8 textiles sostenibles que rompen barreras

Insectos, frutas, vino, estiércol de vaca, café y ADN. Suena como una lista bastante extraña de cosas, ¿verdad? Te sorprendería descubrir que todos los recursos naturales mencionados aquí tienen algo en común … Todos son soluciones potenciales para una industria de la moda más circular y sostenible, lo que ayuda a alcanzar un futuro mejor. Gracias a colaboraciones conscientes creadas para cerrar la brecha entre la moda y otras industrias como la de la alimentación, cada uno de estos materiales se puede usar para producir fibras ecológicas que tienen una baja huella de carbono.

Actualmente, más del 60% de la ropa en nuestra industria está compuesta de poliéster creado a partir de procesos tóxicos y, según el Banco Mundial, el 20% de la contaminación del agua se debe al procesamiento de textiles. El algodón y el cuero son dos de los materiales más “sucios” en nuestros armarios, ya que utilizan una amplia gama de pesticidas, agua y energía en la producción, por lo que es fundamental innovar para allanar el camino hacia una industria más socialmente responsable. Para ayudar en este apasionante cambio, hemos seleccionado los 8 textiles textiles éticos principales y las alternativas de bajo impacto para la seda, el cuero, la lana, el algodón y otros.

Microsilk

Hecho de: telarañas

Características únicas: Durable, resistente al agua y renovable.

¿Sabías que los hilos de seda en una tela de araña son cinco veces más fuertes que el acero y tienen más elasticidad que las bandas de goma? Con tanta fuerza y ​​flexibilidad, no sorprende que Bolt Threads haya dado el salto para hacer que el textil sea comercialmente viable con un proceso relativamente simple. A través de la ingeniería bio-genética, la levadura de las telas de araña se utiliza para producir grandes cantidades de proteínas de seda a través de un proceso de fermentación que utiliza agua y azúcar. La seda líquida cruda se hila en fibras y se teje en prendas. Sin el uso de poliéster y procesos tóxicos, esta seda de araña es renovable y completamente sostenible. ¿Quién hubiera pensado alguna vez que estos bichos serían útiles para la industria de la moda?

Orange Silk

Hecho de: Cáscara de naranja

Características únicas: Suave, multiuso, renovable.

¿Alguna vez has pensado en lo que sucede con las cáscaras de naranja que sobran al hacer tu jugo? Más de 700.000 toneladas de subproductos de cítricos se producen y desperdician cada año solo en Italia, lo que brinda a la empresa italiana Orange Fiber la oportunidad de convertir estos desechos en una fibra natural con una baja huella de carbono. De manera similar a Bolt Threads, el proceso extrae la celulosa cítrica de estas cáscaras de naranja sobrantes y la convierte en una fibra; dando como resultado un tejido refinado y de alta calidad. Al unir los dos pilares de la herencia italiana (moda y alimentación), Orange Fiber ha desarrollado un hilo de celulosa similar a la seda que se puede mezclar con otros materiales para crear sarga naranja, popelina, jersey y más, elevando los estándares de la producción textil moderna.

Polylana

Hecho de: Textiles Reciclados

Características únicas: Bajo impacto, fácil de mezclar

A día de hoy, Polylana ha ahorrado 46.440.000 litros de agua, una cifra que equivale a 18 piscinas de tamaño olímpico. La compañía introdujo una alternativa de bajo impacto a las fibras acrílicas o de lana hecha de una mezcla de materiales vírgenes y reciclados. En sus procesos de producción utilizan un 85% menos de agua, un 76% menos de residuos y un 19% menos de CO2. Según la compañía, «para mejorar la sostenibilidad, la funcionalidad y / o la estética, la fibra de Polylana se puede hilar con Lenzing EcoVero, algodón orgánico, lana reciclada, nailon, merino o cachemira». El textil también libera un 32% menos de fibras microplásticas sintéticas de los productos domésticos. Al lavarlos en la lavadora, asegura una reducción de la contaminación plástica en nuestro entorno.

Piñatex

Hecho de: Hojas de piña

Características únicas: Ética, vegana, resistente.

 

Todos conocemos el impacto ambiental de la producción masiva de cuero, incluidos los procesos de teñido químico que terminan contaminando el aire y el agua de los pueblos y ciudades. Solo por esta razón, Carmen, una experta en productos de piel, decidió en un viaje a Filipinas que había que introducir una alternativa sostenible. Después de siete años de investigación y desarrollo, creó un textil de cuero no tejido con el uso de hojas de piña, otro subproducto de los desechos agrícolas.

Su compañía, Ananas Anam, desarrolló la primera máquina automatizada para ayudar en el proceso de decorticación, que extrae las fibras largas de las hojas que se convierten en una malla, que luego se transporta a España para los toques finales, dando a Piñatex su apariencia de cuero. El textil de origen sostenible y libre de crueldad ahora se utiliza en prendas de vestir, calzado, accesorios de moda y muebles, con un bajo impacto ambiental y una alta responsabilidad social.

Tencel

 

Hecho de: pulpa de madera

Características únicas: Absorbente de humedad, antibacteriano, biodegradable.

Producido por la compañía austriaca Lenzing, Tencel es un tejido liviano y versátil fabricado con Lyocell (rayón), una fibra de celulosa desarrollada al disolver pulpa de madera que proviene de plantaciones de eucaliptos gestionadas de manera sostenible. Su uso se ha vuelto bastante popular debido a su transpirabilidad, absorción de humedad, regulación térmica y propiedades antibacterianas. Ahora se usa en ropa deportiva, denim, prendas íntimas, textiles para el hogar y más a través de una producción de ciclo cerrado sostenible, ya que utiliza mucha menos energía y agua que el algodón convencional, por lo que tiene un bajo impacto ecológico.

Zoa

Hecho de: ADN bio-fabricado

Características únicas: ético, cruelty-free

 

No hay escasez de alternativas de cuero sostenibles con las numerosas soluciones innovadoras lideradas por el desperdicio de fruta (piñas, plátanos, manzanas, uvas y más), pero cuando se trata de eliminar el componente de crueldad de la industria del cuero, hay una compañía en particular que acapara todas las miradas. Modern Meadow utiliza células cultivadas en el laboratorio que se fermentan y se multiplican para formar proteínas de colágeno y se ensamblan para formar un cuero artificial vegano, que se ve y se siente exactamente como el cuero de animales. El cuero Zoa puede soportar cualquier densidad, forma, textura y es altamente adaptable a diversos usos. La misma tecnología e innovación se está aplicando en la industria alimentaria para crear carnes a base de plantas, pero mientras que esta última ya se produce y consume en masa, el cuero biofabricado aún debe ser utilizado por las marcas de moda moderna.

S.Cafe

Hecho de: café molido

Características únicas: desodorizante, de secado rápido, resistente a los rayos UV

La mayoría de nosotros no puede continuar nuestro día sin una taza de café por la mañana, lo que requiere 140 litros de agua para producir y desperdicia el 90% del grano de café. Hecho de este café molido y botellas de plástico, la empresa taiwanesa Yingtex innovó un hilo ecológico en 2008 que ahora cuenta con más de 110 clientes, entre ellos Patagonia, Timberland, American Eagle y Victoria´s Secret, por nombrar algunos. Tres tazas de café molido y cinco botellas de plástico recicladas tienen la capacidad de producir una camiseta en la fibra S.Cafe. La mejor parte es que los residuos de café provienen de cafés y tiendas en Taiwán, ¡incluyendo Starbucks!

Mestic

Hecho de: Estiércol de vaca

Características únicas: Eficiencia energética, renovable, inodoro *

 

Si crees que los textiles mencionados anteriormente son inusuales, es porque no has oído hablar aún de Mestic. El exceso de estiércol de vaca de la ganadería lechera intensiva ha llevado a una saturación excesiva en varios países europeos. Esta es la razón por la que la diseñadora holandesa Jalila Essaïdi propuso que la industria fuera más circular utilizando el estiércol del ganado para producir fibras bioplásticas y sostenibles, un método conocido como Mestic. El estiércol de estas vacas está compuesto por un 35% de celulosa, por lo que con las cantidades globales de exceso de estiércol, habría suficiente celulosa para satisfacer la demanda de fibras y reemplazar el algodón, que actualmente es el cultivo con la mayor huella de carbono en el mercado.

Fuente: Editado por CIAI – Artículo publicado en Luxiders

Foto: Luxiders

01
Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria - Av. Rivadavia 1523 – Piso 5 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
C1033AAF, Argentina - Teléfono: (+54.11) 4381.0001 Fax: (+54.11) 4384.9002
Mail: info@ciaindumentaria.com.ar