¿Cómo logró Victoria Beckham transformarse de ‘Posh Spice’ a una de las diseñadoras más reconocidas?

La ex cantante llega a un nuevo reto en su carrera dentro de la industria de la moda, algo que ha conseguido tras varios años de trabajo.

A nadie le queda duda que Victoria Beckham es un ejemplo de elegancia y de los looks que siempre se volverán tendencia. Además, es madre de una gran familia y su matrimonio de 19 años con David Beckham es súper envidiado porque la pareja ha logrado ser figura pública y mantener su vida íntima en casa. ¿Pero siempre ha sido así? ¿Cómo llegó a ser un icono de la moda?

Las respuestas comienzan en sus orígenes como estrella de las Spice Girls. En 1996, cuando la agrupación colocó su sencillo debut “Wannabe” en los primeros lugares de popularidad de más de una treintena de país, sin duda destacaba la figura de Victoria Adams por sus mini vestidos negros o dorados y un corte bob; de ahí que la publicación Top of the Pops le dio el nombre Posh Spice, con el que se le identifica aún.

Si esta notoriedad no hubiera sido suficiente, en 1999 cambió su apellido al casarse con el futbolista David Beckham, considerado en aquel momento uno de los guapos solteros más codiciados del mundo, y justo cuando triunfaba en el futbol inglés con el Manchester United.

A partir de ahí, la carrera de Victoria se volcó a la moda tras intentar ser solista, pero fracasar con un primer disco que tuvo pocas ventas y un segundo álbum que nunca vio la luz. Comenzó primero como imagen de Dolce & Gabbana, luego diseñadora de una colección en Rock & Republic, y hasta juez en el programa Proyect Runway, además de lanzar una línea de jeans y un perfume.

Pero quizá la consolidación llegó entre el 2007 y 2008, justo cuando se mudó con su esposo e hijos a Estados Unidos por el nuevo equipo del futbolista. En aquel momento apareció en la campaña de Marc Jacobs y finalmente fundó su marca Victoria Beckham, que debutó en un discreto desfile en la Semana de la Moda en New York.

Así, lo que parecía que iba a ser una incursión efímera, se volvió un negocio que ha subido como la espuma. Victoria ganó el premio a Mejor Diseñador del año en los British Fashion Awards 2011; en 2014, la revista Mangament Today la nombró empresaria del año, y hasta su hijo Romeo apareció en la publicidad de Burberry en 2012. Le siguieron portadas, un documental que se estrenó en YouTube y finalmente en 2014 la apertura en Londres de su primera tienda.

Ahora, a 10 años de distancia desde la creación de su marca, ya con una boutique abierta en Asia y el premio a la marca de lujo del año, la exestrella del pop llega a la Semana de la Moda en Londres, cuyo desfile debut se llevó a cabo el 16 de septiembre. Un paso más en la meteórica carrera que parece seguir ascendiendo.

Debut en el London Fashion Week

Debutar en la London Fashion Week le genera una mezcla de nervios y emoción a esta estrella del pop reconvertida en diseñadora. “Siempre me pongo nerviosa antes de un desfile y nunca he hecho nada en casa, pero es estupendo formar parte de la LFW. Estoy muy emocionada”. En lugar de decantarse por recorrer su historia con nostalgia, Beckham se agarra con fuerza al momento presente para esta colección Primavera-Verano 2019. «Esta temporada se trata de ofrecerle alternativas a mi clienta. ¿Quiere un pantalón pitillo o uno más amplio? ¿Prefiere falda corta, midi o larga?«.

Las estilizadas siluetas –“no ajustadas sino a favor de las formas femeninas”– se apoyan en los códigos que ha ido desarrollando a lo largo de esta década. Los vestidos etéreos de ahora no pueden estar más lejos de aquellos diseños apretados de 2008, demostrando en cambio una fiel devoción por la sastrería y un mayor gusto por la comodidad.

Tops fluidos con delicadas inserciones de encaje, faldas de lúrex, prendas de punto y chamarras ligeras navegan por esa delgada línea entre lo masculino y lo femeninoEl color sigue siendo igualmente importante. Esta temporada, la paleta se inspira en la artista británica afincada en Nueva York, Nicola Tyson, de modo que sus característicos tonos vibrantes –azul aciano, rojo pomelo y ocre– se oponen con fuertes contrastes. «Para mí sigue siendo aún muy importante probar yo misma la ropa, usar los bolsos, ponerme los zapatos», dice, vestida de pies a cabeza con sus diseños: sandalias planas, pantalones negros de sastre, una sencilla camiseta blanca y una chamarra de camuflaje oversize de su colección crucero. «Como mujer que soy, quiero que todo sea ponible».
El casting también ha sido crucial en el desfile. «Quería ofrecer un punto de vista propio y cambiar de rumbo», dice. «Siempre he elegido a chicas bastante jóvenes y esta temporada quería incluir mujeres con las que mis clientas pudieran identificarse. Y, ya que vuelvo a Londres, que hubiese chicas de aspecto muy británico», concluyó. Lo cierto es que Victoria Beckham se ganó el respeto de la industria.

Fuente: Vogue México
Fotos: Vogue México
01
Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria - Av. Rivadavia 1523 – Piso 5 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
C1033AAF, Argentina - Teléfono: (+54.11) 4381.0001 Fax: (+54.11) 4384.9002
Mail: info@ciaindumentaria.com.ar