendido entre enero y octubre de 2018 se registraron ventas al exterior por un monto total de USD FOB 18,4 millones y un volumen de 446 mil kilogramos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). De esta manera, se verifica que las exportaciones profundizaron la tendencia a la baja a pesar de la mejora del tipo de cambio: -35% en dólares y -21% en kilos en relación al mismo período del 2017.

Al igual que en meses anteriores, las firmas se encuentran atravesando un complicado panorama productivo vinculado a las dificultades de acceso al financiamiento, las altas tasas de interés, el incremento de costos de producción, las intermitencias en la cadena de pagos, la caída del consumo interno, etc. Asimismo, ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento a salida exportadora.

Ahora bien, en comparación con el mismo período del año 2015, el valor exportado se contrajo un -60% mientras que el volumen la contracción fue del -46%. Por otro lado, comparando con el año 2012 –año récord de exportaciones del sector-, estas cayeron un -80% y -75%, respectivamente. Se desprende como relevante a remarcar que las cifras de exportaciones de los primeros diez meses del año resultan las más bajas en términos de los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Los precios promedio por kilo de enero-octubre 2018, mostraron una profundización de la baja cayendo un -18% en relación al mismo período del 2017.

Con todo, dado el achicamiento del mercado interno, que registra un menor volumen de ventas en todos sus segmentos, y con un aumento de la participación de los productos importados, las exportaciones no logran dinamizar la producción de cara a impactar positivamente sobre la industria de la confección local. No obstante, el panorama exportador podría mejorar relativamente en caso de que el nuevo tipo de cambio real se sostenga, impactando positivamente sobre la competitividad precio de nuestras prendas, y este escenario se combine con una batería de medidas de incentivo al consumo y al sector.

Para finalizar, se resalta enfáticamente la importancia de impulsar las exportaciones del sector de la indumentaria debido al alto contenido de valor presente, particularmente en materia de diseño. En efecto, el precio por kilo exportado del período rondó los USD/Kg 41,32 mostrando una amplia diferencia con el precio promedio por kilo de la mercadería importada en el mismo período: USD/Kg 21,90.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

Desde Aquí podrán acceder al Anexo Estadístico.

 

Importaciones Prendas de Vestir: Enero – Octubre 2018

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –OCTUBRE 2018

 

Las importaciones de indumentaria cayeron en el mes de octubre un -13% en dólares y un -14% en kilogramos en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). Suavizando los porcentajes de caída con respecto a septiembre, el valor importado alcanzó USD CIF 39,6 millones y 1,7 millones de kilos.

Así, por segundo mes consecutivo las compras de prendas al exterior se disminuyeron afectadas por la fuerte devaluación de los últimos meses debido, por un lado, al encarecimiento relativo de las prendas importadas y, por otro lado, a la incertidumbre generada acerca de cuál será el tipo de cambio efectivo al momento de saldar el pago de la importación. Sin embargo, a pesar de la baja del mes, las importaciones aun se encuentran por encima de los valores y volúmenes registrados en octubre de 2016: +50% y +82%, respectivamente.

Por su parte, se registraron mayores precios por kilo: en octubre, este promedió los USD/Kg 23,19, un +2,8% más que el verificado en septiembre y un +1,3% mayor al del mismo mes del año anterior.

Ahora bien, a pesar de la caída relativa de las importaciones en el último bimestre, estas cifras no lograron revertir la tendencia del acumulado anual. En efecto, entre enero a octubre de 2018 el valor importado superó los USD CIF 453,4 millones y 20,7 millones de kilogramos mientras que el precio promedio por kilo se ubicó en torno a los USD/Kg 21,9 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). De esa forma, en los primeros diez meses del año las compras al exterior se incrementaron un +12,4% en valor y +19,5% en volumen en relación al mismo período del año anterior (y un +97% y +148%, respectivamente, en relación a enero-octubre de 2015).

Para los próximos meses se espera que el nivel de importaciones continúe cayendo al calor de estos nuevos precios relativos, es decir, al menos hasta que la devaluación se traslade en mayor medida a los costos de producción.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

Desde Aquí podrán descargar el anexo estadístico

 

 

Semáforo de la Indumentaria Argentina: edición Diciembre 2018

Se derrumban las ventas de ropa en comercios minoristas, shoppings y supermercados

La aguda recesión hizo retroceder la facturación entre 10 y 15% en términos reales, entre 2017 y 2018. La causa de fondo es la aceleración inflacionaria, que viene golpeando con dureza el poder de compra de salarios, jubilaciones y asignaciones familiares

La edición de diciembre del Semáforo de la Indumentaria Argentina muestra resultados preocupantes. La demanda de prendas continúa en pleno retroceso: las ventas de indumentaria en comercios minoristas de todo el país cayeron un 14,2% interanual en noviembre, según el relevamiento de la CAME. Las estadísticas difundidas por el INDEC van en la misma línea, aunque con dos meses de rezago: durante septiembre, las ventas de ropa en shoppings del Gran Buenos Aires se redujeron 11,1% respecto al mismo mes de 2017, mientras que en supermercados de todo el país cayeron 9,6%.

La adversa situación macroeconómica es la responsable de gran parte de la crisis del sector. La aceleración inflacionaria provocó una caída en el poder de compra de los asalariados registrados en la Seguridad Social (“en blanco”) de 15% entre octubre de 2017 y octubre de 2018, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores. También generó una contracción interanual del poder adquisitivo de las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares de 19,6% para el mes de noviembre.

Probablemente, la fuerte caída del poder adquisitivo de la población explique el desplome de 37,2% en la Confianza de los Consumidores medida por la Universidad Di Tella en noviembre respecto a mismo mes del año anterior. Contrastada con octubre de 2018, la confianza cayó 1,7%.

En relación al comercio exterior de ropa, las importaciones mostraron una contracción interanual de 12,8% en octubre de 2018. Si la medición se realiza en cantidades, las compras externas de indumentaria cayeron 13,9%, mientras que los precios promedio de importación subieron 1,3%. La caída en las compras se relaciona con la suba del dólar y del tipo de cambio real multilateral con China (nuestro principal proveedor de ropa), que se encareció 38,2% interanual entre noviembre de 2018 e igual mes de 2017, según estadísticas del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Por otra parte, las exportaciones de prendas argentinas tuvieron una caída de 35,2% para el acumulado del período enero-octubre de 2018, según el INDEC.

La tasa de interés continúa en niveles muy elevados, a pesar de las sucesivas reducciones implementadas desde inicios de noviembre. Para el último día hábil del mes, la tasa de interés anual por adelantos en cuenta corriente se ubicó en 68,5%, según datos del BCRA. Estas altas tasas incrementan los costos financieros de nuestras fábricas y comercios, restando competitividad a la producción nacional por motivos completamente ajenos a la productividad de las empresas.

Asimismo, según el relevamiento que todos los meses realiza el BCRA entre unas 50 consultoras, centros de investigación, entidades financieras y analistas extranjeros respecto de las expectativas del mercado, en noviembre de 2018 se verificó una expectativa de caída del PBI en Argentina de 1,2% para 2019, con un cierre de -2,4% en 2018. En relación a los precios, la expectativa se ubicó en 47,5% de inflación para diciembre de 2018 versus diciembre de 2017, y de 27,5% para todo el año 2019.

En relación a los costos, en la Ciudad de Buenos Aires la energía eléctrica se encareció 108,8% en octubre de 2018 respecto del valor de un año atrás, según datos del Instituto Estadístico de la Ciudad. Por su parte, la nafta súper tuvo un incremento interanual de 80,2%, empujando los costos logísticos del sector. En este contexto, los precios de la indumentaria mostraron una suba interanual de 31,4% en octubre de 2018, según estadísticas del INDEC, muy por debajo del nivel general de inflación de 45,9% en el mismo período.

El INDEC no presenta datos mensuales de producción de ropa en Argentina: sólo se dispone de la información trimestral de cuentas nacionales que tiene un rezago promedio de 6 meses. La última información disponible refiere a la situación del segundo trimestre de 2018 (abril-junio), cuando la producción nacional de indumentaria había caído 1,8% interanual. Para tener una noción más actualizada del nivel de actividad de nuestro sector, a partir de esta edición del Semáforo decidimos incorporar la producción de hilados y tejidos, que sí es relevada y publicada mensualmente por el INDEC. Dado que se trata del eslabón anterior en la cadena de valor y que provee los insumos para nuestro sector, la actividad industrial específicamente textil muestra fluctuaciones similares a las de la indumentaria. Para octubre de 2018, la producción de hilados y tejidos tuvo una contracción interanual de 23,4%, según el Estimador Mensual Industrial publicado por el INDEC.

La caída en la producción de ropa trajo además aparejada la destrucción de trabajo asalariado registrado en la Seguridad Social en nuestro sector. Según los últimos datos disponibles en el Ministerio de Producción y Trabajo, entre el primer trimestre de 2018 e igual período de 2017 se perdieron 3.510 puestos en la fabricación de ropa, cifra que equivale a una reducción de 7,7% en el plantel del personal de nuestras industrias.

A continuación podrán descargar el Semáforo de la Indumentaria: 12 CIAI – Semáforo Diciembre 2018

 

Capacitación – Instructivo para el Mínimo No Imponible del Decreto 1067/18

En el día de hoy se realizó -en nuestra institución – la capacitación técnica sobre el instructivo Trámites a Distancia (TAD) “Solicitud de Adelanto del Mínimo No Imponible de la RTI”, la cual estuvo a cargo del director de Modernización Productiva, Guillermo Acosta, y su equipo.

Con la participación de más 30 empresas socias de la CIAI, se brindó asesoramiento sobre la utilización de este instructivo para solicitar el adelanto del Mínimo No Imponible a aplicar en el Formulario 931 y se resolvieron inquietudes de nuestros asociados.

Durante la jornada se destacaron los principales requisitos:

– Ser empresa con actividad principal textil – confección según CLAE.

– Tener empleados adheridos a los convenios colectivos de trabajo de nuestro sector: CCT 746/17 (Ex 626/11) FONIVA VESTIDO, CCT 614/10 UCI CORTADORES, CCT 501/07 SETIA , CCT 438/06 FONIVA CORTE INTERIOR  y  CCT 526/08 UOTSYLRA Rama Lavadores

– Tener informados a la AFIP a través del sistema de SIMPLIFICACIÓN REGISTRAL (http://www.afip.gob.ar/simplificacionregistral/) los trabajadores por los cuales se va a aplicar al beneficio con sus correspondientes Convenios Colectivos de Trabajo.

– Tener cargados los convenios colectivos de trabajo en el sistema de SIMPLIFICACIÓN REGISTRAL DE AFIP.

Adicionalmente, se compartió el listado con los contactos de las Casas de Producción –según  localización geográfica- del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Por último, desde el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación habilitaron los siguientes medios para que las empresas puedan realizar sus consultas:

-Contact Center: info@produccion.gob.ar
-Call Center: 0800-333-7963

Podrán Descargar:

INSTRUCTIVO: INSTRUCTIVO ADELANTO

CASAS DE PRODUCCIÓN: Casas de la Produccion

 

SEMÁFORO DE LA INDUMENTARIA ARGENTINA – NOVIEMBRE 2018

Estabilizado el frente cambiario, se profundiza la crisis en la fabricación y el comercio de ropa

El factor más negativo es la suba de tasas de interés para contener la corrida cambiaria. Esto se suma a la caída de la demanda y al aumento en los costos de servicios públicos.

En la edición de noviembre del Semáforo de la Indumentaria Argentina reiteramos lo que venimos advirtiendo los últimos meses: los niveles tan elevados en las tasas de interés complican extremadamente la cadena de pagos del sector y presionan sobre los costos de las empresas. De hecho, ya se puede advertir un incremento significativo en la cantidad de cheques rechazados a lo largo de los distintos segmentos que componen nuestra cadena de valor. En números concretos: la tasa de interés de descuento en cuenta corriente para las PyMEs en septiembre llegó a 64,5% promedio anual, según el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Por otra parte, la suba del dólar tuvo varios impactos en los precios. En primer lugar, encareció los productos importados o con contenidos importados, al tiempo que incrementó el precio interno de los bienes que se exportan. Asimismo, la decisión del Gobierno de dolarizar las tarifas de diversos servicios públicos (gas, electricidad y combustibles), combinada con un recorte de subsidios, generó un fuerte encarecimiento de dichos insumos. En este sentido, las expectativas del mercado (relevadas por el BCRA durante octubre) sitúan a la inflación en 47,5% anual para 2018. De confirmarse en los hechos, esta cifra sería la más alta desde 1991, por encima incluso del 41% de 2002, durante la crisis de la salida de la convertibilidad.

Semejante shock de precios golpea fuertemente al poder adquisitivo de los salarios, jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares, todo lo cual deprime el consumo. El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) registró una caída de 12,4% en el poder de compra de los salarios de los trabajadores formales entre septiembre de 2018 y septiembre de 2017. A su vez, los aumentos nominales de los haberes previsionales establecidos por la nueva ley de movilidad jubilatoria aprobada por el Congreso Nacional en diciembre pasado se situaron en 19,6%. Como en el mismo período la inflación minorista medida por el INDEC se situó en 40,5%, el resultado es una caída de 14,9% en el poder de compra de los jubilados. Así, en los últimos 12 meses, la población de la 3ra edad en la Argentina perdió 15% de su poder adquisitivo.

En este contexto, la Universidad Torcuato Di Tella registró una nueva caída en la confianza de los consumidores: cayó 3,1% en octubre respecto de septiembre de 2018. Si se contrasta con octubre de 2017, el indicador evidencia un desplome de 36,1%.

En relación a las ventas de ropa, el canal minorista fue el más afectado por la crisis, con caídas de 12,5% medido en unidades durante el Día de la Madre de 2018 respecto del de 2017, según la CAME. Estas contracciones se suman a las experimentadas durante los dos años anteriores, con lo que hoy el mercado de consumo de ropa en canales minoristas es 21% menor al de 2015.

Por su parte, las ventas de indumentaria en shoppings del Gran Buenos Aires (CABA y Conurbano) mostraron un aumento interanual de 1,8% en agosto de 2018, según el INDEC. En el mismo período, las ventas de indumentaria y productos textiles en supermercados de todo el país subieron 1,7%.

En CABA, la energía eléctrica se encareció 108,8% entre septiembre de 2018 e igual mes del año anterior, según información del Instituto Estadístico de la Ciudad. Por su parte, la nafta registró subas de 73,1% entre octubre de 2018 y octubre de 2017. Las subas de costos empujaron a un incremento interanual en los precios de las prendas de vestir de 27,7% en septiembre de 2018, según el INDEC. Sin embargo, estos aumentos están varios escalones por debajo del nivel general de inflación minorista (el mencionado 40,5%), lo que significa que la indumentaria se está abaratando en términos relativos.

En relación al comercio exterior de ropa, en septiembre las importaciones cayeron 20,1% interanual en dólares, aunque la caída se morigera si se analiza en términos de kilogramos: retrocedió sólo 1,6%. La diferencia se explica por una importante reducción en los precios promedios de importación: -18,8%. El tipo de cambio real bilateral con China (principal origen de la ropa importada en Argentina) subió 46,7% en octubre de 2018 respecto al valor de un año atrás, lo que muestra el encarecimiento de las prendas importadas. La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria trabaja con la hipótesis de que las importaciones de septiembre habían sido encargadas varios meses antes de la fuerte devaluación del peso, y por ello aún no se observa una importante reducción en las cantidades importadas de prendas a través de Aduana. También se destaca la fuerte caída en los precios de importación, probablemente producto de renegociaciones de precios entre importadores y los proveedores externos, ante la fuerte suba del dólar y la posibilidad concreta de necesitar cancelar el pedido. Por su parte, las exportaciones volvieron a mostrar una caída interanual durante el mes de septiembre, acumulando una contracción de 20,4% en los primeros 9 meses del 2018 respecto de igual período de 2017.

Durante el segundo trimestre de 2018, con la caída en la venta local de ropa y en las exportaciones, a lo que se sumaron las importaciones aún en alza, la producción nacional de indumentaria se redujo 1,8% interanual (último dato disponible en INDEC). Esto repercutió en destrucción de trabajo asalariado registrado en la Seguridad Social de nuestro sector. Según los últimos datos disponibles en el ex Ministerio de Trabajo, entre el primer trimestre de 2018 e igual período de 2017 se perdieron 3.510 puestos en la fabricación de ropa, cifra que equivale a una reducción de 7,7% en el plantel del personal de nuestras industrias.

Por último, para todo 2018, el consenso de las expectativas del mercado estima una caída en el Producto Interno Bruto argentino de 2,4%, según el relevamiento realizado por el BCRA.

DESDE AQUÍ PODRÁN DESCARGAR EL SEMÁFORO DE LA INDUMENTARIA 

 

INFORME EXPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO – SEPTIEMBRE 2018

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –SEPTIEMBRE 2018

 

Las exportaciones de indumentaria continuaron cayendo durante el mes de septiembre. Promediando un total de USD FOB 1,5 millones y 33 mil kilos, las bajas alcanzaron el -60% en dólares y -63% en kilos en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

El precio por kilogramo del mes alcanzó los USD/Kg 44,7 cayendo con respecto a agosto pero creciendo USD/Kg 3,60 en relación a septiembre del año anterior. Asimismo, elevó el promedio del acumulado anual ya que este último se ubicó en torno a los USD/Kg 41,83 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En el agregado de los primeros nueve meses del año, se registraron ventas al exterior por USD FOB 16,2 millones y 387,6 mil kilos en volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Así, las exportaciones continuaron con la tendencia a la baja a pesar de la mejora del tipo de cambio: -20,4% en dólares y -15% en kilos en enero-septiembre de 2018 y en relación al mismo período del 2017. Estos registros son, en buena medida, explicados porque las firmas se encuentran atravesando un complicado panorama productivo vinculado a las dificultades para acceder al financiamiento, las altas tasas de interés, el incremento de costos de producción, las intermitencias en la cadena de pagos, etc. Además, ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento.

Comparando estas cifras con el año 2015, la caída resulta aun mayor: en los primeros nueve meses de 2018 el valor exportado se contrajo un -61% mientras que el volumen, un -49%. A su vez, en relación al año 2012 –año récord de exportaciones del sector-, estas cayeron un -79% y -75%, respectivamente. De esta manera, los datos del acumulado del 2018 muestran que los valores y volúmenes de exportación resultan los más bajos de -al menos- los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto).

En relación a los precios promedio por kilo del acumulado anual, estos profundizaron la baja cayendo un -6,4% en relación al mismo período del 2017 y un -23% en relación al mismo período pero de 2015.

En el marco de un mercado interno con menor volumen de ventas y con aumento de la participación de los productos importados, las exportaciones resultan insuficientes para impactar de manera positiva y contundente sobre la industria de la confección local. De sostenerse el nuevo tipo de cambio real, este  tenderá a impactar positivamente sobre la competitividad precio de nuestras ventas al exterior por lo que su impulso a través de distintas medidas de incentivo serán clave de cara a potenciar sus efectos.

Por último, vale resaltar que el precio por kilo del período rondó los USD/Kg 41,83 mostrando un amplio diferencial con el precio promedio por kilo de la mercadería importada que promedió los USD/Kg 21,79 en el mismo período. Este diferencial se explica, en gran medida, por el alto contenido de valor presente en las exportaciones argentinas de indumentaria, particularmente en materia de diseño, y permite inferir su gran potencial en ese sentido.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

DESDE AQUÍ PODRÁN DESCARGAR EL ANEXO ESTADÍSTICO