Informe Importaciones Prendas de Vestir: Enero – Noviembre 2018

INFORME IMPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –NOVIEMBRE 2018

 

Durante el mes de noviembre de 2018, las importaciones de indumentaria registraron una caída del -19% en dólares y del -13% en kilogramos en comparación con noviembre de 2017 (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto). De esta manera, las compras al exterior continuaron reduciéndose -al calor del nuevo tipo de cambio y los bajos niveles de consumo del mercado interno- ubicándose en torno a los USD CIF 26 millones y 1,1 millones de kilos.

También, sufrieron bajas los precios promedio por kilo importado en el mes de noviembre que pasaron de USD/Kg 26,19 en el 2017 a USD/Kg 24,30 en noviembre de 2018. Esto implica una caída de precios del orden del -7%.

No obstante la contracción del nivel de importación mensual verificado desde septiembre -inclusive-, el acumulado de los primeros once meses del año 2018 continúa por encima de los niveles del mismo período del año anterior; año durante el cual las importaciones habían resultado las más altas de la década.

En rigor, en el período enero-noviembre de 2018 el valor importado ascendió a los USD CIF 479,4 millones mientras que el volumen se ubicó en torno a los 21,8 millones de kilos y el precio por kilo promedió USD/Kg 22,02 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Así, se verificó que las importaciones se incrementaron un +10% en dólares y un +17% en kilogramos con precios promedio por kilo un -6% por debajo de lo registrado en el mismo período del año anterior. En relación al mismo período del año 2015, estas variaciones resultaron del +91%, +139% y del -20%, respectivamente.

Para los próximos meses se espera que el nivel de importaciones continúe cayendo en función de estos nuevos precios relativos, es decir, al menos hasta que la devaluación se traslade en mayor medida a los costos de producción y en tanto y en cuanto el salario de la población no recupere poder de compra.   

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

Desde Aquí podrán descargar el Anexo Estadístico 

 

INFORME EXPORTACIONES PRENDAS DE VESTIR: ENERO – SEPTIEMBRE 2018

INFORME EXPORTACIONES DE PRENDAS DE VESTIR 

Capítulos 61 y 62 del Nomenclador Común del Mercosur

Período considerado: ENERO –SEPTIEMBRE 2018

 

Las exportaciones de indumentaria continuaron cayendo durante el mes de septiembre. Promediando un total de USD FOB 1,5 millones y 33 mil kilos, las bajas alcanzaron el -60% en dólares y -63% en kilos en relación al mismo mes del año anterior (ver Cuadro Nº2 del Informe adjunto).

El precio por kilogramo del mes alcanzó los USD/Kg 44,7 cayendo con respecto a agosto pero creciendo USD/Kg 3,60 en relación a septiembre del año anterior. Asimismo, elevó el promedio del acumulado anual ya que este último se ubicó en torno a los USD/Kg 41,83 (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto).

En el agregado de los primeros nueve meses del año, se registraron ventas al exterior por USD FOB 16,2 millones y 387,6 mil kilos en volumen (ver Cuadro Nº1 del Informe adjunto). Así, las exportaciones continuaron con la tendencia a la baja a pesar de la mejora del tipo de cambio: -20,4% en dólares y -15% en kilos en enero-septiembre de 2018 y en relación al mismo período del 2017. Estos registros son, en buena medida, explicados porque las firmas se encuentran atravesando un complicado panorama productivo vinculado a las dificultades para acceder al financiamiento, las altas tasas de interés, el incremento de costos de producción, las intermitencias en la cadena de pagos, etc. Además, ganar mercados en el exterior lleva un tiempo considerable por lo que una mejora cambiaria en términos reales debería sostenerse en el tiempo de cara a tener efectos sobre las exportaciones a la par que debería ser acompañada de otras medidas de política pública de fomento.

Comparando estas cifras con el año 2015, la caída resulta aun mayor: en los primeros nueve meses de 2018 el valor exportado se contrajo un -61% mientras que el volumen, un -49%. A su vez, en relación al año 2012 –año récord de exportaciones del sector-, estas cayeron un -79% y -75%, respectivamente. De esta manera, los datos del acumulado del 2018 muestran que los valores y volúmenes de exportación resultan los más bajos de -al menos- los últimos 17 años (ver Gráficos Nº 1 y 2 del Informe adjunto).

En relación a los precios promedio por kilo del acumulado anual, estos profundizaron la baja cayendo un -6,4% en relación al mismo período del 2017 y un -23% en relación al mismo período pero de 2015.

En el marco de un mercado interno con menor volumen de ventas y con aumento de la participación de los productos importados, las exportaciones resultan insuficientes para impactar de manera positiva y contundente sobre la industria de la confección local. De sostenerse el nuevo tipo de cambio real, este  tenderá a impactar positivamente sobre la competitividad precio de nuestras ventas al exterior por lo que su impulso a través de distintas medidas de incentivo serán clave de cara a potenciar sus efectos.

Por último, vale resaltar que el precio por kilo del período rondó los USD/Kg 41,83 mostrando un amplio diferencial con el precio promedio por kilo de la mercadería importada que promedió los USD/Kg 21,79 en el mismo período. Este diferencial se explica, en gran medida, por el alto contenido de valor presente en las exportaciones argentinas de indumentaria, particularmente en materia de diseño, y permite inferir su gran potencial en ese sentido.

INDEC: Los cambios en la publicación de datos de comercio exterior

Hace varios meses que el INDEC ha discontinuado la desagregación otrora habitual con la cual presentaba los datos de comercio exterior. Muchos datos ahora figuran bajo la etiqueta ‘Confidencial’ – impidiendo conocer con precisión buena parte de los datos que solemos analizar como los agregados comerciales por capítulo, los destinos de exportación y las operaciones de algunas posiciones en particular, entre otras cuestiones.

Según el organismo, y en función de proteger el secreto estadístico, se agrupan bajo esta categoría ‘confidencial’ las operaciones con un número insuficiente de operadores (menor a tres). Por otro lado, si la posición arancelaria NCM tiene un número suficiente de operadores, se muestra el total operado durante el mes de referencia pero, si el país de destino u origen tiene un número insuficiente de operadores para el ítem de la NCM, el país se muestra enmascarado con el código “999”, cuya descripción también es ‘confidencial’ incluso a nivel país y producto.

Esto reviste gran relevancia para nuestro sector y genera preocupación ya que dificulta el análisis de la coyuntura sectorial y obstaculiza el seguimiento del comercio y detección de potenciales casos de dumping, entre otras cuestiones.

En este marco, el presente informe estadístico cuenta con un alto componente de operaciones bajo el rótulo de ‘confidencial’ por lo que debe tenerse más que presente a la hora de elaborar las conclusiones particularmente vinculadas a países de origen de las importaciones y a productos importados (Cuadros Nº3 a Nº7).

Por último, cabe señalar que tanto desde la CIAI y como desde la Unión Industrial Argentina se continúan haciendo gestiones de cara a restablecer el flujo y la calidad de los datos. Los mantendremos informados a este respecto.

DESDE AQUÍ PODRÁN DESCARGAR EL ANEXO ESTADÍSTICO 

 

Cuánto incide la industria textil-indumentaria en una jornada económica

La semana pasada el Ministerio de Hacienda de la Nación publicó la estimación del impacto económico por sector tras el paro general del 25 de junio. En base a datos publicados por el Gobierno, durante la jornada la pérdida económica total estuvo valuada en alrededor de $28.000 millones. De este total, aproximadamente $5.400 millones correspondió al sector de la industria manufacturera dejando en evidencia que la industria resulta el sector que genera la mayor contribución de valor a la economía nacional.

Ahora bien, si tomamos solo el segmento industrial de la cadena textil-indumentaria este número ascendería a los $300 millones en solo un día hábil y sin tener en cuenta al segmento vinculado al comercio (estimación CIAI en base a INDEC).

De esta manera, la industria textil-indumentaria continúa mostrando una posición de peso en el entramando productivo local generando valor agregado, impulsado la creación de empleo y traccionando al conjunto de la economía.

Fuente: American Retail en base a Ministerio de Hacienda

 

 

¿Qué y Cómo consumen los jóvenes?

El pasado 5 de diciembre la CIAI participó del lanzamiento del Observatorio de Consumo Joven de la Universidad de Palermo. En dicho evento se presentaron los primeros datos del estudio que llevaron adelante en busca de identificar los principales patrones de consumo de los jóvenes de entre 18 y 30 años de la Ciudad de Buenos Aires.

Los resultados están basados en el análisis de 382 casos seleccionados de modo tal que la muestra resulte estadísticamente significativa, es decir, siguiendo los lineamientos del último Censo en términos de género, rangos etarios, zonas de la ciudad y nivel socioeconómico.

Asimismo, se dividieron los resultados en tres grandes dimensiones: mundo joven, consumo económico (incluye sección especial de indumentaria) y consumo cultural.

1. Mundo Joven

Gustos | Se destacaron, en el primer lugar el deporte seleccionado por el 46% de los encuestados, seguido por la música (45%). Recién en un segundo escalón se encontraron la salud y el bienestar, la tecnología y el cine.

Objetivos de vida | La mayoría consideró que formar una familia era su prioridad (24%) mientras que el 19% eligió viajar como primera opción.

Referentes | Lionel Messi se posicionó como el principal referente de la juventud porteña con el 9,6% mostrando, además, cierto nivel de dispersión entre los resultados en esta categoría. Diego Maradona (4,2%) y Steve Jobs (2,9%) compartieron el podio con el segundo y tercer lugar, respectivamente. Completan la lista Gustavo Cerati, Frida Khalo, Luciana Aymar, Marcelo Tinelli y Bob Marley.

Espíritu emprendedor | Otro punto que evidencia el cambio en las nuevas generaciones radica en el espíritu emprendedor ya que la gran mayoría -70%- trabaja de forma independiente o cuenta con aspiraciones para generar su propio negocio. Se resalta, además, que cuenta menor la edad dentro del rango joven, mayor el espíritu emprendedor.

2. Consumo económico

¿Cómo consumen los jóvenes? | A la mayoría de ellos les gusta ir de compras (59%), suele comprar en los mismos lugares (60%), compra lo que le gusta en el momento (57%), siempre intenta aprovechar descuentos o promociones (66%), prefiere pagar con tarjetas de crédito o débito (54%) y tiene en cuenta la marca al momento de comprar (54%).

Si bien no es la mayoría, el 40% es fiel a una marca en particular, en ese sentido, firmas como Nike, Adidas, Zara y Apple. Aparecen también las marcas como Rapsodia, Jazmín Chebar, Tommy Hilfiger, El Burgués, Levis, Sarkany, Kosiuko, Ona Saez, Prune y Complot, entre otras.

Atributos de marca | Tres son los atributos que más dicen apreciar los jóvenes en relación a una marca. Estos son la calidad (50%), en segundo lugar el precio (34%) y en tercer lugar que la marca sea creativa (32%).

Publicidad | Si bien la mayoría intenta evitar las publicidades (45%) también la mayoría suele comprar en base a la información que obtiene de estas (40%) y en segundo lugar a través de comentarios de amigos (39%).

TECNOLOGÍA

Compras | El 60% de los jóvenes compró un celular en el último año.

Modalidad | Solo el 36% efectuó la compra de forma presencial.

Origen | El 59% compró las prendas del último mes en Argentina.

Forma de pago | El 53% abonó con tarjeta de crédito.

Motor de compra | Para decidir la compra en tecnología los jóvenes buscaron información en diversos lugares antes de realizarla (25%) y en segundo lugar, siguieron las recomendaciones de amigos (24%). La experiencia previa con la marca apareció recién en tercer lugar (23%).

Definición propia |  La mayoría de los jóvenes se definen a sí mismos como consumidores exigentes (85%), decididos (60%), racionales (72%), pacientes (52%) y que compran en distintos lugares (50%).

A diferencia de la tecnología la indumentaria presentó patrones de consumo muy diferentes especialmente en relación a la modalidad de compra, el origen y la forma de pago:

INDUMENTARIA

Compras | El 78% de los jóvenes compraron ropa en el último mes, la gran mayoría con ingresos propios, mientras que el 67% compró calzado.

Modalidad | El 83% compraron ropa de forma presencial: el 52% en un negocio en la calle mientras que el 28% en un shopping. Solo el 16% recurrió a las compras online tales como MercadoLibre, redes sociales, plataformas online de las marcas.

Origen | El 83% compró las prendas del último mes en Argentina y el 17% en el exterior.

Forma de pago | El 50% abonó en efectivo mientras que el 34% con tarjeta de crédito.

Motor de compra | A los jóvenes la experiencia con una marca fue el principal motor en la compra de indumentaria (42%) y en segundo lugar, las recomendaciones de amigos (19%). Los comentarios de famosos o influencers y las publicidades en sus distintos formatos sumaron un total de 20%

Qué tener en cuenta | A la hora de comprar prendas de vestir los jóvenes aprecian más la calidad del producto (33%) y recién en segunda instancia que ‘les quede bien’ (24%). El estilo y el sentirse representado con la prenda aparece en tercer lugar con el (15%) y la comodidad en cuarto lugar (10%).

Definición propia |  La mayoría de los jóvenes se definen a sí mismos como consumidores exigentes (74%), decididos (57%), racionales (54%), pacientes (53%) y que compran en distintos lugares (53%).

Vacaciones

Los jóvenes valoran más que otras generaciones el tiempo libre y el espacio de vacaciones y viajes. El 63% de la juventud tomó vacaciones en el último año, la mayoría acompañados por su familia (43%). Los destinos más elegidos resultaron ciudades de Argentina (38%) o del resto de América Latina (33%) a la par que, en general, fueron elegidos en base a recomendaciones de amigos (36%) o por costumbre (33%).

Economía personal

Ahorro | Solo el 63% de la juventud ahorra debido a imposibilidades económicas o decisiones personales. De estos, el principal motivo para ahorrar es alcanzar un objeto concreto, en general un viaje. Solo el 4% ahorra para comprar a prendas de vestir.

3. Consumo cultural

Actividades | La mayoría suele mirar series o películas en su casa (52%) al menos una vez al mes siendo esta la actividad más realizada. En segundo lugar, aparece la salida a bares o pubs (44%) y a cervecerías (33%).

Deportes | Solo el 19% no realiza ningún tipo de actividad física asiduamente.

Contenidos audiovisuales | El 81% escucha música a través de aplicaciones como Youtube y Spotify mientras que los contenidos más consumidos están vinculados a series: el 70% mira al menos una. Las más vistas resultaron Game of Thrones, Breaking Bad y el clásico Friends.

Redes sociales | La red social más utilizada por los jóvenes es Instagram (70%) y en segundo lugar Youtube (66%). Facebook comenzó a decaer ya que solo la mitad de los encuestados dice utilizarla.

Observatorio de Consumo Joven – Nov 2017

 

Carta del Presidente de la CIAI – Diciembre 2017

Claudio Drescher: “Hay que hacer un futuro sin trabajo infantil”

Los fabricantes de indumentaria nacional agrupados en la CIAI estamos comprometidos con cuidar a nuestros trabajadores. Procuramos cumplir siempre con las normas que garantizan su seguridad, su salubridad y las condiciones de formalidad en el empleo. Pero el contexto es arduo: en la Argentina, actualmente, en nuestra actividad hay 48 mil trabajadores en blanco, 50 mil en negro, y otros 100 mil cuentapropistas. Se estima que alrededor del 60% de la producción de ropa se realiza de modo informal. En este contexto, insistimos en que una de nuestras mayores preocupaciones es el combate al trabajo esclavo y precario, que no sólo implica condiciones inhumanas, sino también pone en riesgo a los más frágiles: niños, mujeres jóvenes, inmigrantes sin papeles.

Justamente, del 14 al 16 de noviembre pasado se realizó en Buenos Aires la “IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil”, donde nuestra Cámara estuvo presente como miembro de la Red de Empresas Contra el Trabajo Infantil.

En el encuentro se reforzaron los compromisos para cumplir la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantea la erradicación del trabajo infantil en todas sus formas para 2025 y del trabajo forzoso, la esclavitud moderna y la trata de personas para 2030. Dos datos son desgarradores: hoy en el mundo  hay trabajando 152 millones de niños y, de ellos, 72 millones ejercen trabajos peligrosos.

Adicionalmente, la Conferencia representó una oportunidad para abordar la temática desde distintos enfoques: estado de derecho y gobernanza; protección social y la transición de la economía informal a la economía formal; desarrollo local y trabajo rural; educación y trabajo infantil; peores formas de trabajo infantil y empleo juvenil; trabajo infantil y el trabajo forzoso en el marco de las migraciones; trabajo infantil y el trabajo forzoso en contextos conflictivos y humanitarios y en la explotación comercial sexual; empleo juvenil y cadenas de suministro.

Además, se hizo especial hincapié en la necesidad de abandonar la noción de que el trabajo infantil está relacionado con una “cuestión cultural”. Por el contrario, se insistió en generar acciones para demostrar que esto no es ni debería ser así.

Desde la CIAI hacemos nuestras las palabras que en la Conferencia pronunció Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo: “Sabemos lo que hay que hacer: un futuro sin trabajo infantil”.

 

Semáforo de la Indumentaria Argentina | Octubre 2017

La importación de ropa aumentó 68% medida en toneladas

Además, la facturación de indumentaria en valores se redujo 7% en shoppings del GBA y 5,3% en supermercados de todo el país.  Acá, un detalle de los 18 indicadores reunidos.

Según la nueva edición del Semáforo, la importación de indumentaria tomando julio de 2017 versus igual mes del año pasado creció en toneladas un 68% (en US$, creció 19,5%). Esto ocurre al mismo tiempo que cae la venta del rubro un 7% en shoppings del GBA y un 5,3% en los supermercados de todo el territorio nacional.

Respecto de la producción de ropa entre el 2º trimestre de 2017 e igual período de 2016, cayó 5,8% (todas las fuentes aparecen en los archivos adjuntos). Respecto de las exportaciones, entre julio de 2017 y julio del año pasado, las mismas registraron una caída en valores de 18,6%. Los costureros en relación formal de dependencia perdieron 3325 puestos de trabajo (un 6,9% menos) según la última información disponible (I trimestre 2017 vs I trimestre de 2016). Mientras tanto, se estima que el retroceso de puestos informales de costureros fue de 30.000 personas entre 2016 y 2015.

En lo que respecta al precio de las importaciones de ropa, se redujo 29% entre el último julio e igual mes de 2016, mientras que el precio doméstico de la indumentaria creció 19,2% comparando agosto 2017 versus agosto 2016. Y se agregan dos datos más: la tasa de interés para el financiamiento en cuenta corriente de las pymes ascendió en agosto último a 34,5%, y la suba de la tarifa de energía eléctrica, que acumuló en CABA un 92,1% de aumento entre agosto 2017 e igual mes de 2016.

Por otra parte, el tipo de cambio real (TCR) con China retrocedió 2,5% entre agosto de este año e igual período de 2016 (hay que acotar acá que cuanto más se reduce el TCR, más retrocede la competitividad argentina). A ello se agrega que en los comercios minoristas del rubro, la venta de ropa retrocedió 1% entre agosto 2017 y agosto 2016. A la vez, la nafta súper vio crecer su valor un 15,6% en el mismo período.

Por último, el Semáforo de la Indumentaria Argentina aporta otros tres datos: las expectativas sobre crecimiento del PBI, que en julio último esperan una suba de 2,8%; el poder adquisitivo de los asalariados formales, que subió 3,2% comparando agosto de 2016 y agosto de 2017. Finalmente, el Semáforo consigna que la confianza del consumidor, entre agosto y julio últimos, aumentó 12,1%.

Sobre el Semáforo de la Indumentaria Argentina

El Semáforo de la Indumentaria Argentina desarrolla 18 variables con los principales números del sector. A comienzos de cada mes brindaremos esta herramienta actualizada a los medios de comunicación y a la opinión pública, de modo de contar con una fuente de información confiable y permanente sobre la actividad.