Semáforo de la Indumentaria Argentina: Edición Abril 2022

Se recuperan las ventas de ropa

La superación de los peores momentos de la pandemia impulsa las ventas de nuestra cadena de valor.

 

  • En marzo, las cantidades vendidas de ropa en comercios minoristas crecieron 22,8% respecto a marzo de 2021.
  • Aún persisten los problemas mundiales en las cadenas de abastecimiento generados por la pandemia y la guerra en Ucrania, lo que lleva a escasez de productos.
  • La producción nacional de ropa está creciendo, aunque enfrenta límites por la escasez de trabajadores capacitados y de insumos productivos.
  • Las importaciones de prendas crecieron 72,3% interanual en febrero.

Después de mucho tiempo, la recuperación de la movilidad social está llevando a muchos consumidores a renovar el placar, estimulando las ventas de indumentaria y calzado en los distintos canales comerciales. La CAME informó que las ventas en comercios minoristas aumentaron 22,8% interanual en marzo, recuperación también registrada, aunque con menor intensidad, en los shoppings y en los supermercados: +13,9% y +4,2% interanual en enero respectivamente.

El incremento de la demanda del mercado está impulsando la producción nacional de nuestra cadena de valor, aunque con tensiones por la escasez y los problemas de abastecimiento, tal como ocurre en la mayoría de los países del mundo. La pandemia primero y la guerra en Ucrania después significaron un duro golpe para las cadenas globales de valor (CGV), no sólo en términos de aumentos de precios internacionales sino también de dificultad para acceder a insumos estratégicos en tiempo y forma.

La producción nacional de indumentaria subió 8,1% interanual en febrero, mientras que la de hilados y tejidos (segmento textil) se recuperó 11%, según el INDEC. En la actualidad, la principal limitación para lograr mayores incrementos en la oferta nacional de indumentaria es la fuerte escasez de costureros capacitados y de diversos insumos productivos.

En este contexto tan inédito en nuestra historia, el crecimiento de las importaciones de prendas (superior al 70% interanual en febrero según INDEC) está permitiendo complementar la oferta nacional, lo que resulta necesario para lograr abastecer a la demanda del mercado.

 

Comentarios Cerrados