Semáforo de la Industria de la Indumentaria – Junio 2019

Se profundiza la crisis en la fabricación de ropa

En abril, la producción de ropa en Argentina registró una caída interanual de 18,9% según el INDEC, la más alta de los últimos años. La reducción del consumo de prendas impacta de lleno en el sector, afectando empresas y puestos de trabajo.

El desplome en la fabricación de ropa en Argentina no encuentra su piso. Lleva 11 meses consecutivos de caída interanual y la variación de 19% de abril fue la más pronunciada de todas. Si se compara con abril de 2016, se fabricaron 36,3% prendas menos. En paralelo, la producción de hilados y tejidos también mostró una fuerte disminución interanual de 17,9% en abril de 2019, conforme las estadísticas del INDEC.

Está dinámica se explica principalmente por la caída del consumo doméstico de ropa. En efecto, las ventas de indumentaria en comercios minoristas de todo el país se redujo 16,8% en mayo respecto al mismo mes de 2018, según CAME. En shoppings del Gran Buenos Aires, las ventas se contrajeron 7,7% en marzo de 2019 comparado con marzo de 2018, mientras que en supermercados de todo el país se redujeron 6,2%, según INDEC.

La caída de las ventas ocurrió a pesar de los descuentos y promociones aplicados por los comercios y del abaratamiento relativo de las prendas: mientras los precios de la ropa subieron 41,1% interanual en abril de 2019, el índice de precios al consumidor se ubicó en 54,7% en el mismo período, como muestra el relevamiento del INDEC.

La reducción de las ventas obedece estrictamente a la caída del poder adquisitivo de la población argentina. Según el IEP, el poder de compra de los salarios de los trabajadores formales (en blanco) disminuyó 11,3% entre marzo de 2019 y marzo de 2018. Por su parte, los jubilados y pensionados perdieron 12,8% de su poder adquisitivo en abril de 2019 en comparación con mismo mes del 2018. En mayo, la confianza de los consumidores relevada por la Universidad Di Tella mostró una pequeña suba de 1,1% respecto a mayo de 2018. Se espera que el re-establecimiento del Programa Ahora 3 y 6 con tasas subsidiadas para la venta de indumentaria pueda recomponer las alicaídas ventas.

En relación al comercio exterior del sector, la contracción del mercado de ropa argentino y la incertidumbre cambiaria explicaron el desplome de las importaciones de ropa durante abril del 2019: la caída interanual fue de 56,9% en dólares y de 58% en kilos, mientras el precio promedio de la ropa importada subió 2,7% en el mismo período. Por su parte, el tipo de cambio real con China (principal origen de las prendas importadas por nuestro país) subió 15,8% interanual para mayo de 2019, como informó el BCRA. A pesar de la mejora cambiaria, las exportaciones de ropa de Argentina disminuyeron 25,4% interanual en abril de 2019, lo que también deja en evidencia la crisis del sector.

En relación al empleo, la contracción de la producción de ropa llevó a la destrucción de puestos registrados (en blanco). La última información disponible en el Ministerio de Producción y Trabajo señala que para en el tercer trimestre de 2018 se destruyeron 8.688 puestos respecto al mismo periodo de 2015, lo que representa una reducción de 17,9% en el personal del sector.

Las diversas agencias del mercado relevadas a fines de mayo por el BCRA pronostican una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina de 1,5% para todo 2019, y una inflación minorista a diciembre de este año en torno a 40,3%, por encima de las expectativas de los meses anteriores.

Por su parte, en relación a los costos del sector, la tasa de interés para adelantos en cuenta corriente volvió a subir para ubicarse en 72,3% el último día hábil de mayo, según datos del BCRA. La energía eléctrica se encareció 78,2% en la Capital Federal entre abril de 2018 y mismo mes de 2019, según información del Instituto Estadístico de la Ciudad. Por último, la nafta súper acumuló 65,1% de aumento en los últimos doce meses, lo que encareció los costos logísticos de las empresas del sector.

A continuación podrán descargar el Semáforo – Edición Junio 2019: CIAI Semáforo Junio 2019

 

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR: ENERO – ABRIL 2019

En abril 2019, las importaciones de prendas de vestir cayeron un -57% en dólares y un -58% en kilogramos en relación al mismo mes de 2018. Alcanzando los USD CIF 26,8 millones y los 1,3 millones de kilos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto), las compras al exterior continuaron evidenciando una tendencia a la baja relativa fruto, en mayor medida, del tipo de cambio, la incertidumbre a este respecto y la crisis de consumo en el mercado local.

Esta tendencia quedó plasmada -también- en los datos agregados del cuatrimestre: se registraron caídas del -34% en valor y -33% en volumen. Sin embargo, estas magnitudes aún se encuentran por encima del primer cuatrimestre de 2015: +49% y +92%, respectivamente (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto y Gráficos Nº1 y Nº2 del Informe adjunto).

Los precios promedio por kilo del mes de abril se mantuvieron en línea con los transados en el mismo mes del 2018 (+3%) y promediaron los USD/Kg 20,67. Por su parte, durante los primeros cuatro meses del año, los precios promedio rondaron los USD/Kg 20,29 apenas 12 centavos por debajo del mismo período del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En cuanto al origen de las importaciones, China permanece como líder indiscutido concentrando el 61% de los dólares importados en prendas y el 73% del volumen en el cuatrimestre (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto). Luego, se encontraron Bangladesh (5,8% de los kilos), India (4%) y Vietnam (3,2%).

Los principales productos importados durante el 1er cuatrimestre del año, no se registraron variaciones relevantes. Entre los primeros lugares rankearon los sweaters de fibras sintéticas, los abrigos tanto femeninos como masculinos -también de fibras sintéticas- y los sweaters de algodón (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

En cuanto a las categorías de producto, se relevaron entre los primeros lugares del ranking a los ‘Abrigos’ que superaron los USD CIF 39,7 y 1,9 millones de kilos (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto). Estos son originarios, en su gran mayoría, de China (80% del total).

En segundo lugar fue para la categoría ‘Pantalones’ -que superó los USD CIF 25 millones y 1,1 millones de kilos. Los países de origen de estos últimos presentaron un mayor grado de diversificación con China acumulando el 40% del total y otros países como Paraguay (9%), varios países del sudeste asiático, Brasil (3%) y Turquía (3%).

Desde Aquí podrán descargar el anexo estadístico

 

NUEVAS CONDICIONES PARA EL PROGRAMA AHORA 3, 6, 12 Y 18

A través de la Resolución 254/2019 de la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, publicada en el Boletín Oficial el viernes 31 de mayo del corriente, se estableció la vigencia de los planes Ahora 3, 6, 12 y 18 hasta el 31 de diciembre de 2019.

A continuación, encontrarán las principales modificaciones de las tasas máximas de descuento que rigen desde el 1º de junio de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2019 para tarjetas bancarias:

 

Importante: Las tarjetas no-bancarias quedarían fuera del presente esquema de tasas de interés del Programa. El Programa mantendría su vigencia exclusivamente para operaciones realizadas con tarjetas bancarias.

Asimismo, la presente Resolución deroga el mecanismo de movilidad de tasas –que había sido introducido por la Disposición N° 158 en el 2018- y que ataba la tasa del Programa Ahora 12 mensualmente a la tasa mayorista de plazo fijo en pesos de bancos privados (TM20 publicada por el Banco Central). Por tanto, las tasas quedarían fijas hasta el 31 de diciembre de 2019.

La Resolución también derogó la posibilidad de cobro a las 72 horas hábiles que se encontraba vigente a partir de la misma Disposición y que contaba con la misma tasa de interés que la opción de cobro a los 10 días hábiles.

Las tarjetas no-bancarias mantendrían las mismas condiciones establecidas por la Resolución N° 151/2019 (que fijó vigencia hasta el 31 de agosto de 2019) y por la Disposición N° 168/2018 que estableció el esquema de tasas de interés con el  mecanismo de movilidad mensual en función de la tasas mayorista de plazo fijo en pesos de bancos privados. 

Las tasas para estas tarjetas no-bancarias, según la fuente privada First Data, quedan establecidas para el mes de junio de 2019 en los siguientes valores (no obstante, consultar con las entidades no bancarias pertinentes):

Desde el siguiente enlace podrá acceder a dicho simulador: https://www.firstdata.com.ar/simulador.html y desde aquí podrán acceder a la Resolución N° 254/2019 completa.

 

AHORA 12: CIAI en Secretaría de Comercio Interior

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) estuvo presente en la reunión -organizada por la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación- donde se anunció la baja de la tasa de interés al 20% TNA para Ahora 3, Ahora 6, Ahora 12 y Ahora 18.

A continuación podrán descargar el material de la Secretaría de Comercio Interior:

Ahora 12 – BAJA DE TASAS

AHORA 12 El Gobierno anunció una importante baja de tasa

 

 

 

Informe Importaciones Prendas de Vestir: Enero – Marzo 2019

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – MARZO 2019

Las importaciones de prendas de vestir registradas en marzo de 2019 cayeron un -20% en dólares y un -13% en kilogramos en relación al mismo mes de 2018. Así, alcanzaron los USD CIF 39,3 millones y los 2,2 millones de kilogramos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto) continuando con la tendencia a la contracción relativa de las compras al exterior de prendas de vestir fruto, en mayor medida, del tipo de cambio y la crisis de consumo en el mercado local.

Dicha tendencia se evidencia en los datos trimestrales que marcan la caída de las importaciones en un -25% en valor y un -24% en volumen en enero-marzo de 2019. No obstante, estas magnitudes  aún se encuentran por encima de trimestres anteriores: +28% y +75%, respectivamente, en relación al mismo trimestre de 2017; +68% y +110% en relación a 2016 y +70% y +130% en comparación con 2015 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto y Gráficos Nº1 y Nº2 del Informe adjunto).

Los precios promedio por kilo del mes de marzo, por su parte, disminuyeron un -7% en relación a marzo del año anterior ubicándose en torno del USD/Kg 17,75. Los precios promedio del trimestre estuvieron por encima cerrando en torno a los USD /Kg 20,21, como consecuencia de los más altos precios registrados en enero, aunque aún por debajo de los precios promedio del trimestre de años anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En materia de países de origen de las importaciones, China continúa en el primer lugar aumentando su participación en el total del mercado importador, representando el 73% de los kilos importados de prendas en el trimestre (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto). Muy por debajo se ubicaron Bangladesh (5,5% de los kilos), Vietnam (3,1%) e India (3,8%) y recién en quinto lugar, Perú (1,5%).

Entre los principales productos importados durante el 1er trimestre del año se ubicaron los sweaters de fibras sintéticas, los abrigos tanto femeninos como masculinos -también de fibras sintéticas- y los sweaters de algodón (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

Hacia el interior de estas categorías, es decir, en términos de categoría de producto, los abrigos se posicionaron primeros con USD CIF 31,4 millones y 1,5 millones de kilogramos (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto) en su gran mayoría originarios de China (78% del total). En segundo lugar fue registrado por la categoría ‘pantalones’ -que superó los USD CIF 21 millones y 966 mil kilos- con orígenes con mayor grado de diversificación: China acumuló el 42% del total de los pantalones importados ingresando al ranking Paraguay (9%), varios países del sudeste asiático, Brasil (3%) y Turquía (3%).

Por último, se estima que en los próximos meses la caída de las importaciones se profundice como consecuencia de la crisis de consumo en el mercado local y la incertidumbre cambiaria.

Desde Aquí podrán descargar el anexo estadístico 

 

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria: Edición Mayo 2019

Los precios de las prendas de vestir pierden contra la inflación mientras las ventas continúan cayendo y la producción se desploma

Los precios de la ropa pierden contra la inflación, que en marzo trepó al 54,7% deteriorando el poder de compra local. La crisis del sector se tradujo nuevamente en caída de ventas en todo segmento comercial y un desplome fenomenal de la producción industrial

 

Según el INDEC, la inflación alcanzó el 54,7% interanual en marzo de 2019 marcando un nuevo récord desde el año 1991. Estos incrementos generalizados de precios presionan a la baja el ingreso real de la población, es decir, su capacidad de compra.

En rigor, el INDEC informó que el poder adquisitivo del salario de los trabajadores formales se contrajo un -11% interanual en febrero de 2019, mientras que el poder adquisitivo de jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares cayó un -12,9% en abril según estimaciones propias.

De esa manera, en la medida en que los precios continúen ganándole la carrera a los ingresos de la población, no habrá recuperación del poder de compra impactando negativamente sobre el nivel de consumo y, por lo tanto, sobre la producción local y el empleo.

En ese sentido, según el INDEC, hacia febrero de 2019 las ventas de indumentaria disminuyeron un -12% en el segmento de Indumentaria, Calzado y Textiles para el Hogar (toallas y sábanas) en Supermercados de todo el país y un -5,8% en Shoppings del Gran Buenos Aires.

En relación a las ventas en Comercios minoristas -incluyendo la modalidad online-, estas se retrajeron un -13,7% interanual en todo el país hacia abril de 2019, según indicó la Confederación  Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Por otra parte, el mercado de exportación tampoco logró traccionar las ventas del sector -a pesar de las variaciones del tipo de cambio- ya que se registró una contracción del valor exportado del -30,1% interanual en marzo según datos del INDEC.

Volviendo a los precios, el precio final de las prendas terminadas creció muy por debajo de la inflación apenas superando el +38,3% hacia marzo de 2019 en relación al mismo mes del año anterior. Esto implica que el sector no logró trasladar el aumento de los costos de producción al precio final redundando en pérdidas de rentabilidad que también actúan en detrimento de la producción nacional.

Entre los aumentos en los costos productivos se destacan, en primer lugar, las tasas de interés en pesos. Hacia el último día hábil de abril la tasa de interés vinculada a los adelantos en cuenta corriente se ubicó en torno al +73,1% anual -de acuerdo al dato publicado por el BCRA- aumentando fuertemente en relación al mes anterior (5,9 puntos porcentuales).

Estos incrementos en las tasas de interés encarecen el capital de trabajo generando, además de importantes aumentos de costos, fuertes desincentivos a la producción. Asimismo, dificultan las operaciones diarias provocando interrupciones en la cadena de pagos y deteriorando la situación financiera de las empresas.

Entre otros costos relevantes se encuentran, en segundo lugar, la energía eléctrica que registró aumentos del +78,2% en marzo 2019 en relación al mismo mes del año anterior según datos proporcionados por el Instituto Estadístico del GCBA.

Y, en tercer lugar, el aumento en los combustibles que reviste importancia dada la incidencia en los costos logísticos. A este respecto, la Nafta Súper aumentó un +58,3% su precio en abril en comparación con abril de 2018 según cálculos propios.

La suma e interacción de estos factores perjudicó sensiblemente a la industria de confección local. Según datos publicados por el INDEC, la cantidad producida de ropa cayó un -19,2% en marzo en comparación con marzo de 2018 a la par de la producción de hilados y tejidos, principal insumo del sector de indumentaria, que cayó un -17% en el mismo período.

Este desplome de la producción nacional de prendas trajo aparejado el cierre de fábricas y establecimientos productivos, numerosos casos de convocatoria de acreedores y la destrucción del empleo asalariado privado registrado en el sector, de acuerdo a información del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, pese al establecimiento del régimen especial de aceleración del cronograma de detracción del mínimo no imponible para contribuciones patronales. Los últimos datos disponibles indican que entre el III trimestre de 2018 y del 2017 se destruyeron 3.536 puestos de trabajo, lo que representa una caída de -8,2% interanual. Cabe remarcar que este panorama se ha agravado en los últimos meses debido a la profundización de la crisis de consumo por la que atraviesa el sector.

En paralelo, las importaciones del período se han contraído en marzo de 2019 al calor las variaciones del tipo de cambio, la incertidumbre cambiaria y, fundamentalmente, la crisis de consumo en el mercado local: -20,2% interanual en dólares y -13,4% en toneladas según el INDEC. En esa línea, el Tipo de Cambio Real con China[1] han aumentado un +32% según cálculos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), mientras que el precio promedio por kilo importado de prendas ha caído un -7,9% según el INDEC.

¿Qué espera el mercado? Por su parte, el BCRA estimó que las expectativas de mercado (medidas hacia abril de 2019) consideran que el Producto Interno Bruto (PIB) caerá un -1,3% durante el año 2019 y que la Inflación esperada trepará al +40%. Estas expectativas negativas sobre la economía argentina durante el 2019 se traduce, a su vez, en una aguda caída de la Confianza del Consumidor que, según la Universidad Torcuato Di Tella, se hundió al -14,2%.

A continuación podrán descargar el Semáforo de la Indumentaria – Edición Mayo 2019:CIAI – Semáforo Mayo 2019

 

[1] Este indicador se obtiene a partir de considerar la evolución del tipo de cambio nominal (peso por yuan) y de los precios de canastas de consumo representativas para ambos países. Es una de las formas de medir la competitividad cambiaria de un país.

 

Exportaciones de Prendas de Vestir: Enero – Marzo 2019

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – MARZO 2019

En marzo de 2019, las exportaciones de indumentaria cayeron fuertemente en relación al mismo mes del año anterior: -30% en dólares y -21% en kilogramos. Así, el valor total del mes se ubicó en torno a los USD FOB 1,8 millones y 41,7 mil kilos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). El precio por kilo promedió los USD/Kg 42,32 cayendo USD/Kg 5,35 desde marzo de 2018.

En términos del trimestre, las exportaciones de enero-marzo también registraron caídas a pesar de la mejora en la competitividad-precio impulsada por el salto del dólar meses atrás. En efecto, se registraron operaciones por USD FOB 5,5 millones y 128 mil kilos lo que redundó en contracciones del -13% y -12%, respectivamente (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). El precio promedio, por tanto, resultó de USD/Kg 43 lo que implicó una leve baja del -1% en relación al primer trimestre del año 2018.

Con todo, las exportaciones profundizaron su caída ubicándose en niveles históricamente bajos: similares o incluso por debajo de años críticos como el 2001 y 2002 (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Comparando con el año 2017, la disminución de valor alcanza el -18% mientras que en relación a enero de 2015, la baja fue del -58%.

De esa forma, las exportaciones no han logrado traccionar la producción de cara a impactar positivamente sobre la industria de la confección local que se encuentra afectada seriamente por la crisis de consumo interno (descenso de ventas en supermercados, shoppings y comercios minoristas), los aumentos de costos (financiamiento, logística, etc.),

Con el correr de los meses post variación del tipo de cambio se verifica que ganar mercados en el exterior no solamente depende de las cotizaciones coyunturales de las divisas así como tampoco resulta inmediato su efecto. Una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a impactar sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento a salida exportadora.

Finalmente, como mencionamos en diversas ediciones del CIAI COMEX EXPO, es fundamental que desde el Estado se fomente la salida exportadora del sector ya que cuenta con una gran capacidad para emplear trabajadores a la par que cada prenda exportada contiene un alto nivel de valor agregado que permitiría el ingreso de divisas que alivianen la carga de la balanza de pagos.

En rigor, la diferencia entre el precio del kilo de indumentaria vendida al exterior y el de las prendas importadas resultó de USD/Kg 22,79 en enero-marzo 2019 lo que implicó niveles del orden de los USD/Kg 43 y USD/Kg 20,21, respectivamente.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

Desde Aquí podrán descargar el anexo estadístico

 

INFORME IMPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO-FEBRERO 2019

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO – FEBRERO 2019

 

En febrero de 2019, las importaciones de indumentaria cayeron un -28% en dólares y un -18% en volumen en relación al mismo mes de 2018; superando los USD CIF 36 millones y promediando los 1,8 millones de kilogramos (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

Las consecuencias del nuevo tipo de cambio y de la caída del consumo en el mercado interno continúan traduciéndose en la contracción relativa de las compras al exterior de prendas de vestir; no obstante lo cual, dicho nivel aun se encuentra por encima de años anteriores. En efecto, en comparación con febrero pero de 2017, los dólares importados crecieron un +6% mientras que los kilogramos lo hicieron un +30%.

Esta tendencia mensual se refleja en el agregado bimestral: las importaciones de enero-febrero 2019 disminuyeron un -27% en valor y un -29% en volumen encontrándose por encima del mismo bimestre de 2017 (+12% y +23%, respectivamente); del 2016 (+80% y +118%); y del 2015 (+78% y +131%) (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Así, el nivel de importación es mayor al registrado durante toda la década con excepción del año 2018 (ver Gráficos Nº1 y Nº2 del Informe adjunto).

En relación a los precios promedio por kilo del mes, estos cayeron un -13% en relación a febrero del año anterior ubicándose en torno del USD/Kg 20,24. Los precios promedio del bimestre estuvieron más arriba fruto de lo evidenciado en enero, cerrando USD /Kg 21,66, es decir, un 2% por encima del mismo bimestre del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En cuanto a los países de origen de las importaciones, China permanece primera representando el 57,5% de los dólares importados de prendas en el bimestre y el 69,7% de los kilos (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto). China es seguida en peso sobre las importaciones totales por Vietnam, que explicó el 5,6% del valor importado y el 3,6% del volumen; e India con el 5,6% y 4,6%, respectivamente.

Entre los principales productos importados durante los primeros dos meses del año se posicionaron en los primeros lugares del ranking los sweaters de fibras sintéticas, los abrigos tanto femeninos como masculinos -también de fibras sintéticas- y los sweaters de algodón (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

En términos de categoría de producto, los abrigos se posicionaron primeros con USD CIF 19,4 millones y 823 mil kilogramos (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto) en su mayoría originarios de China (73% del total), y luego por Vietnam e Indonesia. La categoría de producto más demandada fue la de  pantalones -que alcanzó los USD CIF 15,1 millones y 697 mil kilos-; 46% del total provino de China. En el tercer puesto se registraron los sweaters y luego las t-shirts ambos con China como principal origen aunque, en el caso de las t-shirts, con una participación de países de origen mucho más diversificada y desconcentrada.

Para cerrar y a modo de proyección, se estima que los próximos meses el nivel de importaciones continuaría cayendo en función del nivel del tipo de cambio y del mayor grado de incertidumbre asociado a este último; y en tanto y en cuanto el salario de la población no recupere poder de compra.   

Desde Aquí podrán descargar el Anexo Estadístico 

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria – Abril 2019

Se acelera la inflación, postergando la recuperación de las ventas de ropa

La inflación de febrero y marzo superó las expectativas, lo que impide la recuperación del poder de compra de la población

Según el INDEC, la inflación mensual de febrero fue de 3,8%, alcanzando un aumento de 51,3% en los últimos doce meses, récord histórico desde el año 1991.En el Relevamiento de Expectativas del Mercado[1]del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el consenso de la inflación estimada para 2019 se aceleró de 31,9% (encuesta de febrero) a 36% (encuesta de marzo).

Sin embargo, cabe hacer una aclaración importante: la expectativa de 36% de inflación minorista para el año 2019 surge de considerar que el dólar va a valer$50 en diciembre. Ello sólo será posible si no se repiten saltos significativos de aquí a fin de año, como ocurrió en 2018.Las expectativas del mercado estiman una caída del PBI de 1,2% para 2019, cuando la estimación del mes pasado era de 1,3%.

La inflación es un dato clave pues determina el poder adquisitivo de los salarios, las jubilaciones, las pensiones y las asignaciones familiares. En la medida que los precios continúen ganándole la carrera a los ingresos de la población, no habrá recuperación del poder de compra y las ventas del sector difícilmente mejoren.

Las negociaciones paritarias de los próximos meses resultan un factor clave en esta dinámica. Por un lado, los incrementos de salarios determinan la recuperación del poder de compra de los trabajadores. Y con ello, de las ventas de nuestro sector. Por otro, representan un costo que será trasladado a los precios, en menor o mayor medida, dependiendo de la fortaleza de cada sector. Son dos caras de una misma moneda.

Según el INDEC, los salarios aumentaron 32,2% en enero de 2019 respecto a mismo mes del año 2018. Dado que en el mismo período la inflación del consumidor fue de 49,3%, el poder de compra de los salarios cayó 11,5% en un año.Por su parte, con el reciente aumento, las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares acumulan una suba de 35,9%a marzo.Sin embargo, como la inflación de dicho período fue 53,5%, el poder adquisitivo de los beneficios de la Seguridad Social también cayó 11,5%.

La caída de los salarios y las jubilaciones junto con el recalentamiento del dólar y la inflación hacia fines de febrero y durante marzo explicaron la fuerte reducción de la confianza del consumidor de 20,6% interanual, según la encuesta realizada en marzo por la Universidad Di Tella.

A su vez, la caída en el poder adquisitivo de la población condujo a menores ventas de ropa en comercios minoristas. Según la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas de indumentaria cayeron 10,7% durante marzo. El resultado fue heterogéneo según el canal de venta: -13,8% en los comercios físicos y +8,6% en la modalidad online.

Las ventas de indumentaria y marroquinería en Shoppings del Gran Buenos Aires cayeron 1,8% en enero de 2019 respecto al mismo mes del año anterior, según información del INDEC. En Supermercados, se observó un crecimiento de 8,6% interanual para el rubro Indumentaria, Calzado y Textiles para el Hogar (toallas y sábanas).

La reducción de las ventas afectó negativamente a la industria nacional: durante febrero la contracción de las cantidades fabricadas de indumentaria fue de 7,9% comparado con mismo mes de 2018, según información del INDEC. En el mismo período, el eslabón textil (proveedor del principal insumo de nuestro sector)mostró una caída en su producción de 9%.

La caída de la producción nacional de ropa provocó la destrucción de empleos “en blanco” en el sector según información del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. Los últimos datos disponibles indican que entre el tercer trimestre de 2018 e igual período de 2017 se destruyeron 3.536 puestos, lo que representa una caída de 8,2% en el personal del sector. Esta tendencia a la precarización laboral se fortaleció en el primer trimestre del año, dado que CIAI registra entre sus asociados una destrucción de aproximadamente 600 puestos de trabajo en empresas de confección.

La fuerte devaluación del año 2018 afectó a las importaciones de ropa: en febrero de 2019 se importó 28,3% menos que en mismo mes del año anterior. Analizando en términos de cantidades, las importaciones cayeron 17,7%, según información del INDEC. La diferencia se explica por una reducción de 12,9% de los precios promedio de la indumentaria importada en el período.Por la devaluación del peso argentino del último año, el tipo de cambio real[2] con China (y, por ende, la mercadería de dicho origen) se encareció 28,6% interanual en marzo de 2019, según información del BCRA.En febrero de 2019, las exportaciones de ropa argentina crecieron 16,5% respecto al nivel del mismo mes del año 2018.

Para frenar la dolarización de portafolios, el BCRA incrementó fuertemente las tasas de interés en pesos durante el mes de marzo. Esto trajo aparejado una fuerte suba de la tasa para adelantos en cuenta corriente, que se ubicó en 67,2% anual para el último día hábil de marzo, según el BCRA, cuando un mes atrás estaba en 52,3%.Los elevados costos financieros encarecen fuertemente el financiamiento de la cadena de valor, deteriorando la situación financiera de las empresas.

El precio de la electricidad subió 58,8% interanual en febrero de 2019, según datos del Instituto Estadístico de la Ciudad. La nafta súper acumula un aumento de 59% en marzo respecto al mismo mes del año anterior, empujando los costos logísticos del sector. Por su parte, los precios de la ropa aumentaron 35,4% anual en febrero de 2019 según estadísticas del INDEC. Dicho aumento estuvo sustancialmente por debajo de la inflación general (51,3%), lo que derivó en un abaratamiento relativo de las prendas y una pérdida de rentabilidad en las empresas. que en algunos casos concluyó con cierres de fabricas y convocatorias de acreedores.

[1] Todos los meses el BCRA consulta a alrededor de 50 consultoras, centros de investigación, entidades financieras y analistas extranjeros respecto de las expectativas sobre el comportamiento futuro de una serie de indicadores como dólar, inflación y PBI, entre otros.

[2]Este indicador se obtiene a partir de considerar la evolución del tipo de cambio nominal (peso por yuan) y de los precios de canastas de consumo representativas para ambos países. Es una de las formas de medir la competitividad cambiaria de un país.

A continuación podrán descargar el Semáforo – Edición abril 2019: 4 CIAI – Semáforo Abril 2019