Algodón orgánico y moda

El algodón orgánico y los consumidores conscientes.

¿Dentro de las naturales, que rol está jugando el  algodón orgánico actualmente en las marcas de moda?

algodon-organico-y-moda-gabrielfariasiribarren-1El perfil de las nuevas generaciones de consumidores conscientes tiene un distintivo sello de “orgánico”. Obviamente, las marcas han tomado nota de ello por lo que han promovido cambios en sus campañas de marketing y su cadena de suministros para que cumplan con los criterios de fibras y materiales obtenidos de forma ética y orgánica. Para muchas de estas empresas la utilización de algodón orgánico en sus colecciones se ha transformado en un requisito previo para el éxito de la marca tanto como la calidad de la producción, la diversidad de los modelos y el éxito en el seguimiento de las tendencias actuales.

En los últimos diez años el cultivo de algodón orgánico ha tenido un efecto positivo en la transformación de laindustria textil. En 1996 se  lanzaron distintas gamas de ropa deportiva de 100% algodón orgánico y esto fue visto dentro del sector como un movimiento arriesgado. Sin embargo, lo que se consideró en aquel momento una estrategia inusual fue respaldada por el compromiso con la sostenibilidad, así como la intención de reducir drásticamente los costos de producción de algodón cultivado químicamente. Poco después, se hizo evidente que los beneficios ambientales superaban con creces el riesgo financiero y el liderazgo de las marcas que lo propiciaron sirvió como ejemplo para dar a conocer y demostrar que las marcas en el siglo 21 deben tener en cuenta otros aspectos que los consumidores y futuros clientes consideran fundamentales.

Algodón orgánico y sustentabilidad.

Sobre la base de los últimos datos, se puede decir con certeza que la brecha entre las empresas que están liderando en sostenibilidad y las otras se está cerrando a favor de las primeras. Varias marcas globales han fijado como prioridad adoptar algodón orgánico para posicionarse como creadores de tendencia en cuanto a la protección del medio ambiente y en una fuerza disruptiva y positiva en las comunidades agrícolas productoras. Las marcas están dispuestas a participar en un diálogo honesto acerca de los orígenes de sus fibras y resto de materiales, que a su vez genera confianza y lealtad en el consumidor. Ya que lo orgánico representa una fuerte marca, claramente entendida y bien establecida respecto de la sustentabilidad, cada vez es más necesario para las empresas textiles incorporar al algodón orgánico en parte de sus colecciones. Al igual que los sectores de alimentos, salud y belleza, el de la moda está bajo la presión de ofrecer a los consumidores y a sus clientes conscientes opciones saludables y ambientalmente amigables con el planeta y sus ecosistemas.

Las marcas líderes se están moviendo hacia adelante con la “revolución de la moda” al cambiar el enfoque de la historia proyectando la marca de ropa a “la situación detrás de la escena”. Lo hacen porque para la nueva generación de consumidores conscientes es importante conocer dónde, cómo y quién produce las prendas y los accesorios que luego vestirán. El efecto de los consumidores sobre las marcas que adoptan las tendencias orgánicas es tan grande que las empresas están aplicando los mismos principios y técnicas en las fibras y materiales como el poliéster reciclado, el lyocell y otras.

Esta combinación de beneficios ambientales, sociales y económicos que trae el algodón orgánico proporciona una base para considerar el impacto de las otras opciones de fibras y la construcción óptima de la cartera de materiales.

La utilización de esta variedad de algodón por parte de las marcas mundiales de referencia es una demostración de un alto nivel de compromiso por aumentar el porcentaje de este tipo de algodón en las colecciones textiles de moda.

Algodón orgánico y responsabilidad social corporativa.

Las empresas que en los últimos años han hecho el mayor esfuerzo en la adopción de algodón orgánico han experimentado una mayor visibilidad como resultado directo de esta acción pero además no solo promueven el  cultivo de algodón orgánico sino también de otros materiales de fuentes sostenibles. A pesar de este fuerte incremento en la obtención de algodón orgánico certificado, las empresas productoras deben seguir mejorando para alcanzar prácticas 100% sostenibles y seguir participando en proyectos que van más allá de la certificación.

Un ejemplo de desarrollo conocido en el sector es proyecto Appachi Eco-Lógica en India, una iniciativa única que ayuda a los agricultores a implementar métodos ecológicamente racionales de cultivo y mejorar su calidad de vida, proporcionándoles una fuente de ingresos garantizada. Éste es conocido como un “modelo de crecimiento inclusivo” porque genera cambios sociales, económicos y ambientales a lo largo de toda la cadena de valor.

Conclusión.

La utilización de algodón orgánico y los nuevos tejidos tecnológicos e inteligentes en moda son, bajo mi consideración,  las dos tendencias más disruptivas en el sector actualmente.

Apoyar el crecimiento de los pequeños agricultores de algodón orgánico es ahora una parte vital de la cadena de suministro textil y se centra en los aspectos sociales y económicos de la sostenibilidad. En este sentido los estándares de la industria también incluyen requisitos ambientales y la certificación orgánica en pos de  generar un compromiso aún más fuerte para proteger al medio ambiente y construir la sustentabilidad deseada por todos a largo plazo.

Fuente: Gabriel Farias Iribarren

 

04
Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria - Av. Rivadavia 1523 – Piso 5 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
C1033AAF, Argentina - Teléfono: (+54.11) 4381.0001 Fax: (+54.11) 4384.9002
Mail: info@ciaindumentaria.com.ar