Informe sobre Importaciones de Prendas de Vestir – ENERO 2017

Cuando el año pasado analizamos las importaciones de prendas de vestir de enero 2016, que arrojaban un monto total de casi 26 millones de dólares para 935.000 kilos, lo cual resultaba el mes de enero de mayor ingreso de mercadería oficialmente dado a conocer por las Autoridades desde que procedíamos a un análisis sistemático de esta (superior a enero 2011 y 2012), nos excusamos de no poder basarnos en esas cifras para pronosticar lo que sería del año 2016 al respecto. Sospechábamos que, con la aceptación de todas las DJAI entonces pendientes, los valores podrían crecer aun más durante los próximos meses hasta llegar a un nivel normalizado.

No nos equivocábamos en lo primero – subieron considerablemente las importaciones – pero la normalización que esperábamos no llegó aún.  Es así que los valores mensuales que venían decreciendo desde septiembre 2016 subieron un nuevo escalón, llegando en enero 2017 a 33.750.000 dólares, sólo superado en el pasado por marzo, abril y agosto 2016.  Pero jamás alcanzado en un mes de enero.

Ignoramos hasta qué punto este hecho se debe a un freno o retraso que pudieran haber sufrido algunas importaciones de fines de 2016, que finalmente se efectuaron este año.

Surge de los datos que acompañamos un factor adicional de gran importancia: el del kilaje ingresado. No hemos registrado nunca en el pasado un volumen mensual tan considerable: 1.600.000 kilos (71% superior a enero 2016), a un precio promedio por kilo que no veíamos desde 2012, o sea 21 dólares, cuando el promedio del año pasado fue de 27 dólares por kilo.

Otro dato a tener en cuenta en este mes de enero atípico es el origen de las mercaderías ingresadas.  China sola superó -en enero 2017- en 10 millones de dólares sus ventas comparadas con las del mismo mes de 2016. De esta manera, elevó su participación en el monto total del 62% a casi el 70% y en volumen de 72% a 81%, principalmente, en detrimento de la participación de los tres otros países que solían contribuir aproximadamente al 30% del monto total (Perú, India y Vietnam) y que han retrocedido ahora al 12 o 13%. Los precios promedio de los cuatro bajaron sensiblemente, pero la diferencia al respecto entre el primer proveedor y los otros tres sigue abismal.

De nuestros socios del Mercosur, no hay mención de Brasil.  Paraguay duplicó su participación y triplicó el monto y Uruguay está ahora entre los últimos países mencionados en el ranking.

Se “recuperaron” Bolivia y Portugal, pero se trata de montos sin peso importante en los totales como lo muestra la página 3 del Informe adjunto.

En cuanto a las posiciones arancelarias que más ingresaron en enero, los sweaters de Fibras Sintéticas ocuparon el primer lugar del ranking, seguidos apenas más abajo por los sweaters de algodón, con precios promedio fuertemente disminuidos para el caso de los primeros. Le siguen los abrigos y los pantalones de algodón (ver pág. 5 y 6 para detalles completos).La representación gráfica de la participación de las categorías de productos de la pág 7 muestra claramente que, por primera vez y por lo menos en el pasado reciente, los sweaters ocupan el segundo puesto con 18,5% del total importado (el primer puesto siempre ocupado por los abrigos que, todos juntos, significan el 23% del total), seguidos por los pantalones que representan 14%.  El resto de las categorías disminuyó en general en su posicionamiento.  Se puede verificar que en casi todas las categorías, con la excepción de chaquetas y trajes, China ocupa holgadamente el primer puesto entre los principales competidores (ver pág. 10 a 12).

Sin embargo, conviene recordar que un solo mes del año no significa una tendencia definida en cuanto al grado de participación de una categoría sobre la otra.

 

Descargue DESDE AQUÍ el Informe de Importaciones

 

Comentarios Cerrados