Semáforo de la Indumentaria Argentina – Julio 2018

Ropa hecha en Argentina,  en caída libre

El Semáforo de la Indumentaria Argentina de julio muestra una sensible bajaen el consumo y un aumento de las importaciones. Ambos efectoshicieron caer 6,2% la cantidad deprendas fabricadas por la industria nacional en el 1er trimestre, respecto de 2017.

En la edición de julio del Semáforo de la Indumentaria Argentina, se destaca el nuevo dato publicado por el INDEC sobre la producción nacional de ropa: cayó 6,2% en el primer trimestre del año, en relación al mismo período de 2017.

Otro aspecto negativo de la edición de julio: por primera vez desde el inicio de la publicación del Semáforo -en septiembre del año pasado-, 17 de las 18 variables presentan resultados adversos. La única excepción(el único dato en color verde) es el tipo de cambio real bilateral con China, que mostró una mejora interanual de 38% en junio de 2018. Esto otorgó un poco de aire a la industria nacional al encarecer la competencia de prendas importadas desde el gigante asiático.

En el contexto de las turbulencias cambiarias y de la habitual, estacionalidad, se registró un descenso en el ritmo de crecimiento de las importaciones de ropa: en mayo aumentaron 12,8% en dólares y 8% en cantidades respecto a igual mes de 2017, según el INDEC. Y los precios promedio de importación subieron 4,5%, movimiento que se da por primera vez desde que se elabora el Semáforo. Las exportaciones de indumentaria argentina, por su parte, mostraron un crecimiento de 1,4% en los primeros cinco meses del año respecto al mismo periodo de 2017, según los registros aduaneros del INDEC.

Respecto de las ventas de ropa, los últimos meses registraron caídas en todos los puntos de venta relevados. Según la CAME, en los comercios minoristas la reducción interanual para el Día del Padre fue del 9,6%. Ysegún el  INDEC, el descenso fue de 2,9% en Shoppings y 3% en Supermercados, ambas cosas en abril de 2018 versus abril de 2017. Esta dinámica descendente en las ventas no pudo ser compensada por el esfuerzo de la industria para contener los aumentos de precios de la ropa, que sólo subieron 17,1% interanual en mayo, varios escalonespor debajo de la inflación general del país (IPC con suba de 26,3%anual).

Ocurre que la caída de las ventas de ropa está explicada centralmente por la reducción del poder adquisitivo del salario de los trabajadores, baja que en mayo fue 2,5% para los asalariados formales, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET). La confianza del consumidor se redujo 0,3% en junio respecto a mayo (y 14,4% respecto a junio de 2017), mientras que las expectativas de inflación para los próximos 12 meses se posicionaron en el 30%, ambos indicadores elaborados por la Universidad Di Tella. En el relevamiento de expectativas del mercado realizado por el Banco Central, las proyecciones de crecimiento del PBI se redujeron en mayo a 1,3% para 2018, contrastando con el 2,5% de abril.

En relación a los indicadores que reflejan la evolución de los costos de las empresas de indumentaria, la tasa de interés para que las pymes accedan a financiamiento en sus cuentas corrientes promedió 45,1% durante mayo de 2018, según el Banco Central. El costo de la electricidad subió 67,5% respecto de mayo de 2017, según el Instituto de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que la nafta acumuló un aumento de 51% en junio respecto de igual período del año anterior.

Así, los costos subiendo alrededor de 50-60% interanual,junto a menores ventas, a lo que se sumó que los precios de los productos se ajustaron sólo un 17%,constituyó un combo dañino para la rentabilidad de las empresas del sector.

Por último, el Ministerio de Trabajo aún no actualizó la información referida a los puestos de trabajo asalariados registrados en la Seguridad Social. Según sus últimos datos disponibles, entre el tercer trimestre de 2017 y mismo período de 2016 se perdieron 4.055 puestos en la confección de indumentaria argentina, cifra que equivale a una reducción de 8,5% en el plantel del personal de nuestras industrias.

Acceda desde aquí al  Semáforo Julio 2018

 

Solicitud de Colaboración del Ministerio de la Producción

En el marco de las gestiones que  la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y la Federación Argentina de la Industria de la Indumentaria y Afines (FAIIA) están realizando ante el Ministerio de la Producción para lograr un decreto que permita la detracción de un Mínimo No Imponible de $12.000, al que no se aplicarían Contribuciones Patronales, se solicita a las empresas que fabriquen indumentaria:

1)Que coloquen en el Formulario 931 el tilde que marca los trabajadores en Convenio.

2)Que entren a Simplificación Registral de Empleadores en la Página de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y declaren el Convenio salarial que corresponde a cada trabajador.

Dicho trámite se solicita para trabajadores registrados antes del 2010. En caso que el Punto 2 ya se haya realizado, se solicita cumplir con el Punto 1.

Lic. Alicia Hernández

Gerente General

6 de julio de 2018

 

Informe de Importaciones de Prendas de Vestir : Enero – Mayo 2018

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –MAYO 2018

Durante el mes de mayo las importaciones mostraron un crecimiento del 13% en dólares y del 8% en kilogramos en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). Estos niveles cobran mayor dimensión en la comparación con mayo de 2016 ya que los aumentos registrados superan el 50% y 92%, respectivamente.

De esta manera, el valor importado del mes se ubicó en torno a los USD FOB 39 millones mientras que el volumen, en 1,8 millones de kilogramos. En cuanto a los precios promedio por kilogramo en mayo, estos sufrieron un incremento del +5% en comparación con el mismo mes del año anterior ubicándose en torno a los USD/Kg 22,15.

Ahora bien, en el análisis del acumulado anual se verifica que el valor de las importaciones rondó  los USD FOB 262,2 millones mientras que el volumen alcanzó los 12,7 millones de kilos. Esto redundó en incrementos interanuales del 22% y del 32%, respectivamente, mientras que, en la comparación con enero-mayo de 2015, los incrementos superaron el 113% en valor y el 171% en volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En esa línea, los datos muestran que el nivel de importaciones resultó mayor a los registrados en -al menos- los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto). Así, y en el marco de un mercado interno con menor volumen de ventas, estos incrementos de las prendas importadas se traducen en un impacto aun mayor para la industria de la confección local.

En relación a los precios promedio por kilo, estos morigeraron la baja del acumulado anual en función del incremento en el mes de mayo. No obstante, para el período comprendido por los primeros 5 meses del año el precio promedio por kilo cayó un 7,4% en relación al mismo período del 2017. Promediando los USD 20,68 por kilo los precios de las importaciones continuaron por la senda decreciente evidenciada desde el año 2016.

Con respecto a las proyecciones, se espera que la caída de las ventas en el mercado local, la cotización actual del dólar y la altura del año, desalienten las compras al exterior.

DESDE AQUÍ PODRÁN ACCEDER AL ANEXO ESTADÍSTICO

 

Cuánto incide la industria textil-indumentaria en una jornada económica

La semana pasada el Ministerio de Hacienda de la Nación publicó la estimación del impacto económico por sector tras el paro general del 25 de junio. En base a datos publicados por el Gobierno, durante la jornada la pérdida económica total estuvo valuada en alrededor de $28.000 millones. De este total, aproximadamente $5.400 millones correspondió al sector de la industria manufacturera dejando en evidencia que la industria resulta el sector que genera la mayor contribución de valor a la economía nacional.

Ahora bien, si tomamos solo el segmento industrial de la cadena textil-indumentaria este número ascendería a los $300 millones en solo un día hábil y sin tener en cuenta al segmento vinculado al comercio (estimación CIAI en base a INDEC).

De esta manera, la industria textil-indumentaria continúa mostrando una posición de peso en el entramando productivo local generando valor agregado, impulsado la creación de empleo y traccionando al conjunto de la economía.

Fuente: American Retail en base a Ministerio de Hacienda

 

 

Reunión de CIAI con la UIA

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y la Federación Argentina de la Industria de la Indumentaria y Afines (FAIIA) recibieron al Presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA),  Miguel Acevedo para analizar la situación de la cadena textil indumentaria.

Durante la reunión se intercambiaron visiones que hacen al diagnóstico de la industria nacional y del sector de la confección de indumentaria en particular. CIAI entregó un documento con las medidas solicitadas al Gobierno Nacional . Las mismas se detallan a continuación:

  • Ley de formalización del trabajo para indumentaria, calzado, etc., que implique reducción de cargas patronales y bono fiscal para aplicar a impuestos según código de actividad productiva.
  • Extensión del Ahora 3, 6 y 12 cuotas para las empresas o establecimientos comerciales de productos nacionales con reducción del costo financiero, a partir del 1 de julio próximo.
  • Compensación de los beneficios perdidos por la derogación del decreto 814/01 para las empresas del interior de la provincia de Bs. As. y resto interior del país.
  • Restablecimiento de líneas de inversión productiva, descuentos de cheques y capital de trabajo a tasas reducidas.

 

Informe Exportaciones Prendas de Vestir: Enero – Abril 2018

El INDEC discontinuó la desagregación habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. En rigor, muchos guarismos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de la información que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores. Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto. EL INDEC considera necesario aclarar que se privilegian las consultas por producto y se da la máxima apertura de país posible, lo que implica que algunas operaciones a nivel de país quedan enmascaradas y otras no. Por lo tanto, el total de un país puede o no coincidir con el total operado por dicho país en el período de referencia.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, subfacturaciones, entre otras cuestiones.

En este marco, se adjunta el informe estadístico que la CIAI elabora periódicamente. Este cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones.

DESDE AQUÍ PUEDE ACCEDER  AL ANEXO ESTADÍSTICO

 

Informe Importaciones Prendas de Vestir: Enero – Abril 2018

En el trascurso del mes de abril las importaciones continuaron creciendo incrementándose un 70% en dólares en relación al mismo mes del año anterior. El volumen de prendas, por su parte, mostró un crecimiento mayor que alcanzó el 86% interanual. De esta manera, el valor importado del mes se ubicó en torno a los USD FOB 62,1 millones mientras que el volumen, en 3,1 millones de kilogramos (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

Estos incrementos resultan más trascendentes aun tras la comparación con el año 2016 ya que, en kilos, las importaciones crecieron un 99% solo en el mes de abril. En cuanto a los precios promedio por kilogramo, estos sufrieron una baja del -9% en abril en relación al mismo mes del año anterior ubicándose en los USD/Kg 20,13. Cabe destacar que en abril de 2016 el registro marca que el precio promedio por kilo rondaba los USD/Kg 28,16.

Ahora bien, los datos acumulados del año verifican que el valor de las importaciones se ubicaron en los USD FOB 223,2 millones y el volumen en torno a los 10,9 millones de kilogramos verificando incrementos interanuales del 23,65% y del 36,4%, respectivamente (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Así, el nivel de importaciones resultó el más alto desde -al menos- los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto).

En relación a los precios promedio por kilo, estos registraron una baja del -9,4% en enero-abril de 2018 en relación al mismo período del año anterior y se posicionaron en los USD/Kg 20,44. De esta manera, continuó evidenciándose una tendencia a la baja que continúa desde el año 2016.

Nuevamente, los principales orígenes durante abril fueron los mismos que los del período (ver Cuadro Nº3 del Informe adjunto). China se ubicó en el primer lugar en los primeros 4 meses del año sumando una participación del 70% en el volumen importado total de prendas (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto). USD 141,6 millones fue el valor total proveniente de China y el volumen 7,7 millones de kilos. El precio promedio por kilo, con USD/Kg 18,40, se ubicó USD/Kg 2 por debajo del promedio general del sector.

El segundo lugar fue nuevamente ocupado por Vietnam con más de USD FOB 10 millones, Kg. 697,7 mil y un peso sobre los kilos totales de 6,4%. Al igual que China, Vietnam registró precios inferiores al promedio del sector alcanzado los USD/Kg 14,44 en el período.

Luego se ubicaron Bangladesh, India y Perú cuyo peso sobre los kilos importados totales rondaron los 3,4%, 1,9% y 1,6%, en ese orden. A diferencia de otros meses, China ganó participación en el mercado en detrimento de la gran mayoría de los orígenes de importación con excepción de Bangladesh que también ganó mercado (ver Cuadro Nº4 del Informe adjunto).

Los precios promedio por origen de los primeros 4 meses mostraron un comportamiento heterogéneo en relación al mismo período de 2017 pero dada la incidencia de China (cuyos precios cayeron un -2%) los precios promedio en general mostraron, como ya se mencionó, una caída interanual. Entre los precios que más crecieron se encontraron los orígenes Marruecos (USD/Kg 49,74; +26%), India (USD/Kg 32,88; +23%) y Turquía (USD/Kg 41,56; +15%) que, asimismo, resultaron entre los más altos del ranking junto con Perú (USD/Kg 53,11), Indonesia (USD/Kg 41,47) y Tailandia (USD/Kg 46,18).

Del análisis del universo de rubros, entre los productos más importados durante los primeros 4 meses del año figuran, primeramente, los abrigos que sumaron un valor de USD FOB 66,9 millones, un volumen superior a los 3 millones de kilos y un precio promedio de USD/Kg 22,27 (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto). Estos datos muestran que el crecimiento de las compras al exterior de abrigos fue del 136% en kilos indicando la caída del precio promedio por kilo. El 83% de los abrigos provinieron de China y el segundo origen fue Vietnam con el 7% del total y un precio muy superior: USD/Kg 53,98.

Nuevamente, hacia el interior del rubro de los abrigos se destacaron los de fibras sintéticas masculinos y luego, los femeninos con USD 24,9 millones y USD 16,1 millones, respectivamente (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

El segundo rubro que lideró el período correspondió al de los sweaters con USD FOB 36,8 millones y 1,5 millones de kilogramos, en su gran mayoría, originarios de China (72%). El aumento de importaciones de sweaters también registró importantes niveles ya que, en comparación con enero-abril de 2017, el volumen importado creció un 117% (ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto). Los principales productos del rubro fueron los sweaters de fibras sintéticas y luego, de los algodón ambos dentro de los principales 4 productos importados del ranking general (ver Cuadro Nº6 del Informe adjunto).

Del resto de los rubros, el más importante fue el de pantalones que totalizó compras al exterior por USD FOB 35,7 millones y Kg 1,5 millones a un precio promedio de USD/Kg 23,54. Esta categoría, como resaltamos usualmente, presenta un nivel de desconcentración de orígenes mayor. En ese sentido, si bien el primer lugar es ocupado por China, que acumula el 43% de las importaciones de pantalones, aparecen otros países como Paraguay (13% de los pantalones), Vietnam, Bangladesh, Indonesia, Camboya y Turquía (todos ellos con un peso inferior al 6%; ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto).

Cabe destacar que el volumen de pantalones se incrementó muy por encima del promedio del sector en los primeros 4 meses del año en relación al mismo período del año anterior. En efecto, el volumen importado creció un 157%.

Por último, entre otros segmentos relevantes, se encontraron las remeras (t-shirts), los abrigos con telas impregnadas y las camisas tanto masculinas como femeninas. Todos estos rubros estuvieron dominados por China (30% de las importaciones), no obstante lo cual, en las remeras se verificó el ingreso de un mayor número de orígenes destacados como Perú (21%; ver Cuadro Nº7 del Informe adjunto).

DESDE AQUÍ PUEDE ACCEDER AL ANEXO ESTADÍSTICO

 

Semáforo de la Industria de la Indumentaria: Junio 2018

Se prevén menores ventas en indumentaria por la aguda baja en la confianza de los consumidores

Las expectativas entre los compradores cayeron 10% en el mes y 21,3% contra mayo de 2017. Se le suma el gran salto en las importaciones de ropa: crecieron 94% en abril versus igual mes del año pasado, en toneladas.

La edición de junio del Semáforo de la Indumentaria Argentina muestra una fuerte contracción en las perspectivas de los consumidores, lo que seguramente se traducirá en menores compras de ropa en los meses futuros. Esto se desprende del indicador elaborado cada 30 días por la Universidad Di Tella, sufrió una caída de 10% en mayo 2018 respecto de abril de 2018, y un fuerte retroceso de 21,3% contrastado con mayo de 2017.

Las nubes negras sobre la compra de prendas coincidieron con un fuerte crecimiento de las importaciones de ropa terminada vía Aduana. En abril de 2018 la Argentina importó U$S 62,1 millones de dólares en prendas, un 69,7% superior a los registros de abril de 2017. Si se analizan las importaciones en toneladas, las prendas extranjeras crecieron 93,8% en igual periodo. Los precios promedios de importación, por su parte, cayeron 8,7% en dólares. En otro plano, el tipo de cambio real con China, principal origen de la ropa importada en nuestro país, mostró una suba de 31,1% en mayo de 2018 respecto del mismo mes de 2017, según el BCRA.

Por su parte, las exportaciones de ropa cayeron 9,4% en el primer cuatrimestre del año respecto a mismo periodo de 2017, según los registros aduaneros del INDEC.

Adicionalmente, en mayo se registró un aumento interanual de 43,8% en el valor de la nafta, principal determinante de los costos logísticos. Por su parte, la tasa de interés con que se financian las pymes en cuenta corriente se ubicó en 36% anual, inflando así los costos financieros. Mientras tanto, la energía eléctrica se encareció 67,5% en la Ciudad de Buenos Aires durante el último año, según el Instituto Estadístico de la Ciudad.

Las ventas de indumentaria, en tanto, reflejan un comportamiento dispar según el canal de comercialización analizado. El más importante, los comercios minoristas, registra caídas en las ventas de 6,3% en abril de 2018 comparado con abril de 2017, según la CAME. El segundo canal, la venta de ropa en shoppings de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense, mostró una recuperación de 14% en marzo de 2018 respecto de igual mes del año anterior, según el INDEC. En el mismo período, las ventas de indumentaria y productos textiles en supermercados de todo el país treparon 14,1%.

Como se mencionó en ediciones anteriores del Semáforo, la evolución futura del consumo de ropa dependerá de lo que ocurra con el poder adquisitivo de la población. La aceleración inflacionaria de los primeros meses del año llevó a una reducción de 1,7% en los salarios reales de los trabajadores formales en abril de 2018, según registró el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET). Así, el resultado de la carrera entre precios, tarifas y salarios será determinante.

Por otra parte, los precios de las prendas de vestir crecieron 16,9% en abril de 2018 respecto a mismo mes del año anterior, según el INDEC. Esta suba se posiciona un escalón por debajo del nivel general de inflación del 25,5%, según la misma fuente.

Ante la caída del consumo de ropa y el aumento de las importaciones, la producción nacional de indumentaria cayó 2,1% interanual durante el cuarto trimestre de 2017, último dato disponible en INDEC. De esta forma, 2017 cerró con una caída de 5,7%, que se sumó a la caída del 2016 de 11,7%. En combinación, la fabricación argentina de prendas de vestir se redujo 16,7% durante el bienio 2016-2017.

La reducción de la producción industrial, además, hizo perder puestos de trabajo asalariados registrados en la Seguridad Social. Así, según los últimos datos disponibles en el Ministerio de Trabajo, entre el tercer trimestre de 2017 e igual período de 2016, se perdieron 4.055 puestos, cifra que equivale a una reducción de 8,5% en el plantel del personal de nuestras industrias.

Por último, para todo 2018, el consenso de las expectativas del mercado revelado a fines de abril, estimaba un crecimiento económico de 2,5%, según el Banco Central.

 

ACCEDA DESDE AQUÍ AL SEMÁFORO JUNIO 2018

Sobre el Semáforo de la Indumentaria Argentina

El Semáforo de la Indumentaria Argentina desarrolla 18 variables con los principales indicadores del sector. A comienzos de cada mes brindamos esta herramienta actualizada a los medios de comunicación y a la opinión pública, de modo de contar con una fuente de información confiable y permanente sobre la actividad.

 

Qué es la CIAI

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), con más de 70 años en el país, representa a todos los empresarios ligados a la confección y la moda promoviendo el fortalecimiento y crecimiento de este sector industrial de importancia estratégica.

Además de cumplir un rol político gremial de representación empresaria, la entidad brinda soporte a sus empresas socias –desde emprendedores y pymes hasta marcas líderes- a través de su programa de asesoramiento integral.

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria es protagonista en temas trascendentes para el desarrollo del sector de indumentaria argentino:

  • Identificación de oportunidades y riesgos de la cadena de valor
  • Fortalecer el posicionamiento de la moda argentina
  • Promoción de la internacionalización de marcas y diseñadores del país
  • Luchar contra la competencia desleal interna y externa