Indumentaria y tejidos de la época victoriana

405px-Tissot_lilacs_1875La grandeza británica alcanza su cúspide con Victoria I de Inglaterra (1819-1901), quién subió al trono en 1837 y gobernó el Imperio Británico, devolviéndole la estabilidad a la corona. Su reinado es considerado uno de los más prósperos de su época, por lo cual llegó a convertirse en símbolo de un período que tomara su nombre: “la era victoriana”.

La moda victoriana comprende las diversas tendencias en la cultura británica que surgió y creció en la provincia, en la época victoriana y el reinado de Victoria.

Surgieron muchos y variados métodos de producción y distribución de prendas de vestir en el transcurso del largo reinado de Victoria.

En 1837, se fabricaron telas en las ciudades del norte de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Por lo general la ropa era hecha a medida por costureras, modistas, sastres, sombrereros, etc. y muchos otros comerciantes especializados, que servían en pequeñas tiendas a una clientela local. Las familias que no podían permitirse el lujo de encargarla a las modistas, hacían su propia ropa, o compraban ropa usada y la modificaban.

En 1907, la ropa se elaboraba cada vez más en las fábricas y se vendía en grandes tiendas. Coser en casa era todavía significativo, pero fue disminuyendo poco a poco.

La nueva maquinaria y los nuevos materiales cambiaron la ropa de muchas maneras.

La introducción de la máquina de coser a mediados de siglo simplificó la confección de ropa en el hogar y en las boutiques. Ha permitido un ahorro de tiempo y ha ayudado en la creación de prendas que de modo manual hubiera sido excesivamente lento.

Los nuevos materiales de las lejanas colonias británicas dieron lugar a nuevos tipos de prendas de vestir (como las botas de goma que se caracterizaban por su impermeabilidad).

Las tinturas comenzaron a estar disponibles en los últimos años de la década de 1850, y pronto la moda las adoptó. Reemplazaron a los tintes vegetales y animales. Azules brillantes, púrpuras vívidos y otras tonalidades impactantes se utilizaron en telas de seda que captaban los colores vibrantes de una buena manera. Las tinturas brillantes no eran muy utilizadas en algodón, lino y muselina, ya que muchas veces las hacía parecer atrevidas y estridentes.

Los vestidos diseñados para las jóvenes adineradas y elegantes de finales de la época Victoriana estaban hechos con telas muy delicadas. Vestidos de gaza hechos con tul y sedas, eran profundamente adornados, hechos para ser usados un par de veces antes de ser reemplazados. Los vestidos delicados y adornados eran usados por mujeres jóvenes y solteras. Las mujeres casadas se vestían de una manera más práctica en satén y terciopelo pesado, aunque estos vestidos no llevaban menos decoración.

Moda victoriana 2La ropa de hombre era vista como formal y rígida. Era colorida que en el siglo anterior. Los hombres de finales de la época victoriana usaban chalecos, sin importar si se vestían para un encuentro matutino o para una fiesta nocturna. El chaleco era una parte importante de sus atuendos, y los hombres poseían muchos de ellos para usar con un par de trajes oscuros. Los chalecos de seda eran inmensamente populares, ya que la seda era un material relativamente nuevo, pero lana y algodón también eran populares.

La ropa interior fue muy importante en los atuendos de finales de la época victoriana, en especial para mujeres. Muchas capas de enaguas hechas de algodón, franela o lana eran puestas debajo de cada vestido usado por las mujeres. Las enaguas se usaban para hacer que las faldas pareciesen más anchas, creando el estilo «campana» que fue popular durante la primera parte de finales de la época victoriana. Hasta la invención de marcos livianos en 1856, las mujeres usaban hasta 14 libras (6,3 kg) de tela debajo de sus vestidos. Bragas adornadas con muselina y enaguas suaves de muselina aparecieron una vez que los marcos se volvieron más populares. En el período final de la Época Victoriana, las faldas anchas se empujaron hacia atrás y todo ese material extra se usó para crear polizones amplios.

1857-suit19thcentury1Las niñas de la Era Victoriana vestían en varias capas de ropa. Tipicamente, usaban una camisa suelta, con medias, calzoncillos o bragas, tirantes y dos o más enaguas. Sobre estas piezas, usaban un vestido de mangas cortas, y lo cubrían con una capa o manto, según DickensVictorianVillage.com. Las niñas de familias adineradas tendían a usar enaguas y vestidos que eran reproducciones en miniatura de los vestidos de mujer, con muchos detalles decorativos. Sin embargo, las faldas eran, por lo general, cortas. Las faldas y blusas se pusieron de moda en la década de 1890. 

Tradicionalmente, los niños usaban vestidos hasta los cinco años para que fuera más fácil cambiarles los pañales. Los vestidos para niños por lo general tenían botones de metal en lugar de botones recubiertos en tela. Los niños más grandes usaban bragas, camisas, chaquetas y gorras. Los niños provenientes de la clase alta podían usar trajes Fauntleroy, que consistían de una chaquetade terciopelo, pantalones y un cuello de encaje. A fines del Siglo XIX, se pusieron de moda los trajes de marinero para niños y niñas luego de que la Reina Victoria vistió a su hijo mayor en uno.

Las madres vestían a sus bebes en largas enaguas de franela o algodón, capuchas de encaje y, a veces, una capa. Las familias más prósperas compraban atuendos infantiles más elaborados, decorados con encaje y bordados. Era costumbre que los bebes vistieran prendas blancas. Se puso muy de moda pasear a los bebes en cochecitos, según el Museo Victoria & Albert.

 

047
Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria - Av. Rivadavia 1523 – Piso 5 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
C1033AAF, Argentina - Teléfono: (+54.11) 4381.0001 Fax: (+54.11) 4384.9002
Mail: info@ciaindumentaria.com.ar