Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero 2020

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO 2020

Las exportaciones de indumentaria de enero de 2020 registraron una disminución del 16,7% respecto al mismo mes del año anterior, llegando a USD FOB 1,47 millones (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). En términos de volumen, las ventas al exterior cayeron un 41% interanual en enero promediando los 29 mil kilogramos. De esta manera, la pérdida del volumen total fue compensada por una mejora en la relación de USD/Kg, con 51,23 para enero de este año (siendo de 38,12 el promedio de todo el 2019).

Ahora bien, a pesar de registrar mínimas variaciones en relación al año anterior, las exportaciones continúan en niveles históricamente bajos (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Comparando con el año 2017, la caída de valor alcanza el -34% mientras que en relación a enero de 2015, la caída fue del -69%.

La caída de las exportaciones impacta negativamente en la producción de cara a genera un efecto positivo sobre la industria de la confección local que se encuentra afectada seriamente por la siguiente coyuntura:

El panorama exportador podría mejorar relativamente en caso de que el nuevo tipo de cambio real se sostenga, impactando positivamente sobre la competitividad precio de nuestras prendas, y este escenario se combine con una batería de medidas de incentivo al consumo interno y al sector en general que permitan dinamizar la producción y la inversión. Ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento a salida exportadora.

Por último, como solemos remarcar en el CIAI COMEX EXPO, resulta imperioso que desde la política pública se impulse la salida exportadora del sector de la indumentaria debido a su capacidad como generador de empleo y de confecciones con alto contenido de valor a la par que permitiría el ingreso de divisas para alivianar la carga de la balanza de pagos. En efecto, la brecha de precios entre el kilo de indumentaria exportada y la importada resultó de USD/Kg 31en enero2020 ya que el precio por kilo exportado rondó los USD/Kg 51mientras que el precio por kilo importado promedió los USD/Kg 20.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior
Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos actualizados a este respecto.

Haciendo Click Aquí accederán al Anexo Estadístico 

 

Contactos CIAI hasta el 31 de marzo

Atento a los acontecimientos derivados del COVID-19 desde CIAI hemos creado un comité de crisis y seguimiento para canalizar la información que brinden las autoridades públicas, así como para compartir información, gestión y buenas prácticas para amortiguar el impacto sobre la producción y el empleo.

Estamos en comunicación permanente con el Ministerio de Desarrollo Económico y con el de Trabajo y les iremos informando sobre las novedades pertinentes. De la misma forma estamos articulando con nuestras entidades colegas y sindicatos del sector para recibir de forma actualizada la mejor información para sobrellevar la situación actual.

De forma de organizar las inquietudes / sugerencias les solicitamos:

1- Ante consultas sobre comentarios generales y capacitaciones del Programa Crecer comunicarse con Andrea Serrano (aserrano@faiia.com.ar) o al celular +54 9 11 27736713

2- Por consultas sobre temas laborales comunicarse con:
• Jorge Lacaria (jlacaria@ciaindumentaria.com.ar) o al celular + 54 911 3090-6303
• María Eugenia Silvestri (msilvestri@ciaindumentaria.com.ar) o al celular+54 911 4159-3750
• Erika Varela ( evarela@ciaindumentaria.com.ar) o al celular + 54 911 4085-2660

3- Por cuestiones de Impacto económico / sugerencias de medidas / financiamiento/ importaciones etc. Favor comunicarse con la Gerente General Alicia Hernández (aghernandez@ciaindumentaria.com.ar) o al celular +54 911 4449-0835

Volvemos a remarcar la relevancia de cumplir las sugerencias del Protocolo de Seguridad Coronavirus emitida por el gobierno nacional, por los gobiernos provinciales y municipales.

Ante cualquier duda / sugerencia / inquietud estamos a disposición.

Saludos.

Alicia Hernández

Gerente General CIAI

 

Informe Importaciones Prendas de Vestir: Enero 2020

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO 2020

Las importaciones de indumentaria cayeron en el mes de enero de 2020 un 27,45% en valor y un 17,47% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Aún con un mercado interno débil, se importaron 1.626 toneladas de prendas de vestir, lo que totalizó unos USD CIF 32,8 millones en el mes (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto), cifra superior a lo ingresado en meses anteriores.

En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 20,17, que implica una disminución del 12% con relación a los USD/Kg 22,17 registrado en el mismo período del año anterior.

Si bien los volúmenes importados en enero de 2020 son inferiores a los registrados para el mismo mes de 2017, 2018 y 2019, los datos sugieren que (sumados a los volúmenes de diciembre de 2019) hubo un fuerte stockeo de productos importados como consecuencia de la incertidumbre que generaba un posible cierre de importaciones como consecuencia del cambio de gobierno.

Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 51,2% de los dólares y el 66% del volumen (ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto).El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (7%), seguido por Vietnam (ambos 5%) y en cuarto lugar Camboya (3%), quien aumentado su participación respecto del mismo período del año anterior.

En términos de productos importados para enero 2020, los abrigos representaron el 19,66%, los sweaters 18,64% y los pantalones el 17,17% de los valores importados (ver detalle por productos en el Cuadro Nº4 del Informe adjunto y gráfico 4).

Haciendo click aquí podrán descargar el Anexo Estadístico 

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria Argentina – Edición Marzo 2020

Caen las importaciones de ropa

 

La devaluación del peso argentino acumulada en 2019 y la contracción del mercado deprimieron el ingreso de indumentaria fabricada en otros países.

Durante enero de 2020, las importaciones de ropa se redujeron 27,4% en comparación con el mismo mes del año anterior, según estadísticas aduaneras publicadas recientemente por el INDEC. Medidas en kilogramos, la contracción fue levemente inferior (-17,5%) debido a una caída en los precios promedio de las mercaderías importadas (-12,1%). Esta dinámica se explicó fundamentalmente por la suba de la cotización del dólar debido a la crisis cambiaria que atravesó nuestro país. En particular, el tipo de cambio real con China (principal origen de la ropa importada) creció 8,6% interanual para febrero, dato calculado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

La suba del dólar y la incertidumbre en torno a su evolución futura así como el cambio en la administración del comercio exterior están incentivando a los comercios locales a abastecerse de ropa de fabricación nacional. En este contexto, durante las últimas semanas se detectó un incremento de la demanda a los talleres nacionales. Debido al rezago temporal con el que se publican las estadísticas públicas (ayer se conocieron los datos de enero), habrá que esperar unos meses para saber si se confirma esa tendencia. Las cantidades fabricadas de ropa durante el primer mes del año (producción encargada entre los meses de octubre y diciembre) registraron una caída de 14% en relación al nivel de un año atrás. Por su parte, las exportaciones de ropa se redujeron 16,7% interanual según INDEC. Una situación mejor vivió el sector textil (procesamiento de fibras naturales y elaboración de hilados y tejidos), cuya producción sólo se contrajo 0,7% en enero.

Un fenómeno similar ocurre para el consumo de prendas: las últimas estadísticas publicadas por el INDEC refieren al mes de diciembre de 2019. En ese entonces, la caída interanual de las ventas de indumentaria en los Shoppings fue de 5,7% y de 16,5% para Supermercados. Por su parte, las ventas en comercios minoristas de todo el país se redujeron 2,7% en enero de 2020 comparado con enero de 2019 según el relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Esta dinámica en parte se explica por el aumento interanual de 54,5% del precio de la ropa relevado por el INDEC para enero.

Al igual de lo que ocurrió durante los últimos años (y en particular desde la crisis desatada en abril de 2018), los salarios volvieron a perder la carrera frente a los precios durante el mes de diciembre de 2019. Por este motivo, el poder adquisitivo cayó 8,4% en comparación con el nivel obtenido en diciembre de 2018. En contraste, el poder adquisitivo de la jubilación mínima se incrementó 26,1% en enero por el bono de $5.000 para los jubilados que cobran hasta $19.000 (alrededor del 75% del total de la clase pasiva).

Ahora bien, el nivel de consumo de indumentaria de los próximos meses dependerá del éxito del Gobierno para desacelerar la inflación. La estabilización del dólar alrededor de $60 y los congelamientos de naftas y tarifas decretados por 180 días lograron disminuir la inflación en el primer trimestre. En este contexto, la confianza del consumidor medida por la Universidad Di Tella tuvo una recuperación interanual de 18,6% en febrero de 2020.

Los resultados del relevamiento de expectativas del mercado realizado por el BCRA durante los últimos días del mes de febrero arrojan una moderación de los datos negativos para el año 2020. La caída esperada del PBI argentino pasó de 1,5% en enero a 1,2% en febrero, mientras que la inflación minorista de 41,7% a 40%. Como se mencionó en ediciones anteriores del semáforo, dicha caída se explica por el efecto “arrastre estadístico” por la crisis económica de 2019, cuando en rigor se trata de una estabilización del nivel de actividad respecto a los últimos meses de 2019.

En relación a los costos del sector, la tasa de interés para adelantos en cuenta corriente promedió 43,1% durante febrero (7 puntos por debajo del promedio de enero) según el BCRA. La energía eléctrica subió 43% en la Ciudad de Buenos Aires entre enero de 2019 y enero de 2020, mientras la nafta súper trepó 36,3% interanual en febrero.

Para cerrar la presente edición del semáforo conviene destacar que durante el mes de marzo se llevará a cabo el proceso de renegociación de la deuda externa del país. Sin lugar a dudas, su resultado influirá sobre diversas variables de la economía argentina (como el nivel de actividad económica, la cotización del dólar y la tasa de interés, entre otras), que resultan determinantes para nuestro sector. Habrá que seguir de cerca las novedades de ese frente para poder anticipar tendencias económicas para el sector de indumentaria.

 

A continuación podrán descargar el Semáforo de la Indumentaria – Marzo 2020:

CIAI_Semáforo_Marzo2020

 

 

 

 

Reunión con Subsecretario de Política y Gestión Comercial – Ministerio de Desarrollo Productivo

El viernes 6 de marzo  la  Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI)  mantuvo una reunión con el Subsecretario de Política y Gestión Comercial del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, Lic. Alejandro Barrios, donde se abordaron temas comerciales y de competitividad del sector de la indumentaria vinculados a las negociaciones del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

 

 

Reunión con el Secretario de Industria del Ministerio de Desarrollo Productivo

El 27 de Febrero la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) estuvo reunida con el Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa del Ministerio de Desarrollo Productivo, Ariel Schale, para conversar sobre la conformación de una agenda con políticas industriales que apoyen nuestro sector de indumentaria, generen empleo genuino y fortalezcan las exportaciones.

 

INFORME EXPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO – DICIEMBRE 2019

En el mes de diciembre las exportaciones de indumentaria mostraron un incremento del 35,8% en valor y un del 47%  en volumen en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). El precio por promedió por tonelada exportada es USD/Tn  38.353 – lo que significó una caída  del – 7,4% en relación al mismo mes del año anterior.

En el acumulado anual 2019, las exportaciones verificaron un incremento que rondó el  +10,3% en valor y un +18,5% en volumen en relación con el mismo período del año anterior (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).En esa línea, las ventas de prendas de vestir al exterior totalizaron los USD FOB 23.487.594 millones que se corresponden con 615 mil kilos con un precio promedio de USD/Tn 38.170. Cabe destacar que precio promedio por  toneladas continúa mostrando una tendencia a la baja, a saber, -6,95% interanual,

Ahora bien, estas cifras de exportación aún continúan muy por debajo de lo registrado para años anteriores (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). En efecto, los dólares exportados en enero-diciembre de 2019 resultaron un -29% menores que los de 2017, -31% menores que en 2016 y – 55% en relación con el mismo período del 2015.

Como remarcamos en las últimas ediciones del CIAI COMEX EXPO, un tipo de cambio más atractivo para la exportación es condición necesaria pero no suficiente para lograr un impacto estructural en el volumen exportado. Se requiere un plan integral que promueva la exportación de indumentaria con diseño innovador. Se espera  contar con lineamientos macroeconómicos favorables así como también con la implementación de un conjunto de políticas públicas tendientes a fomentar la salida exportadora, mejorar la competitividad del sector y dotar de dinamismo al mercado interno.

Impulsar a la cadena textil-indumentaria resulta relevante debido a su potencia para generar empleo genuino-y en su mayoría femenino- a la par que permitiría el ingreso o ahorro de dólares genuinos que alivianen la carga en la balanza comercial. A este respecto, el diferencial de precio promedio FOB por Toneladas que se obtiene  entre las prendas exportadas (USD/Tns 39.000 aprox.) y  las exportaciones de soja  exportadas (USD/TN 360 aprox.) en el año 2019 marca la potencialidad de la exportaciones de indumentaria como generadoras de valor agregado nacional.

 

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior
Hace meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que el INDEC ha comenzado a publicar datos más completos en materia de importaciones a partir de enero 2019 pero no así para las exportaciones por lo que persiste la categoría ‘Confidencial’. Los mantendremos informados a este respecto.

Haciendo click aquí accederán al Anexo Estadístico

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria: Febrero 2019

Incipientes señales de recuperación

 

La relativa estabilidad económica de los últimos meses ha permitido cierto crecimiento en las ventas de indumentaria en Shoppings y Supermercados.

La estabilización del dólar en torno a $60 y los congelamientos de tarifas de fines del año pasado trajeron calma a una economía muy golpeada por los sobresaltos cambiarios desde abril de 2018. En este contexto, las ventas de ropa crecieron en noviembre 5,8% interanual en shoppings y 2,3% en supermercados. Por su parte, las ventas en locales minoristas se contrajeron 2,7% en enero de 2020 comparado con enero de 2019, aunque se trata de la menor caída desde marzo de 2018 (mes previo al inicio de la crisis). El relevamiento de enero de la Universidad Di Tella muestra un crecimiento de 30% en la confianza del consumidor respecto al mismo mes del año anterior.

En parte, la mejora en las expectativas del consumidor está asociada a la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público y privado, gracias a los aumentos salariales por decreto a cuenta de futuras paritarias. Sin embargo, debido al fuerte rezago temporal del INDEC para publicar los datos de salarios, dichas medidas no se reflejan en la caída interanual de 7,5% del poder de compra durante el mes de noviembre. La recuperación de las expectativas también obedece al bono de $5.000 para aquellos jubilados y pensionados que cobran hasta $19.000 (alrededor del 70% del país). Dicho bono, que se repitió en el mes de enero, permitió la suba de 33,5% interanual del poder adquisitivo, porcentaje similar a los beneficiarios de las asignaciones familiares (en ese caso, el bono fue de $2.000).

La producción textil creció 9,2% interanual en diciembre de 2019 según el INDEC. Por primera vez en dos años, todos los sub-rubros de la industria textil mostraron incrementos en su nivel de actividad. Como se mencionó en ediciones anteriores del semáforo, la dinámica de la producción textil puede ser entendida como un anticipo del comportamiento del sector de indumentaria, pues la mayor parte de su producción es utilizada como un  insumo por las fábricas de confección.

La última información disponible en INDEC de producción nacional de prendas de vestir muestra una disminución de 4,4% interanual en diciembre, la menor caída desde mayo de 2018. Para todo 2019, la fabricación de ropa se redujo 13,5% comparado con 2018.

Por su parte, en el mes de diciembre también se registró un fuerte crecimiento interanual de las cantidades de ropa importada (+35%), dinámica asociada al adelantamiento de importaciones ante el cambio de Gobierno. Valuadas en dólares, las importaciones crecieron sólo 3,6% debido a la disminución de 23,2% de los precios promedios de las prendas importadas. De esta forma, las importaciones ascendieron a U$S  359,9 millones en 2019.

La estabilidad nominal del dólar en un contexto de elevada inflación están horadando la mejora en la competitividad cambiaria obtenida anteriormente: el peso argentino se abarató con respecto a China[1] 6,7% en enero de 2020 comparado con mismo mes del año anterior, según información del Banco Central de la República Argentina (BCRA). A su vez, las exportaciones de ropa crecieron 35,8% interanual, totalizando U$S 23,5 millones en 2019.

En relación a las expectativas del mercado para el año 2020, la edición de fin de enero del relevamiento realizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) arrojó como resultado una caída esperada del PBI argentino de 1,5% para 2020. El arrastre estadístico que genera la crisis económica de 2019 conduce a interpretar ese dato como la expectativa de una situación de amesetamiento de la caída del nivel de actividad. O, en términos deportivos, “un empate”. Por su parte, las consultoras e institutos consultados por el BCRA estimaron una inflación de 41,7% para los doce meses de 2020.

La política de reducción de la tasa de interés encarada por el BCRA durante los últimos dos meses lograron reducir los costos financieros de las empresas del sector: la tasa de interés para adelantos en cuenta corriente promedió 50,8% durante enero y para los primeros días de febrero se sitúa alrededor de 45%. Sin embargo, el crédito productivo aún no está extendido y los niveles de endeudamiento bancario resultan históricamente reducidos.

En relación a los costos, la energía eléctrica se encareció 43% interanual en la Ciudad de Buenos Aires durante diciembre, mientras la nafta súper subió 38,7% interanual en enero de 2019. En este contexto, los precios de la ropa aumentaron 51,9% en diciembre comparado con mismo mes del año anterior, apenas un escalón por debajo de la inflación total registrada por el INDEC para 2019 (53,8%).

A modo de cierre, conviene destacar que la dinámica futura del sector de indumentaria (y de la economía argentina en general) dependerá mayoritaria del resultado de la renegociación de la deuda externa, tanto con acreedores privados como con el Fondo Monetario Internacional. Cabe advertir que la actual situación de “reperfilamiento” de los pagos de intereses y capital no es sostenible en el tiempo. Sin embargo, tampoco es posible cumplir con los compromisos asumidos a costa del crecimiento económico, de particular importancia para nuestro sector debido a que la producción y las ventas de ropa están íntimamente relacionadas con la dinámica del mercado interno y del poder adquisitivo de la población.

 

[1] País de origen del 60% de nuestras importaciones de ropa.

HACIENDO CLICK AQUÍ PODRÁN ACCEDER AL SEMÁFORO 

 

Importaciones de Prendas de Vestir: Enero – Diciembre 2019

Las importaciones de indumentaria crecieron en el mes de diciembre un 3,6% en valor y un 35% en volumen en relación con el mismo mes del año anterior. Aún con un mercado interno débil, se importaron 1.549 toneladas de prendas de vestir a un precio promedio de USD/Kg 20,22, lo que totalizó unos USD CIF 31,3 millones en el mes (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto), cifra superior a lo ingresado en meses anteriores.


El acumulado anual muestra caídas del valor importado del orden del 30 % y del 27,6% en el caso del volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto) con relación al 2018. El año 2019 cierra con importaciones que alcanzaron los USD CIF 360 millones que se corresponden con 16,5 millones de kilogramos. En relación con los precios, estos promediaron los USD/Kg 21,69, que implica una disminución del 2,47% con relación a los USD/Kg 22,24 registrado en el mismo período del año anterior.


Si bien los volúmenes importados en el año 2019 son inferiores a los registrados en 2017 y 2018, los datos del último mes del año 2019 confirman que hubo un fuerte stockeo de productos importados como consecuencia de la incertidumbre que generaba un posible cierre de importaciones como consecuencia del cambio de gobierno.


Por parte de los orígenes de importación, no se observaron cambios significativos en el acumulado anual. China continuó en el primer lugar del ranking representando el 50% de los dólares y el 63% del volumen (ver Cuadro Nº3 y Cuadro Nº4 del Informe adjunto).El segundo lugar del ranking de kilos fue para Bangladesh (7%), seguido por India y Vietnam (ambos 5%).


En términos de productos importados del período enero- diciembre 2019, los pantalones representaron el 20% de los valores importados, los abrigos el 17,62%, los sweaters el 13,72% y las T-Shirts el 10,43% (ver detalle por productos en el Cuadro Nº6 del Informe adjunto y gráfico 4).

Haciendo click aquí  podrán descargar el Anexo Estadístico.